Salud

Nuevo coronavirus en Costa Rica: Hay 612 contagiados; ministro advierte de ‘mal presagio’

Daniel Salas manifestó su preocupación por la gran cantidad de gente que salió este lunes de las casas, señala que comportamiento impactará en el número de casos

El nuevo coronavirus causante de covid-19 ha contagiado a 612 personas en Costa Rica, según datos a este lunes 13 de abril. Esa cifra significa 17 casos más que los contabilizados hasta el domingo, cuando había 595 personas enfermas.

De acuerdo con autoridades del Ministerio de Salud, a la fecha se han recuperado 62 pacientes. Eso significa que fueron sometidas a dos pruebas secuenciales en un lapso de 24 horas y estas resultaron negativas, por lo que el virus ya no está en sus cuerpos.

Del total de contagios, 317 son hombres y 295 mujeres. Por nacionalidad, 569son costarricenses y 43 extranjeros.

El ministro de Salud, Daniel Salas, dijo que actualmente hay 20 personas internadas. De ellas,14 están en unidades de cuidados intensivos, sus edades oscilan entre 35 y 85 años. A la fecha tres personas han fallecido en el país a causa del virus.

Por otra parte, hay 6.256 casos descartados.

Salas no ocultó este lunes su preocupación por la gran cantidad de gente que salió de las casas luego de la Semana Santa, según reportes y videos a los que ha tenido acceso.

Para las autoridades, dijo, “esto es un mal presagio”, pues aunque la situación se ha manejo bien, el comportamiento de este lunes podría implicar un aumento en el número de casos.

“Quiero hoy referirme a la evolución del covid en nuestro país y lo que no ha ocurrido, que estamos a la puerta de que ocurra, y yo no quiero que esto ocurra, pero el comportamiento que hemos visto hoy es un mal presagio (...). Lo que estamos viendo en las calles va a tener un impacto”, advirtió.

El jerarca insistió en que puede haber muchas personas sin síntomas (asintomáticas) que podrían contagiar a otras y provocar casos graves.

“Hemos visto gente muy cerca, conglomeraciones, filas fuera de los bancos, en la calle. Sé que estuvimos en una Semana Santa que fue con un nivel de restricción, pero el efecto rebote nos deja pensando sobre lo que puede ocurrir en los siguientes días o semanas”, señaló.

Salas explicó que insiste porque su intención es que el país salga “bien librado”.

“No quiero que sus familias, que ustedes mismos, miembros de Gobierno, vayamos a pasar por un escenario tan cruento que se puede decir apocalíptico como lo ha vivido Italia, España y algunos estados de Estados Unidos. No es el momento para relajarnos y pensar que esto le podemos decir adiós y que lo dejamos atrás”, manifestó.

Al respecto, Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), fue aún más vehemente en su mensaje final y se refirió a las bolsas para cadáveres cuya compra se anunció la semana pasada.

“Esas 3.000 bolsas las compramos previendo días como hoy, como lo que estamos viendo en la calle. Tomemos esto en serio, esto no es jugando. No queremos terminar como los países que están viviendo un infierno”, aseveró.

De igual modo, el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, solicitó a los ciudadanos el cumplimiento de las disposiciones de distanciamiento social.

“Hemos visto mejengas de fútbol, carnes asadas, piscinas en las alamedas en comunidades como León XIII, Pavas, La Carpio, Alajuela y Heredia y otras comunidades. Es un tema serio, la intención es protegerlos a todos y esto podría afectar a otras personas”, dijo.

Hasta este lunes, se han realizado más de 8.400 partes de tránsito por incumplir la restricción vial sanitaria.

¿Levantar restricciones?

El ministro de Salud comentó este lunes que se trabaja en lineamientos específicos para permitir que se retomen actividades, pero en forma progresiva, pues están conscientes de que la vacuna contra el covid-19 no va a estar disponible en corto tiempo.

“Tenemos que acostumbrarnos a una nueva vida, mientras esto pase (...). No podemos permitir que el país se paralice y que las repercusiones vayan a ser más graves por un país paralizado", manifestó Daniel Salas.

Salas manifestó que, transcurridas cinco semanas desde la detección del primer caso (el 6 de marzo), el país se encuentra en una etapa clave.

En este momento, incluso, barajan la “posibilidad de hacer estudios para ver como está la inmunidad en la población”.

“Sabemos que hay una gran cantidad (de personas) que no presentan síntomas. Hasta que no tengamos claridad en ese sentido, no podemos decir que vamos a aflojar medidas".

"Todo lo contrario, en este momento tenemos que partir de que la mayoría de la población no ha estado expuesta al virus y que un aumento en los casos está latente y que estos siguen siendo momentos muy importantes para escribir la historia del covid-19 en nuestro país”, dijo.

Salas advirtió de que aunque esta semana se atenuaron las restricciones, si el comportamiento de este lunes se repite habrá que elevar nuevamente las medidas.

“No podemos arrodillar al país a tener cuarentenas generalizadas porque eso sí termina de arrasar con el país a nivel social y económico. Insisto en que seamos responsables, maduros, que tengamos capacidad de raciocinio y no pensar que esto ya pasó”, enfatizó.

En ese mismo sentido, el jerarca de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) advirtió de que el país está en la fase de más alto riesgo, en la que se define el futuro de la curva de crecimiento de casos.

Estrategia para asintomáticos

Ante las implicaciones que tiene la presencia de gran cantidad de asintomáticos, el ministro Salas aseguró que estas personas pueden “estar más cerca” de lo que otros piensan.

“Hay mucha gente que anda en la calle sin ningún síntoma y puede tener el virus (...). No se puede estar confiado de que si no está interactuando con alguien sin tos o sin fiebre, vaya a estar tranquilo y que no le vaya a dar”, aseveró.

El jerarca aclaró, sin embargo, que no es posible realizar, todos los días, exámenes a los cinco millones de costarricenses para determinar si tienen el virus.

Por esa razón, explicó, en la definición de caso (sospechoso) se han ido incorporando criterios que los acercan a personas asintomáticas. Por ejemplo, señaló, el tener contacto con una persona que en los últimos 14 días, a su vez, estuvo en contacto con un caso positivo o con alguien que regresó del exterior.

“Sabemos que de un 30% a un 60% de todos los pacientes que no muestran los síntomas, lo único que manifiestan es disminución o pérdida del olfato y eso lo hemos incorporado".

“Asintomático puede ser cualquier persona y, por eso, es importante redoblar medidas de higiene, distanciamiento social. Se hace la regla de oro de no tocarse la cara, además de no salir; el virus está en las calles".

"Parece que ayer (domingo) dimos la instrucción de que salgan. No es momento de estar abarrotando las calles”, reiteró.

Insistió en que los síntomas más comunes del covid-19 son dolor de garganta, fiebre, dificultad respiratoria, tos seca o con flemas. Hay personas que incluso pueden tener diarrea y secreción nasal.

“Algunas poquitas van a tener manifestación en piel, pero tenemos que guiarnos por la gran mayoría”, aseveró.

En relación con muerte de personas que no presentaban factores de riesgo, el ministro explicó que cada organismo reacciona de manera distinta, por lo que hay respuestas que no se pueden predecir.

“Hay muchas personas que se complican a las que no se les ha identificado un factor de riesgo. Puede ser que tuvieran alguna disminución en las defensas que no estaba bien detectada, malos estados nutricionales, falta de actividad física; todo lo que impacta el sistema neurológico”, expresó.

Atención a enfermos

Román Macaya detalló que la CCSS cuenta con 43 intensivistas, sin que eso signifique que solo se pueden atender a 43 pacientes, pues este profesional atiende a un gran número de pacientes.

Macaya recordó que los pacientes con covid-19 que ingresan a la Unidad de Cuidado Intensivo (UCI) son atendidos por un equipo multidisciplinario en el que, aparte de intensivistas, hay cardiólogos, neumólogos y enfermeras especializadas.

“Pero la gran mayoría no van a ser siquiera atendidos en hospitales. Van a ser personas en su casa, que serán atendidas por psicólogos, médicos de familia que administran el Cendeisss. Y cuando esos se complican entonces son trasladados. Así que hay toda una gama de servicios desde la casa, hasta la atención hospitalaria”, explicó.

No obstante, una vez más, el jerarca recordó que el personal de salud nunca será suficiente si el aumento de casos se vuelve exponencial.

“Días como hoy realmente no son buenas noticias. Lo que estamos viendo en la calle es como si nada estuviera pasando, tenemos que comportarnos como que estamos en una pandemia, no queremos terminar en un infierno como está pasando en otros países”, expresó.

El presidente ejecutivo de la Caja confirmó que se compraron más equipos y kits para realizar pruebas de contagio, pero recordó que se está a la espera de la entrega de los que ingresarán por donación.

Con esos equipos esperan ampliar “sustancialmente” la capacidad para realizar pruebas a nivel descentralizado, es decir, en hospitales regionales.

“Hoy, la muestra se toma en cualquier lugar del país y se manda a un laboratorio. Esto (las compras) va a permitir que haya un resultado en menos de una hora. Esto se va a dotar en zona norte, zona fronteriza y zona sur, pero francamente en todo el país”, adelantó.

De esta forma, por ejemplo, si una persona llega a una área de salud en Los Chiles o Ciudad Neily se le podrá tomar la muestra sin que sea necesario enviarla al Valle Central para estudiarla, pues esos mismos hospitales le podrán dar resultado en 45 minutos.

“Cuando se complican (los pacientes) entonces es cuando se determina que lo mejor es, que si van a ser hospitalizados, que sea en lugares más especializados en atender a estos pacientes”, aseveró Macaya.

Frontera norte: 1.200 salidas

Michael Soto, ministro de Seguridad Pública, informó sobre las operaciones realizadas en la frontera con Nicaragua, donde en Semana Santa es normal que hasta 19.000 personas se movilicen.

“En esta ocasión, solo salieron 1.200 personas de una forma ordenada y por puesto fronterizo. Tuvimos 930 rechazados en este sector, que se localizaron y se procedió al rechazo”, precisó.

Soto llamó a la precaución en torno a información que circula en redes sociales con la “mal sana intención de generar histeria”.

Citó fotos falsas de personas cruzando un río, imagen que en realidad es de México; y de manejo de ataúdes y cuerpos que corresponde a Guayaquil (Ecuador) y no a Nicaragua.

La Fuerza Pública, añadió, realiza patrullajes aéreos en la zona e incluso se estableció una base en Los Chiles para movilizar recursos, hacer recorridos por tierra, marítimos y por río, dada la extensión de la frontera.

Por otra part, Soto volvió a llamar la atención este lunes por el tema de fraudes.

La última modalidad, dijo, se trata de un correo masivo en el que se anuncia falsamente que el Gobierno otorgó al destinatario un depósito de ¢114.000, cuando lo que en realidad pretende es estafar y sacar información.

“Seamos desconfiados para evitar ser víctimas”, recomendó.

Irene Vizcaíno

Irene Vizcaíno

Editora de Sociedad y Servicios Públicos. Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva. Tiene una maestría en Periodismo y una licenciatura en Derecho.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.