Servicios

Director de Cámara de Comercio: ahora sigue avanzar a 5G

Hoy, el servicio celular en Costa Rica permite a los usuarios hacer todo tipo de transacción desde su mano; la tendencia se afianzará con la tecnología de quinta generación

Con la universalización del servicio celular, en Costa Rica cambió la organización de actividades y el acceso a bienes y servicios. Sin embargo, la evolución de este mercado apunta a transformaciones aún más profundas.

“Hoy tenemos en la mano el mundo completo, podemos hacer lo que sea: transacciones internacionales y nacionales en plataformas de comercio electrónico, adquirir bienes y servicios y hacer transacciones bancarias como dar o recibir pagos. Como el cambio es gradual, no lo sentimos pero todo cambió”, asegura Alonso Elizondo Bolaños, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Costa Rica.

Elizondo recordó que hace 10 años, antes del ingreso de compañías extranjeras, el mercado de telefonía celular estaba cautivo y se consideraba un lujo el poseer un celular.

“En ese momento, nuestros vecinos de Centroamérica, tenían avances que los ticos envidiábamos. Hoy está clarísimo que, como dice el dicho, la madre de la eficiencia es la competencia”, expresó.

Sin embargo, el comerciante consideró que Costa Rica ahora requiere avanzar hacia redes de quinta generación móvil o 5G porque, según dijo, esa evolución de las telecomunicaciones “es una necesidad”.

Indicó que la actual y futura penetración del servicio y su mejora tecnológica, atizan la descentralización de las personas en el territorio, lo cual les facilita su participación en la economía (para aportar o recibir bienes y servicios) sin moverse al centro del país.

“En teletrabajo, por la pandemia, hoy alguien con un teléfono puede estar en cualquier sitio del país siguiendo la reunión virtual del trabajo, o del lugar de estudio o planeando actividades en los grupos de WhatsApp laborales o personales”, mencionó.

A su juicio, más bien es “crítico impulsar 5G para dinamizar aún más los negocios y actividades”; una evolución con la cual acabará la noción material de algunas cosas.

Como ejemplo, citó que con 5G las tarjetas de plástico bancarias para crédito y débito desaparecerán porque la función del dispositivo de plástico se mudará al teléfono como una aplicación más sofisticada y segura que la propia banca ofrecerá cuando su actividad también evolucione conforme al avance de la tecnología.

“Ese es el futuro pero realmente lamento que quien debe estar al frente de esta innovación no sea el Gobierno que, en realidad, no hace nada y le ha seguido el juego al ICE (Instituto Costarricense de Electricidad). Sin embargo, no quepa duda de que 5G será una herramienta de educación, de trabajo y negocios más fuerte”, aseveró.

Maryleana Méndez Jiménez, exdirectora de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) del 2009 al 2017, señaló que el cambio que traería 5G implicará también una migración de la responsabilidad de reguladores sectoriales como Sutel y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) hacia otras autoridades.

“Deberíamos empezar a reflexionar qué tipo de regulaciones se deben aplicar en un mercado tan evolucionado como el nuestro; vamos a una economía más digitalizada. Esto cambia la perspectiva de regulación y de impulso y desarrollo de otros sectores. Al 5G deberíamos darle una vocación productiva para Costa Rica”, explicó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.