Juan Fernando Lara Salas. 24 marzo, 2020
Gobierno y operadores públicos y privados de telecomunicaciones confirman una demanda atípica de Internet en el país a mayor uso de servicios de televisión en línea y por teletrabajo. Incluso prevén picos mayores en el tráfico de datos. (Imagen con fines ilustrativos) / Fotografía: Archivo LN.
Gobierno y operadores públicos y privados de telecomunicaciones confirman una demanda atípica de Internet en el país a mayor uso de servicios de televisión en línea y por teletrabajo. Incluso prevén picos mayores en el tráfico de datos. (Imagen con fines ilustrativos) / Fotografía: Archivo LN.

No se limitará el uso de Internet ni el acceso a servicios en línea.

Esta es la decisión que confirmó el ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), Luis Adrián Salazar, pese al aumento en el trasiego de datos sobre redes fijas y móviles debido a todas las medidas aplicadas para frenar el contagio del nuevo coronavirus.

Entre las disposiciones más importantes están el teletrabajo para la mayor cantidad posible de empleados de todos los sectores, así como lecciones virtuales.

Este lunes, Salazar se reunió con proveedores públicos y privados de telecomunicaciones; así como miembros la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), para revisar el crecimiento en el uso de banda ancha, precisamente, porque hay mayor cantidad de personas en viviendas.

La razón es que la principal recomendación para evitar la propagación de la enfermedad, covid-19, es permanecer en las casas, de ahí que se cerraran establecimiento y se suspendiera el curso lectivo.

El jerarca explicó que la semana anterior la demanda de ancho de banda nacional creció al menos 50% sobre redes fijas (enlaces a hogares). La semana antepasada, el incremento osciló entre 25% y 30%.

En cuando a Internet sobre redes móviles (telefonía celular), el crecimiento ha sido “moderado” y osciló entre 15% a 20%, la semana anterior.

“Las redes han soportado el peso de un incremento sustancial en el tráfico de datos. Es una situación extraordinaria y de alto impacto, pero la respuesta ha sido adecuada. Pedimos calma porque existe todo el esfuerzo para mantener las capacidades de teletrabajo, entretenimiento, trámites en línea y similares”, declaró.

Aseguró que el aumento en la demanda del servicio no implica algún tipo de intervención oficial para limitar el uso o restringir accesos a servicios como Netflix, YouTube u otros.

“Vamos a seguir funcionando bajo el principio de neutralidad de la red y sin limitar ningún tipo de acceso. Es una plataforma neutral y no vamos a generar ninguna restricción. Más bien procuramos ofrecer algunas recomendaciones para un uso óptimo”, añadió.

Uno de esos consejos es evitar en lo posible, el envío de mensajes con archivos muy pesados, mantener de forma simultánea múltiples ventanas de navegación o varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo.

“Solicitamos esto porque creemos que la demanda del servicio sí podría seguir creciendo con picos más altos todavía”, adelantó.

El jerarca agregó que espera emitir, en conjunto con el Ministerio de Salud, un protocolo para que los proveedores sigan precauciones al visitar casas, condominios u otros inmuebles cuando acuden a reparar averías o instalar nuevos servicios.

“Ahí lo que estamos viendo con Salud es poder emitir un protocolo para ayudarnos todos a prevenir un contagio. Dependemos un poco de Salud, pero esperaría que esta semana se emita”, adelantó.

Comportamiento atípico

De acuerdo con José Gutiérrez, coordinador de la Comisión de Banda Ancha de la Cámara de Comunicación y Tecnología (Infocom), los evidentes cambios en el uso de Internet pueden conducir a una degradación del servicio por la propia estructura de las redes.

Según Gutiérrez, las velocidades de acceso a Internet siempre son asimétricas. Esto quiere decir que los planes de acceso proveen siempre una velocidad mayor para la descarga de información y una inferior para que el usuario envíe o “suba” información.

“El comportamiento habitual en casa es consumir más contenido respecto al que emitimos. Sin embargo, este paradigma cambia cuando hacemos teletrabajo o educación a distancia”, explicó.

Ahí, comentó el experto, los patrones están cambiando en los últimos días, cada vez con más usuarios generando más contenido desde aplicaciones colaborativas y, por ende, consumiendo más ancho de banda de subida.

“Dada la relación de asimetría, hoy es más probable que los usuarios alcancen el máximo de la velocidad de subida lo cual se podría traducir es una disminución de la experiencia de servicio”, aclaró.

El vocero de Infocom recordó que los usuarios atraviesan hoy “una situación excepcional, impredecible y sin precedentes” por lo cual el sector seguirá analizando el comportamiento de las redes para orientar acciones.