Salud

Obispo de Ciudad Quesada lanza llamado a responsabilidad personal para bajar casos de covid-19

“No podemos relajarnos, debemos seguir cuidándonos”, afirma Monseñor José Manuel Garita, ante incremento en número de enfermos y hospitalizados de las últimas seis semanas

El obispo de Ciudad Quesada, monseñor José Manuel Garita, ungió a los adultos mayores del Hogar de Ancianos San Vicente de Paul en Ciudad Quesada.

“¡Solo entre todos podremos superar este momento de dolor! (...) Tras más de un año de crisis, debemos seguir redoblando esfuerzos; no podemos descuidarnos.

“Sabemos que ya se ha avanzado con el proceso de vacunación, y seguimos haciendo un llamado a las autoridades para no aflojar en este proceso”, manifestó el obispo de Ciudad Quesada, monseñor José Manuel Garita Herrera.

En su tradicional mensaje semanal, el obispo exhortó a la población a asumir la responsabilidad personal como herramienta para frenar el incremento acelerado de enfermos y hospitalizaciones por la covid-19, registrado en las últimas seis semanas.

“Las alertas que lanzaron las autoridades de Salud lamentablemente se cumplieron sobre el comportamiento que estaba teniendo la pandemia y el aumento de enfermos, la saturación de los hospitales en unidades de cuidados intensivos y, dolorosamente, las muertes por esta causa.

“No podemos relajarnos, debemos seguir cuidándonos, tenemos que extremar medidas: el uso de la mascarilla, el lavado de manos y el distanciamiento son claves para enfrentar a la covid-19″, reiteró el obispo.

Monseñor Garita Herrera apeló en su mensaje al valor de la solidaridad.

Haciendo referencia a la a Encíclica Fratelli tutti, en la cual el Papa Francisco enfatiza en la capacidad transformadora de los espacios de corresponsabilidad, y en la cual también el Papa hace un llamado a auxiliar “a las sociedades heridas”, Garita insta a apropiarse de ese mensaje.

“Tenemos que acoger estas palabras, hacerlas vida, saber que nuestras acciones tienen efecto sobre nosotros, nuestros familiares, personas más cercanas, y sobre los demás.

“Solo entendiendo que la pandemia provocada la superaremos entre todos, podremos entender que con nuestras acciones ayudaremos a mitigar sus efectos.

Garita informó de que, el jueves 22 de abril, los obispos costarricenses hicieron un llamado a una Jornada Especial de Oración por la pandemia.

“No podemos perder la fe, tenemos que seguir rogando al Señor que nos ayude, que nos cuide. No podemos perder la esperanza. Pero tenemos que poner de nuestra parte.

“Asumiendo nuestra responsabilidad y tomando acción de frente a la enfermedad, pidamos también a Dios que nos ilumine para salir adelante, para poner la vida de primero en todo momento, y siendo solidarios para tender la mano a aquel que más lo necesita”, manifestó.

Según los reportes de las autoridades de Salud y de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), este lunes 26 de abril 311 de las 360 camas habilitadas para estos enfermos críticos estaban llenas.

Es la cifra más alta en todo el periodo de emergencia nacional por la pandemia.

Entre sábado, domingo y lunes, los contagios de covid-19 sumaron 4.310 casos nuevos y 32 decesos relacionados con la enfermedad.

En promedio, estos tres días hubo 1.437 casos y 10,66 fallecimientos cada 24 horas, números que no se veían desde setiembre, en el pico de la ola anterior.

Desde marzo de 2020, se han acumulado 241.240 casos de covid-19 y 3.168 fallecimientos.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.