Política

ONU advierte de importantes retrocesos socioeconómicos en Costa Rica

Naciones Unidas señala que el país tendrá que hacer un gran esfuerzo si desea reducir la pobreza, el deterioro educativo y los problemas de empleo

La Organización de Naciones Unidas (ONU) lanzó un llamado urgente a Costa Rica para que acelere el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), a nueve años de que se cumpla el plazo acordado por 192 países miembros para implementar mejoras en la calidad de vida de sus habitantes.

El organismo internacional advirtió a Costa Rica que “deberá dar un salto exponencial” si pretende cumplir con las metas en áreas como combate a la pobreza, promoción social y creación de trabajo decente.

Mediante una revisión, Naciones Unidas reportó que nuestro país presenta importantes avances en protección del ambiente, acceso a la salud pública, promoción de derechos humanos y defensa de la democracia, pero importantes retrocesos socioeconómicos en su población.

El ente también expresó, mediante un comunicado de prensa, su preocupación “por los discursos de odio y discriminación que han venido ganando terreno”.

Las observaciones ocurren en el quinto aniversario de la firma de la Agenda de Desarrollo Sostenible por parte de nuestro país, celebrada en setiembre de 2016. Costa Rica fue la primera nación en acordar un pacto social para cumplir con dichos objetivos.

El avance de Costa Rica

Naciones Unidas realizó un análisis de datos que permitió encontrar importantes avances de Costa Rica en el área ambiental y energías renovables, pero muchos desafíos claves en temas de desarrollo socioeconómico.

A continuación los apuntes del organismo sobre Costa Rica.

Objetivo 1: Poner fin a la pobreza

Un 26,2% de los hogares viven en pobreza por efecto de la pandemia, mientras que la pobreza extrema alcanza al 7% de las familias costarricenses.

Objetivo 2: Hambre cero

Cerca de 200.000 personas padecen de hambre en el contexto de la pandemia de coronavirus. Asimismo, la doble carga de malnutrición ha aumentado producto del consumo de alimentos y estilos de vida poco saludables.

Un 34% de los estudiantes entre 6 y 12 años de centros educativos padece de sobrepeso u obesidad. En la población adulta, el 67% de las mujeres y el 62% de los hombres presentan sobrepeso y obesidad.

Objetivo 3: Salud y bienestar

Naciones Unidas resaltó el sistema de seguridad social de Costa Rica como uno “de los mejores y más robustos del mundo”.

Además, destacó la baja mortalidad materna e infantil, así como la importante reducción de embarazos adolescentes.

También, rescató que un 95% de los niños tienen el esquema de vacunación recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No obstante, también demandó mayor universalización de servicios de salud. “Si bien la cobertura de la población en el sistema de salud es alta (85%), hay regiones como la Huetar Norte (79%) y la Huetar Atlántico (80,5%) que tienen coberturas menores”.

Objetivo 4: Educación de calidad

Un 99% de la población costarricense está alfabetizada. Sin embargo, el porcentaje de personas jóvenes que asisten a la educación regular “disminuye considerablemente de acuerdo a la edad”.

Si bien un 90% de los adolescentes entre 15 y 17 años asiste a la educación regular, ese porcentaje desciende a un 46,3% en jóvenes entre 18 y 24 años.

Además, un 16% de jóvenes entre 15 y 24 años no estudia ni trabaja y tampoco ha recibido un curso de capacitación. Ese porcentaje se incrementa entre un 22 y 29% en cantones rurales y costeros.

“La pandemia por COVID ha contribuido, tal cual lo ha expresado el reciente lanzamiento del Estado de la Educación, a que el país experimente un apagón educativo que ha generado rezagos en el aprendizaje y tendrá impactos en la exclusión educativa y en el desarrollo social y económico de Costa Rica.

“Esta pandemia también dejó en evidencia que más de 400.000 niños, niñas y adolescentes no tienen acceso a las tecnologías necesarias (conectividad y equipos) para acceder a la educación a distancia, por lo que urge que Costa Rica pueda tomar medidas para erradicar la brecha educativa y alcanzar la alfabetización digital”, añadió la ONU.

Objetivo 5: Igualdad de género

Solo un 9,8% de las alcaldías están en manos de mujeres. Alrededor del 40,5% de los cargos directivos también están ocupados por ellas, pese a tener mayores niveles educativos que los hombres.

Además, las mujeres costarricenses sufren más desempleo, casi 10 puntos porcentuales por encima de los hombres, al tiempo que tienen salarios menores que los hombres.

“Si bien el país ha tenido avances en el reconocimiento y atención de formas de violencia contra las mujeres que habían sido naturalizadas e invisibilizadas, como el acoso callejero, las relaciones impropias, la violencia política y la violencia obstétrica todavía persisten grandes desafíos para lograr la igualdad”.

Objetivo 7: Energía accesible y no contaminante

Nuevamente Naciones Unidas coloca a Costa Rica como líder mundial en el área.

La cobertura eléctrica es de un 99,4% con un sistema “único e interconectado”.

Un 33,7% de la energía utilizada a nivel nacional proviene de fuentes renovables. No obstante, la mayor brecha de consumo energético sostenible en el país corresponde a combustibles fósiles en el sistema de transporte.

Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico

La tasa de desempleo es de 18,1%. Las mujeres son las más afectadas, con un índice de desocupación forzosa de 24,6%, en comparación con 13,7% de los hombres.

Un 86% de los empleos netos creados en el periodo 2010-2019 fueron informales.

El salario promedio por hora de los hombres en el sector público es 1,5% mayor que el de las mujeres, mientras que en el sector privado la diferencia es de 6,8%.

Objetivo 10: Reducción de las desigualdades

“La desigualdad en Costa Rica, lejos de reducirse, ha venido creciendo sistemáticamente durante los últimos 10 años. Mientras en 2010, la tasa de GINI era de 0,507, en 2020 llegó a 0,519.

“Grupos específicos también experimentan mayores desigualdades en diversas áreas: solo 5% de personas afrodescendientes tienen acceso a un trabajo profesional o científico, mientras que el 57,3 % se dedica a actividades de baja o nula calificación como la producción artesanal, la operación de maquinaria y ensamblaje, y otras ocupaciones elementales.

“Solo 13% de las personas indígenas logran concluir sus estudios secundarios. En Costa Rica más del 56% de las personas con discapacidad se encuentran desempleadas”.

Objetivos 11 y 13: Comunidades sostenibles y acción por el clima

Costa Rica tiene “una trayectoria coherente” con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura media mundial a 1,5 °C.

Asimismo, la ONU destaca que el Fondo Verde del Clima otorgó un reconocimiento por $54,1 millones “por su exitoso desempeño climático en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero”.

También resaltó el “ambicioso” plan para descarbonizar la economía al año 2050, y que un 100% de los gobiernos locales posea y aplique estrategias para la gestión de riesgo.

Objetivos 14 y 15. Vida y ecosistemas terrestres y submarinos

En Costa Rica habitan más de 120.000 especies conocidas, cerca del 6,5% de la biodiversidad mundial.

El país aumentó en más de un 26% la superficie terrestre protegida y en un 2,75% la superficie marina.

Un 57,46% del territorio cuenta con cobertura forestal y un 25% del espacio es Área Silvestre Protegida. Asimismo, el 48,87% de las aguas territoriales es Área Marina Protegida.

“Costa Rica ha tomado decisiones clave para proteger el ambiente y asegurar el cuidado de ecosistemas terrestres y submarinos”.

Para asegurar el cumplimiento de los 17 objetivos en 2030, la ONU llamó a las autoridades nacionales a tomar decisiones “innovadoras” que incluyan alianzas público-privadas, así como la incorporación de jóvenes, mujeres y productores a espacios para la priorización y generación de acciones.

La coordinadora residente de Naciones Unidas en Costa Rica, Allegra Baiocchi, se refirió sobre los alcances logrados por el país hasta el momento. Ella aseguró que el siguiente paso en las áreas con mejorías es universalizar los logros para los habitantes de todo el territorio nacional.

“El reto ahora es consolidarlos y asegurar que se convierten en una realidad concreta para cada habitante, sin importar en dónde vive, su país de origen o su color de piel. La meta es un desarrollo sostenible e inclusivo para todas y todos, sin dejar a nadie atrás”, manifestó.

Naciones Unidas reconoció que la pandemia de covid-19 generó graves consecuencias en los avances socioeconómicos que habían logrado muchos de los países durante las tres últimas décadas, especialmente en áreas como pobreza, salud pública, desempleo y desigualdad.

“La vía adecuada para la recuperación de los impactos de la pandemia y dar respuesta a la crisis climática, es a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por lo cual, podemos afirmar con seguridad que estos objetivos son más importantes hoy que nunca”, afirmó Baiocchi.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.