Juan Fernando Lara Salas. 18 marzo
Aficionados el 27 de junio del 2018 en el partido entre Suiza y Costa Rica en el Mundial de Rusia en el estadio Nizhny Novgorod. Durante ese torneo, se disparó el tráfico de Internet en Costa Rica para ver la transmisión de los juegos y las redes soportaron. / Fotografía de Damián Aroyo
Aficionados el 27 de junio del 2018 en el partido entre Suiza y Costa Rica en el Mundial de Rusia en el estadio Nizhny Novgorod. Durante ese torneo, se disparó el tráfico de Internet en Costa Rica para ver la transmisión de los juegos y las redes soportaron. / Fotografía de Damián Aroyo

“Hoy nuestras telecomunicaciones sostienen la capacidad operativa de Costa Rica y sí resistirán la prueba”.

Así lo afirmó Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), ante la eventual saturación en servicios de Internet, principalmente, por el incremento de personas en teletrabajo debido al covid-19.

La Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom) también respalda la afirmación, al asegurar que las redes de telecomunicaciones están listas para la exigencia de mayor conectividad requerida por teletrabajo, reuniones a distancia, capacitaciones en línea o incluso aulas virtuales; todas opciones que cobran fuerza como medidas preventivas esta emergencia sanitaria.

El Ministerio de Trabajo reportó este miércoles que, al pasado 17 de marzo, había 14.668 funcionarios de 56 instituciones del Gobierno Central laborando desde sus hogares. Ellos representan el 26,8% de la planilla de los ministerios.

De acuerdo con José Gutiérrez, coordinador de la Comisión de Banda Ancha de Infocom, ya son notables los cambios en el uso de Internet.

Normalmente, dijo, el momento de mayor demanda del servicio es entre las 6 p. m. y 10 p.m. cuando la mayoría de usuarios usan la web para fines de entretenimiento; mientras que la demanda es mínima entre la medianoche y las 5 a. m.

Ahora, en cambio, la demanda se distribuye a lo largo de la jornada, debido a que hay más personas en teletrabajo y estudiantes con lecciones virtuales, no en las aulas.

“Cuando había menos tráfico era por las mañanas y había más capacidad ociosa de banda ancha. Ahora se aprecia una crecida en el tráfico de datos por la mañana y tarde cuando antes el tráfico era menor. Es como si mucho tráfico de datos de la noche se haya pasado la jornada diurna”, comentó Gutiérrez.

Por ejemplo, en la semana del 6 al 13 de marzo, el trasiego de datos creció 26,3% en promedio, señaló Infocom. Tal incremento, dicen, no augura problemas.

Jose Pablo Rivera, miembro de Infocom y encargado de Regulación de Movistar Costa Rica, recordó que los proveedores de Internet en general han mejorado tanto las velocidades de Internet como sus capacidades para soportar un aumento en la demanda de datos.

“Las redes fijas y móviles se diseñan siempre en función de eventuales picos de tráfico. Por eso, siempre, durante buena parte del día, hay capacidad ociosa. Al crecer la demanda de datos, básicamente las redes la soportan sin que se pierda el servicio, porque así fueron creadas”, consideró.

De hecho, explicó Gutiérrez, los proveedores de Internet ya habían sufrido una demanda atípica de datos durante el Mundial de Rusia, entre el 12 de junio y 13 de julio del 2018, cuando miles de usuarios, durante la jornada diurna, generaron una demanda exponencial de datos para ver las transmisiones de los partidos.

Ambos empresarios aseguran que esta coyuntura especial de teletrabajo por el covid-19 no los tomó desprevenidos. Por el contrario, expresan, llega luego de que los operadores hicieran inversiones necesarias para soportar el incremento general del tráfico y el cambio temporal de hábitos de consumo.

El ministro Salazar aseguró que desde hace varias semanas, el Gobierno viene valorando junto a operadores públicos y privados distintos escenarios ligados a las telecomunicaciones debido a la importancia que cobran en este momento.

Continuidad del servicio, mantenimiento de las redes, monitoreo de patrones de consumo y más velocidad de respuestas en arreglo de averías han sido parte de los aspectos revisados.

“Gracias a la infraestructura que existe , hemos podido desalojar las calles para tener en las casas a personas informadas trabajando. Tenemos razones para creer que podremos enfrentar esta etapa especial”, explicó Salazar.

Édwin Estrada, viceministro de Telecomunicaciones, añadió que los operadores se han mostrado muy responsables con las mejoras implementadas tanto en el área de la atención de averías y servicio al cliente, como en la velocidad para responder a las llamadas.

Apenas el 13 de marzo, y como parte de acciones por la alerta sanitaria ante el nuevo coronavirus, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) anunció el aumento sin costo adicional de las velocidades de acceso de sus clientes de Internet fijo, con la idea de mejorarles sus condiciones de teletrabajo.

Esto abarca los servicios fijos de Internet de Kölbi hogar y Kölbi pymes que cuenten con fibra óptica y cuyas velocidades de acceso actual sean iguales o menores a 30 Megabits por segundo (Mbps).

Tales servicios “serán migrados automática y gratuitamente a una velocidad de hasta 50 Mbps por un mes, desde hoy”, informó el Instituto ese día.