Servicios

Chaves no dijo que el ICE tenía que devolver frecuencias de 5G, señala jerarca Marco Acuña

Acuña afirma que la instrucción de Chaves fue poner las frecuencias para 5G a disposición de la sociedad: ‘Eso es diferente a devolverlas y estamos analizando varios caminos’

Marco Vinicio Acuña Mora, presidente del Grupo ICE, afirmó que en la primera semana en el cargo notó estrés y desmotivación en el personal, así como mensajes en contra de su designación, lo que aumenta la presión de tener que honrar las promesas del presidente Rodrigo Chaves de mejorar las tarifas a los abonados y desplegar las redes 5G en Costa Rica.

El jerarca aseguró tener la capacidad de impulsar los “cambios importantes” que, según él, se avecinan. No obstante, reconoció que no sabe cuándo se concretarán las rebajas en el costo de la energía o se devolverán al Estado las bandas de transmisión necesarias para implementar redes de telecomunicaciones de quinta generación (5G).

De hecho, afirmó que la instrucción de Chaves no fue que el Grupo ICE devolviera las frecuencias para 5G, sino ponerlas a disposición de la sociedad: “Eso es diferente a devolverlas y estamos analizando varios caminos”, dijo.

El nuevo jerarca, a quien la administración pasada intentó destituir, conversó con La Nación el martes 31 de mayo sobre su visión del ICE.

Dijo que, aunque algunos grupos internos trataron de desacreditarlo, él quiere generar un cambio en el personal y “volver de alguna manera a sentirnos de sangre amarilla”.

En su video de saludo al personal, dijo que en la primera semana descubrió “muchos mensajes carentes de buenas intenciones”. ¿Qué clase de mensajes?

—En general, cuando una autoridad asume en el ICE, siempre se generan comentarios respecto a la persona que llega y hubo algunos grupos que de cierta manera trataron de desacreditarme a lo interno, a nivel profesional y ético. Lo que quise decir (en el mensaje) es que debían estar absolutamente tranquilos de que mi labor en el pasado y en el presente siempre se apega al deber que tengo en busca del interés público.

En su conversatorio con sindicatos, la semana pasada, les dijo que en ningún momento vendría a una empresa a hacerle mal o ir en contra de los objetivos de esta. ¿Eso lo dijo también por el tema de los mensajes “carentes de buenas intenciones”?

—Absolutamente. Lo que pasa ahí es que uno debe estar consciente de que se viene a un puesto muy importante para el grupo empresarial y para Costa Rica. Fue un llamado a nuestros compañeros de que venimos a hacer lo mejor por el país y la entidad. Ese fue el sentido de mi comentario.

El presidente Chaves ordenó en su discurso de toma de posesión que el ICE devuelva al Estado frecuencias para desplegar redes 5G y que se apliquen de manera inmediata las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) en el Grupo ICE para propiciar rebajas tarifarias. ¿Cuán difícil será ejecutarlas?

—Para hacer cambios hay que hacer cosas diferentes y tomar decisiones importantes. Ahora, quiero corregir algo y es que el presidente no dijo que tenía que devolver, sino que a nivel del Gobierno debíamos poner a disposición de la sociedad las frecuencias para 5G. Eso es diferente a devolverlas y estamos analizando varios caminos.

“Estamos evaluando junto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones una problemática que existe en un aspecto que compete al ICE y al Micitt para cumplir esa línea que viene de Zapote, debido a un grado adicional de dificultad. El gobierno anterior abrió un procedimiento administrativo desde el Ministerio para la recuperación de bandas de transmisión porque supuestamente Radiográfica Costarricense no las usa de forma eficiente. Topamos con esa específica dificultad”.

¿Y eso impide tomar un atajo o todo pasa por primero atender eso?

—Lo estamos evaluando. He sido muy abierto en señalar que dicho procedimiento está ahí y es algo con lo cual tenemos que trabajar. Eso se instauró en marzo de este año, casi al final del gobierno de Carlos Alvarado. Entonces vemos que, casi al cabo de cuatro años, no pudieron tomar una decisión y lo que hicieron al final fue abrir un procedimiento administrativo, el cual puede traer consecuencias al país.

¿Cómo, consecuencias? ¿Más atrasos?

—Consecuencias desde el punto de vista de que, si se demuestra en ese procedimiento que Radiográfica no está haciendo un uso eficiente, entonces el Estado podría recuperar las frecuencias.

¿Y si eso no se demuestra?

—Las conservaría Radiográfica. Entonces, lo que buscamos ahora es un balance de riesgos. Estamos viendo de qué manera orquestamos una salida beneficiosa para las partes.

Racsa tiene dos bloques de 100 megahercios susceptibles de devolverse y este ha sido el ruego de varios sectores hace años. ¿Se devolverán ambos bloques o conservará uno? ¿O eso se desconoce? El presidente impuso un semestre de plazo.

—Asumí hace tres semanas y estos son aspectos que tres gobiernos no han podido solucionar. Hablo de Laura Chinchilla, Luis Guillermo Solís y Carlos Alvarado. Hay una línea clara de que la sociedad costarricense debe contar con esa tecnología o perdemos competitividad frente a países que van adelante. Con esa línea clara, estamos haciendo los mayores esfuerzos para cumplir.

El tema de las NIIF es otro pedido puntual de Zapote. ¿Cuándo cree que el ICE honrará aplicarlas al 100% para abaratar las tarifas?

—Como bien lo dije, se está o no se está. En los estados financieros auditados del 2020-2021 se cumple a cabalidad con las NIIF y eso ha sido certificado, pero el tratamiento tarifario de arrendamientos, costos y gastos puede ser un tanto diferente al manejo de lo contable. Es verdad que hay aspectos que todavía no han sido reclasificados en apego a las NIIF como costos y gastos.

¿Por qué?

—Porque el tratamiento que se les debe dar no ha sido instaurado por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, que lo determina. Nosotros tenemos que dialogar con ellos para que eso ocurra, pero sin que impacte el equilibrio financiero de la institución, pero no solo eso, es el ICE quien tiene que enviar la información de cierta manera a la Aresep para que haga los estudios. En la última fijación tarifaria, nos quedó claro que debemos ir a una reclasificación completa de todo.

De este tema sin embargo se habla hace años …

—Lo que pasa es que esto tiene que ver con la voluntad del Instituto de hacerlo y estamos absolutamente convencidos que debemos hacerlo porque es lo correcto. Entonces, o estamos o estamos en NIIF. Hoy no estamos al 100% en el lado regulatorio y eso, repito, lo estamos trabajando con la Aresep para una reclasificación sin que se afecte el equilibrio financiero, lo cual es un principio también de la regulación tarifaria.

El Grupo ICE sigue bastante endeudado, no asegura excelencia y tampoco es ágil como usted mismo ha dicho. Tiene dos encargos puntuales de Zapote y usted, de entrada, invoca al personal a cerrar filas, pero topa como “muchos mensajes carentes de buenas intenciones”. ¿Cómo planea lograrlo?

—Desde el punto de vista organizacional, para hacer cambios se necesita personal motivado y comprometido con la causa. Mi experiencia e historial profesional me dan suficiente respaldo en conjunto con mi equipo para generar un cambio positivo y, cuando digo mi equipo, hablo de todo el personal; esto implica darles condiciones a estos trabajadores para lograrlo.

¿Por ejemplo?

—Volver de alguna manera a sentirnos de sangre amarilla.

¿Cómo?

—Lo digo de esta manera porque he notado cierta desmotivación en el personal en vista de decisiones tomadas en la administración pasada que trajeron cierta indisposición.

¿Algún ejemplo de tales decisiones?

—No entraré en detalles, pero son decisiones administrativas que han dañado la motivación de las personas y quisiera que volvamos a tener un grado de motivación mayor para poder establecer los cambios. Y se lo digo porque he notado un estrés bastante elevado en el personal por cosas, creo yo, que debieron haberse hecho mejor como, por ejemplo, el proceso de reorganización del ICE. Sin embargo, no estamos en posición para someter a las personas a más estrés y vamos a revisar lo actuado para tomar las decisiones pertinentes.

¿Y esa revisión de lo actuado sería revertir toda la reorganización?

—No puedo decir esto en este momento y creo que esa no sería la vía, pues sería someter a la organización a más estrés en menos de un año. Lo efectuado, que yo esperaría se hubiese hecho de mejor manera y con mejores prácticas, lo estamos evaluando.

Usted no apoya que el Centro Nacional de Control de Energía (Cence) salga del control del ICE. No obstante, la Aresep, la Contraloría y sectores empresariales que le pasan tocando la puerta al presidente creen que liberar al Cence del ICE traería rebajas.

—Los centros de control de despacho de energía eso hacen: despachar y controlar el servicio eléctrico con parámetros de calidad y seguridad establecidos. Eso es todo. Lo que ha sucedido es que al Cence se le han dado potestades que, a mi criterio, no debería tener como la gestión de contratos de generación privada porque esos contratos los firma el gerente de electricidad de ICE y el representante legal de la empresa dueña de la planta privada. Es un negocio del ICE y el Cence es una dependencia que debe operar el sistema eléctrico de manera estable. Hay aspectos comerciales que el Cence no debería tener, ese es uno. Hay otro que es el tema de la gestión en el Mercado Eléctrico Regional. El Cence lo que debería limitarse es a programar esas transacciones, pero esa gestión comercial debería estar en el ICE y no en el Cence.

”Se ha dado una mezcla y puede existir una percepción de que las cosas no se hacen de manera transparente, pero es solo un percepción. Tiene algunas responsabilidades que no le competen y en esta administración actuaremos para que exista una mayor concentración en las tareas que sí le competen. Así, cuando se lleva todo esto a un nivel solamente de control técnico, se suprimen especulaciones respecto al tema comercial que es donde está, creo yo, el clamor”.

Pero si se despoja al Cence de esas competencias comerciales y nada más interprete un papel técnico neutral, entonces, ¿por qué no soltarlo?

—Esa es una pregunta interesante. ¿Usted sabe quién en Costa Rica tiene la responsabilidad legal de abastecer la demanda eléctrica?

Sí, el ICE.

—Le pongo este escenario ¿Qué pasaría si el Cence no dependiera del ICE y ocurre un problema de suministro por alguna mala operación del sistema eléctrico? Legalmente ¿a quién le corresponde esa responsabilidad? Al ICE. Entonces, si usted quiere que yo maneje el taxi y soy responsable del taxi, no puedo darle el volante a otro porque, si me chocan el taxi, entonces tengo que asumir algo que no hice. Entonces, no puedo permitir que se me entregue una responsabilidad si no puedo controlarla.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.