Juan Fernando Lara. 19 septiembre
Vista de una de las secciones del parque temático natural Sensoria 'Land of Senses
Vista de una de las secciones del parque temático natural Sensoria 'Land of Senses", localizado al norte del Volcán Rincón de la Vieja en Upala, Alajuela / Sensoría Land of Senses para LN.

“Hemos tenido cancelaciones de todos los tours por temor de los turistas", reveló Fernando Madrigal, quien maneja Sensoría, un parque temático natural con bosques y cataratas en las faldas del volcán Rincón de la Vieja, en Guanacaste.

“Tenemos puras pérdidas y, con los tres tours que sí tuvimos (la semana pasada), desgraciadamente el regreso de los clientes a sus hoteles se tardó seis horas. Todo mal. Nada bueno para ellos, ni para nosotros”, se quejó Dicgiana Gómez, microempresaria y tour operadora de Mardigi Tours, que ofrece paseos en Guanacaste y que, dada la falta de turistas por las protestas de los huelguistas, decidió no hacer más viajes hasta que el paro acabe.

Trevor Bernard, del Hotel Best Western Tamarindo Vista Villas, también en Guanacaste, reveló que desde que comenzó la huelga de un sector de los empleados públicos, el lunes 10 de setiembre, sufrieron un 21% de cancelaciones en reservas: “Representan miles de dólares a la empresa entre consumos y tours de los huéspedes” en esa zona de playa del Pacífico.

Al otro lado del país, en el Caribe, otra compañía de viajes padece las consecuencias de las protestas: "Cuando más afectados nos vimos fue el martes con los bloqueos en Limón porque vino un crucero (el Carnival Miracle, con 2.031 pasajeros) y los excursionistas no bajaron a tierra a consumir productos y servicios justo por esa huelga”, dijo Nicolás Staton, gerente general de Rainforest Adventures.

Rowena Brown, del Caribbean Kalisi Restaurant, en puerto Limón, también vive los efectos: “Las ventas se nos cayeron 70% por falta de turistas y agentes vendedores a la zona de Limón debido a la huelga”.

La reserva ecológica Monteverde, en Puntarenas, sufrió 500 cancelaciones de tours con pérdidas que la cámara de turismo local calcula en ¢119 millones y “hay lugares con 100% de cancelaciones, como es el río Pacuare, en Limón, y en el Rincón de la Vieja es algo similar. Hay una afectación de imagen del país”, advirtió Javier Pacheco, vicepresidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

Indicó que solo por la huelga, las agencias de viajes que ofrecen servicios de paseos, alojamientos y transporte han sufrido una caída del 50% en las reservaciones. En el caso de los turistas extranjeros, señaló que no cancelan sus viajes, solo el destino, es decir, se van para otro país.

Ese es parte del recuento de los perjuicios que hasta ahora provoca en el sector turismo el movimiento de empleados públicos contra la reforma fiscal que tramitan los diputados.

Pacheco advirtió que el turismo representa el 27% de la fuerza laboral del país (600.000 personas) entre empleo directo (150.000 puestos) e indirecto (450.000) y el 58% son ocupados por mujeres.

El turismo genera el 40% de divisas del país y es de las pocas industrias que da trabajo en todo estrato social, recalcó Pacheco. Esto, porque cada turista, en promedio, gasta unos $80 o $85 por día. El promedio de estadía es de 12 días en los cuales le dejan al país $1.300 en gastos de hotel, viajes, alimentos y otros servicios.

En turismo hay un encadenamiento de valor: si el crucero no llega, no baja el visitante y si no lo hace, tampoco compra artesanías, ni consume servicios, ni toma tours, ni ingresa a parques nacionales, indicó el dirigente de Canatur, en alusión al crucero Celebrity Infinity, que el lunes tenía prevista una escala en Puntarenas, con sus 3.500 pasajeros, pero decidió pasar de largo y parar en Panamá.

Esto ocurrió por temor a que los turistas que bajaran se quedaran atrapados en los bloqueos y no pudieran regresar a tiempo para el zarpe de la nave. Solo con esta cancelación se estima que se perdieron ¢130 millones en ingresos.

‘Los huelguistas se están excediendo’

“Hacemos un llamado fuerte y vehemente para que el Ejecutivo asegure el libre transporte y circulación de forma tal que los costarricenses podamos trabajar así como lo hacen los huelguistas que se están excediendo”, manifestó Gonzalo Delgado, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

“No es justo pensar en unos pocos. Solo un 1% en este caso y el resto de la población sin poder ejercer su voluntad”, añadió.

Javier Pacheco advirtió que si no logran llenar los hoteles y hacer que el turista llegue y haga tours, habrá “desempleo”.

“El desabastecimiento de combustible en Guanacaste ha sido un factor importantísimo para estas cancelaciones, la imagen del país ante el turismo extranjero ha sido impactante, mucha gente está queriendo devolverse a sus países", según explicó Fernando Madrigal Anderson, del parque Sensoría, junto al Rincón de la Vieja.

Agregó que la sostenibilidad de todos los negocios turísticos del país está en juego porque "el sector turístico es muy vulnerable ante estas situaciones”.

Dicgiana Gómez, que tiene su empresa de tours en Guanacaste, dijo que se optó por no hacer más salidas hasta que se deponga la huelga porque así no es posible trabajar”. Relató que quedó atrapada cuatro horas en una presa en Barranca con turistas a su cargo.

“Es ilógico esto de las presas, esos bloqueos golpean, sobre todo, a personas con diabetes, con la presión alta, con limitaciones físicas, a pleno sol y sin servicios sanitarios que vienen más bien a descansar y disfrutar el país”, se quejó.

Nicolás Staton, gerente general de Rainforest Adventures, con oficinas en San José, afirmó que “esto afecta gravemente la imagen del país y destroza una industria que genera más divisas y empleos en el país. Eso es gravísimo".

Trevor Bernard, del Hotel Best Western Tamarindo Vista Villas detalló que en el caso de ellos, las cancelaciones fueron de 29 estadías de una noche y que las pérdidas se extienden a las actividades conexas de los turistas que los visitan.

Rowena Brown, la dueña del restaurante Caribbean Kalisi, dijo que ella tuvo que modificar horarios por los disturbios que se han presentado durante las noches. “La situación que vive nuestra provincia, sin duda, alguna refleja los problemas sociales que enfrentamos cada día. Como limonenses apoyamos las luchas de nuestro pueblo pero no apoyamos los actos de vandalismo. Nosotros le pedimos al Gobierno y a los sindicalistas que se sienten ya a conversar porque todo el país se está viendo muy afectado”.

Trabajadores del comercio... también sufren

Pero, no solo el turismo se ve afectado. El comercio también y así lo hizo saber la Cámara de Comercio de Costa Rica al indicar que un 40% de trabajadores del sector comercio perciben un salario variable. Es decir, “un salario base más comisión por ventas”.

Según el gremio, esta huelga afecta los ingresos de 104.000 trabajadores debido al cierre de comercios o disminución en las ventas como consecuencia de la protesta que impide a los clientes llegar a los puntos de venta o los desestimula a movilizarse por temor a quedarse en un bloqueo u otro tipo de reserva por causa de la huelga.

La Cámara estima que esa situación de cierres en vías principales podría generar pérdidas para los comercios en el marco de los ¢17.500 millones por semana.

“Instamos a las autoridades de Gobierno a defender el derecho de la mayoría a continuar aportando a la economía y sobre todo a que, finalmente reduzca el crecimiento de un Estado cada vez más ineficiente, discriminatorio por los privilegios que ostenta”, lanzó la Cámara en su comunicado.

Vicepresidente de Canatur: Javier Pacheco: ‘Damos imagen de inseguridad’

¿Por qué la huelga afecta tanto a los cruceros? "Porque hablamos de una cadena de valor. Piense como si usted viajara a un destino: usted va con la idea de consumir el lugar al que va. Si llega un crucero con 2.000 personas a Caldera o Quepos u otro sitio, los visitantes en el barco desean bajar a conocer. Muchos toman transportes que son vendidos de previo por agencias para irse a zonas remotas, parque nacionales, reservas, etc. Entonces el turista busca conocer el país y el crucero cancela por seguridad de ellos, todo ese encadenamiento se echa a perder: restaurantes, agencias, todos.

¿Qué de nuestra imagen país con la huelga? "Se ha trabajado en esa imagen por 20 años y eso toma tiempo. El país goza de una imagen importante en el mundo. Somos uno de los destinos principales desde Europa y de los favoritos en el mercado de EE. UU. Hemos tenido un crecimiento de líneas aéreas justo por esa imagen: una democracia larga, país pacífico, seguro y donde prevalece el “pura vida” gracias a un tico educado, colaborador, solidario y hospitalario. Y, encima, somos un país sostenible que cuida la naturaleza. Un país de bloqueos viales no somos.

¿Qué pasa cuando la huelga se vuelve criminalidad? "La imagen que damos es de inseguridad al mundo. Cómo medimos esto? Mire, el Instituto Costarricense de Turismo contrata servicios de monitoreo en el exterior de todo cuanto se dice de Costa Rica en medios de comunicación en el exterior. Esa información que emana de aquí estos días sencillamente se puede traducir en cancelaciones.

¿Cuánto se queda acá un turista extranjero? "En promedio, 12 días porque pasea, entonces si no se logra contener la huelga, se acortan las estadías. Todavía estamos cuantificando. Por eso llamamos al Gobierno a actuar con sentido de urgencia para detener los bloqueos. Si la huelga sigue, que sea así, pero que se garantice la seguridad y derecho a moverse del turista local e internacional.

¿Se nos van los turistas ya a otros países por la huelga? "No está pasando aún, lo que debemos hacer es actuar rápido. Todavía en el país vivimos un buen momento en turismo y la temporada de final de año luce prometedora pero debemos enviar el mensaje correcto a nuestros visitantes. Si se extiende, el daño será muy grande. El turista no deja de viajar, nada más va a otro destino y listo. No necesariamente a Centroamérica pero sí a México, Colombia o Europa.

¿Quién alimenta el turismo local? “Estados Unidos en un 50% por cercanía y conectividad de líneas aéreas; el canadiense que es fuerte por temporada (18% en temporada alta); luego Europa, que está creciendo debido a más líneas aéreas de España, Alemania, Suecia, Suiza, Holanda, Francia y Inglaterra. Ese es el mercado que nos alimenta y al cual debemos atender con estándares altos”.