Irene Rodríguez, Ángela Ávalos. 28 abril
El tercer piso del nuevo edificio del Hospital México ya habilitó ocho camas para recibir pacientes con covid-19, los primeros dos llegaron este martes. Fotograía: CCSS
El tercer piso del nuevo edificio del Hospital México ya habilitó ocho camas para recibir pacientes con covid-19, los primeros dos llegaron este martes. Fotograía: CCSS

El lunes en la noche aumentaron las congojas en los hospitales. Los médicos y enfermeras tenían 13 pacientes con covid-19, pero no había camas para darles la atención especial que requieren.

“Duramos más de 12 horas resolviendo dónde ubicarlos”, contó el gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz Cubillo.

Comparó esa situación con diciembre, cuando, si acaso, afrontaban problemas con tres pacientes y en cuestión de tres horas conseguían los espacios.

Recalcó que “las camas que se liberan es por pacientes que fallecen” y advirtió que todo se complica cada día por la saturación de los hospitales. “Vamos a hacer todo lo posible, pero va a llegar un punto en donde no los vamos a lograr ubicar. Y el tiempo de traslado tiene que ver con la posibilidad del paciente de salir adelante”.

Tal es la falta de espacio, que el San Juan de Dios decidió montar un hospital de campaña en un edificio anexo. Allí, instalará a partir de este jueves a 20 pacientes no covid-19 para contar con igual número de camas dentro de su edificio para personas infectadas.

“Con este aumento de camas covid el San Juan de Dios tendría habilitadas en total 119″, informó Andrea De la Cruz Segura, periodista de ese centro médico.

En el hospital San Juan de Dios fueron desplegados dos módulos de la Unidad Móvil Médica (UMM) del hospital Nacional de Niños que servirá como espacio para albergar 16 pacientes no covid y así habilitar 20 camas moderadas y severas para covid-19. Foto CCSS
En el hospital San Juan de Dios fueron desplegados dos módulos de la Unidad Móvil Médica (UMM) del hospital Nacional de Niños que servirá como espacio para albergar 16 pacientes no covid y así habilitar 20 camas moderadas y severas para covid-19. Foto CCSS
El hospital San Juan de Dios está con una ocupación máxima de pacientes covid-19 y de otros padecimientos. Foto CCSS
El hospital San Juan de Dios está con una ocupación máxima de pacientes covid-19 y de otros padecimientos. Foto CCSS

Otra solución de emergencia se logró al habilitar y ocupar, antes de tiempo, una nueva torre construida junto al Hospital México para otro fin.

El edificio de $45 millones cuenta con 25 cubículos de unidad de cuidado intensivo (UCI). “Son cubículos equipados con la tecnología más sofisticada y estuvo ‘justo a tiempo’”, reconoció Douglas Montero, director del centro médico.

Las puertas se abrieron en la mañana y, a las 10:30 a. m. ingresó el primer paciente.

Montero reconoció que las camas desahogarán la ocupación del México, pero solo por pocos días.

La situación no parece mejorar cuando los casos diagnosticados siguen en aumento. En los últimos siete días la lista de contagios confirmados sumó una cifra récord: 11.200 personas. De ellas, 5%, en promedio, requerirían hospitalización. A ellos, se sumaron 82 muertes en ese mismo lapso.

“789 personas se encuentran hospitalizadas, 340 (43%) de ellas en cuidados intensivos con un rango de edad de cero a los 92 años”, informó el Ministerio de Salud.

A eso se agrega que todos, los 82 cantones, tienen al menos a uno de sus pobladores hospitalizado, reveló el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexánder Solís.

El presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, declaró que con este escenario en corto plazo “no tendremos suficientes camas hospitalarias para atender a todas las personas al mismo tiempo, sea por covid u otras patologías”.

Y advirtió a los ciudadanos: “Es el peor momento para tener un accidente de tránsito o enfermar de covid”.

Incluso fue más enfático: “Enfrentamos un riesgo inminente de que los servicios prestados no se puedan dar en condiciones óptimas”.

(Video) Costa Rica llega al peor escenario: sistema de salud está saturado

Ruiz Cubillo también insistió en las consecuencias de esta saturación hospitalaria. “Toda atención que se dé después de esto va a ser subóptima y se va a ver reflejado en el aumento de la mortalidad”.

“Vamos a hacer todo lo posible para conseguirles una cama, para que las personas tengan un lugar donde estar, pero esa no es la atención óptima”, agregó el gerente médico.

Otra preocupación es que las estancias en cuidado intensivo no son cortas. Muchos de estas personas permanecen ahí entre 15 y 22 días.

Esto se debe a que los pacientes que llegan están más complicados, muchos de ellos ingresan ya con falla en los riñones y esto ya aumenta su estadía.

Este martes solo quedaban 19 camas libres pues la CCSS dispone de 359 en UCI.

La llegada a este punto fue rápida, manifestó Ruiz. El martes 20 de abril se tenía 260 pacientes en UCI y, el martes 27, aumentó a las 340.

Apoyo de centros privados y hospitales ‘de campaña’

La CCSS ya comenzó a negociar con hospitales privados para recibir apoyo.

Roberto Cervantes Barrantes, gerente general de la CCSS realizó una sesión este martes con representantes de los hospitales La Católica, CIMA, Clínica Bíblica y Metropolitano.

Estos centros de salud ofrecieron su total colaboración de disponibilidad de servicios hospitalarios para pacientes que no tengan covid-19.

El acuerdo contará “con las facilidades y tarifas especiales del servicio ofrecido como parte de las alianzas público – privadas, indicó el gerente general”, afirmó la CCSS en un comunicado.

Otra opción que la seguridad social explora es ampliar el uso de hospitales móviles, también llamados “hospitales de campaña”.

“Esto es como la guerra, debemos echar mano de lo que tenemos. Ya llegamos a un punto en donde esto es prácticamente prestación de servicios de salud como si esto fuera una guerra”, admitió Ruiz.

La estructura se ubicó en el edificio anexo del hospital San Juan de Dios. Foto CCSS
La estructura se ubicó en el edificio anexo del hospital San Juan de Dios. Foto CCSS
Autoridades piden extremar cuidados

Para los especialistas, la batalla no se gana en los hospitales, se gana en las calles, con las conductas de cada ciudadano.

Ruiz pide a la población no salir a no ser que sea necesario por cuestiones de trabajo o emergencias. Y pidió evitar actividades y reuniones sociales, y utilizar servicios de comida a domicilio.

“Esta guerra no se gana en los hospitales. En los hospitales ya es demasiado tarde. Se gana con nuestro comportamiento como sociedad, comunidad y familias. Es continuar con esas medidas que ya todos conocemos”, indicó Román Macaya.

“La única forma de salir de esto es doblando la curva y estos solo se logra con nuestro comportamiento”, concluyó.