Servicios

Aresep alista alza de 5% en buses luego de frenar rebaja en favor de usuarios

Nuevo pedido podría estancarse por varios meses, pues entidad debe determinar primero, cuándo entrará a regir disminución de pasajes suspendida el mes pasado

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) alista un aumento general de 5% en los pasajes de autobús.

El hecho ocurre un mes después de dejar sin efecto una rebaja nacional en las tarifas, para cuidarle las finanzas a las empresas de transporte.

Precisamente, como la rebaja quedó en suspenso, lo mismo ocurrirá con el ajuste que ahora favorece a los buseros, según explica el nuevo estudio tarifario ET046-2021.

La solicitud de aumento la formuló Edward Araya Rodríguez, intendente de Transportes de la Aresep, el 9 de agosto pasado, pasados 31 días de que él mismo frenara la reducción de 4,8% en los pasajes del país.

Esa disminución fue el resultado de la metodología de ajuste extraordinario vigente que Aresep aplica dos veces al año (una vez por semestre), la cual toma en cuenta variaciones en costos de salarios, combustibles, gastos administrativos y operativos.

En esta ocasión, también consideró que los autobuseros habían sido beneficiados con una rebaja del 50% en el canon de regulación que pagan a la Aresep.

La baja en tarifas que debió regir en julio quedó en suspenso “hasta tanto las condiciones actuales muestren un cambio positivo”, en referencia a los efectos de la pandemia en los ingresos de los empresarios. Así consta en la resolución RE-0043-IT-2021 del 8 de julio.

El intendente explicó que se realizarían informes de seguimiento trimestrales “para determinar si la situación sanitaria y del sector autobusero presentan condiciones diferentes a las actuales que permitan la aplicación del ajuste tarifario sin afectar la continuidad en la prestación del servicio”.

Ahora el propio Araya Rodríguez encamina un alza por la cual, de 3.837 tarifas vigentes, unas 3.000 (80%) subirían entre ¢5 y ¢50. Otras 550 (14%), entre ¢55 y ¢100, mientras que en 139 (3,62%) el alza será de ¢105 a ¢200.

Además, casi 100 tarifas tendrían aumentos de ¢205 y ¢350 y al menos 15, de ¢355 a ¢425, conforme el estudio tarifario ET-046-2021 de la semana anterior.

Esta vez, el único factor que influyó en el ajuste es el aumento en el precio de los combustibles, registrado en el primer semestre del año.

Hasta octubre

El caso es que este cambio favorable al bolsillo de los transportistas también topará con un atraso.

“Así las cosas, el ajuste por aprobar en la resolución del presente estudio tarifario será efectivo hasta que los efectos de la fijación anterior sean aplicados en las tarifas vigentes”, señala textualmente el documento.

Es decir, mientras no se aplique la rebaja, no se puede aplicar el incremento.

Como la rebaja depende de informes de seguimiento trimestral, habrá que esperar a octubre, cuando se emita el primero.

Si se considera que la salud financiera de los empresarios mejoró se aplicaría primero la reducción de tarifas, y luego un alza. No obstante, si la salud no mejoró, los ajustes seguirán congelados.

Aparte del freno temporal a la baja en tarifas, los autobuseros también recibieron otros beneficios. Entre estos, dejarse el 50% del canon de regulación que recaudan entre los usuarios.

La intención del plan de ley fue, igualmente, aliviar las cargas de los transportistas. Así, lo aprobó la Asamblea Legislativa el 29 de octubre, como parte de un texto que además redujo el pago del marchamo del 2020 ante el impacto de la pandemia.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.