Salud

Nuevo coronavirus en Costa Rica: 467 enfermos; Alajuela y San José concentran 75% de casos

Ministro de Salud: “La calificación que le doy a la población en general está por encima de 8 sin superar el 9, porque este señor (ministro de Seguridad) es el que tiene que atender a ese 1% que no hace caso".

Costa Rica cumple este 6 de abril un mes de haber detectado el primer caso del nuevo coronavirus y, en ese lapso, aumentaron a 467 las personas contagiadas con el virus.

Son 227 mujeres (49%) y 240 hombres (51%); 435 son costarricenses y 32 extranjeros (7%).

Entre el domingo y lunes el aumento es de 13 casos más, pues el domingo se registraban 454.

Los enfermos se ubican en 55 (67%) de los 82 cantones del país.

Por provincias, Alajuela y San José, figuran como centros de alta densidad pues agrupan el 75% de todos los casos, informó el ministro de Salud, Daniel Salas.

Entretanto, por edad, están enfermos 422 adultos (90%), 29 adultos mayores (6%) y 16 menores de edad (4%).

Hay 26 personas hospitalizadas (5,5%), de las cuales 14 (3%) están en cuidados intensivos; estas últimas son personas entre los 35 y 85 años.

Se han descartado un total de 4.896 personas con el virus respiratorio, mientras que 18 ya se recuperaron. Dos personas han fallecido.

En laboratorios privados se han realizado 346 pruebas, de las cuales 19 (5,5%) dieron positivo. La mayoría, son personas que han estado fuera del país en los 14 días previos a tener síntomas.

“Quiero hacer un balance. Costa Rica hasta el momento no ha tenido un incremento intenso de casos, y eso tiene mucho que ver con las medidas que hemos tomado previamente. Pero tiene mucho que ver con la respuesta de la población porque, en esto, todos somos un equipo y cuando vemos que estos números no se han incrementado, no significa, para nada, que tengamos que relajarnos y decir que esta guerra la ganamos”, manifestó el ministro.

Una vez más, Salas insistió en que todavía quedan varias semanas por recorrer y es necesaria la persistencia y la disciplina.

“No perdemos ese sentido de unión nacional porque en este momento Costa Rica está sacando la tarea, pero se esperan semanas muy importantes, sabemos que todavía existe un porcentaje importante que no ha tenido exposición al virus.

“Agradezco porque el pueblo ha respondido, y podemos sentirnos orgullosos porque ese equipo de país ha prevalecido, pero no podemos aflojar, no podemos bajar la guardia, no todavía”, advirtió.

Recordó que la Semana Santa es clave en ese comportamiento de la curva. Este tiempo, dijo, “puede hacer la diferencia” entre “mantener lo que se ha logrado” y tener un panorama desfavorable.

“Insisto en la disciplina, en la humildad, y en la capacidad que tenemos como país de acatar el llamado de las autoridades. No es una Semana Santa normal, pero necesitamos disciplinarnos y mantenernos en esa línea de hacer caso al llamado de distanciamiento físico y social, para tener una Semana Santa, en la medida de lo posible, el próximo año, donde podamos tener a la mayoría de la gente”, dijo.

“Quiero agradecer a Costa Rica porque se lo merece, pero eso no significa que bajemos la guardia. Sigamos perseverando y vamos a hacer historia no solo en Costa Rica sino mundial”, agregó.

El ministro advirtió que podría darse más de una ola de contagio, pues hay países donde se han dado hasta tres olas. Así lo manifestó ante consultas de por qué las medidas en materia económica se consideran por tres meses, pero Salud habla de un efecto mucho más prolongado.

“No podemos predecir cuánto va durar la ola pandémica, podría haber hasta una segunda y hasta tres. Todavía no tenemos capacidad de decir qué va a pasar, las medidas que se tomaron se dieron con la evidencia que teníamos y haciendo un estimado”, declaró Salas.

Según dijo, se idea un estudio para conocer qué tanto ha sido expuesta la población al virus, pero para ello se utilizan pruebas muy diferentes a las que se utilizan para determinar si alguien es portador o no del virus.

“Dependiendo de los resultados de ese estudio podríamos decir si mucha gente no tuvo el virus o si queda mucha gente que ya lo tuvo”, indicó.

A un mes de la detección del primer caso, Salas reconoció un buen comportamiento de la mayoría de los costarricenses.

“La calificación que le doy a la población en general está por encima de 8 sin superar el 9, porque este señor (Michael Soto, ministro de Seguridad) tiene que atender a ese 1% que no hace caso,”, dijo Salas en referencia a los que son multados.

“Nos ha ido bien, relativamente, cualquier persona fallecida es una tragedia y quisiéramos que fuera el menor número posible, pero para lograr eso necesitamos que las UCI estén disponibles y eso se nos puede salir de control si bajamos la guardia, podemos tener un aumento súbito de casos y eso va a depender mucho de esa respuesta que tengamos, somos un equipo, todo Costa Rica y tenemos que seguir comportándonos como tal”, exteriorizó.

Puntos centinela

Daniel Salas explicó que Costa Rica tiene un sistema de vigilancia que se llama centinela, el cual no solo se implementa con el covid-19, sino con otros virus para determinar cuáles circulan más y en qué momento.

El país tiene 14 unidades de vigilancia o centinelas y están en cuatro sitios.

Ahora, estas unidades aumentan la cantidad de muestras que envían desde las diferentes regiones del territorio.

Con ese sistema de vigilancia, se podría determinar si hay transmisión en cantones que no están en los 55 reportados con enfermos.

“Es una forma de ir más allá, de tener capacidad de decir si el virus empieza a circular con frecuencia o si todavía no está circulando de forma activada. Es un virus de manejo difícil porque hay un número muy elevado de personas sin síntomas. Muchas veces los que captamos tienen el cuadro de sospechoso o los que tienen una dificultad muy importante que terminan en unidad de cuidado intensivo”, añadió.

Entre los 14 puntos centinelas se incluyen el Hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas; y el Max Peralta, en Cartago. También en Alajuela norte y Alajuela central, así como en La Fortuna de San Carlos.

‘Problemas de suministro’

Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), confirmó que la compra de equipos y medicamentos para atender esta emergencia se complicó porque el mercado internacional tiene gran demanda y poca oferta.

Según dijo, hay naciones que incluso cerraron fronteras para la exportación de insumos y equipos con el fin de poder dejarse los productos para consumo interno.

“Sí hemos visto problemas con la logística de aprovisionarnos de los artículos estratégicos y por eso hemos hecho un llamado de tratar de blindarnos con el autoabastecimiento en la medida de lo posible, sí estamos viendo problemas con suministro”, expresó.

Confirmó que China hizo una donación de $800.000 en equipos de protección y medicamentos. Para ello, la CCSS contratará un avión que irá a recoger a Pekín parte del donativo (se necesitan tres aviones para traerlo). Lo restante podría ser viajar en barco.

Este vuelo, aclaró, no sale de Costa Rica sino que se contrata en un mercado internacional.

“Estamos contratando la logística para traernos ese producto de mañana en ocho. No hay ningún funcionario de la Caja que vaya a viajar a China”, expresó.

Pacientes recuperados

Sobre los 18 recuperados, las autoridades indicaron que no han tenido notificación de problemas de salud.

Conforme pase el tiempo, dijo el ministro Salas, también crecerá el número de recuperados, pues se requieren 14 días para las hacer las pruebas, y en algunos casos ese plazo ha sido hasta de 20 días.

Recordó que el país tiene un mes de encarar la pandemia y la mayoría de casos se detectaron en la segunda y tercera semana.

Macaya aprovechó para llamar a esas personas que se han recuperado a participar en la estrategia de suero en la que trabaja el Instituto Clodomiro Picado, de la Universidad de Costa Rica.

A partir del plasma de los pacientes recuperados, los científicos costarricenses esperan extraer los anticuerpos para producir un producto que pueda curar a los enfermos.

Para la producción, se requieren al menos 25 litros de sangre, es decir, se necesitan de 25 a 50 pacientes, pero el país no ha llegado ni a 20 recuperados.

“Si nos están viendo, aquellos que se hayan recuperado, por favor donen sangre para este estudio, para determinar si suero convaleciente sirve eficazmente como un tratamiento”, expresó el jerarca de la Caja.

En ese proyecto, también trabaja la CCSS, Salud, casas de enseñanza superior y entidades internacionales.

Este lunes, precisamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aceptó una iniciativa de Costa Rica para procurar el acceso de los países pobres a pruebas, medicinas y vacunas .

Personal de salud

¿Cuántos empleados de hospitales y centros de salud han tenido que ser aislados debido al virus?

Macaya informó de que entre 450 y 500 empleados de hospitales y centros de salud han sido aislados luego de que compañeros suyos dieron positivo en las pruebas.

El Hospital México es el que ha tenido el mayor número de funcionarios enfermos y en cuarentena. A lo largo de marzo se detectaron 39 contagiados y 311 aislados.

En segundo lugar, el Hospital San Rafael de Alajuela, uno de los primeros sitios de contagio. Aquí hubo 30 enfermos y hasta 150 aislados.

En Calderón Guardia se dieron seis enfermos; en el San Juan de Dios, 3; en San Vicente de Paúl, en Heredia, 3; La Anexión, en Nicoya, 3; en el Escalante Pradilla, en Pérez Zeledón, 2; en la Clínica Marcial Rodríguez de Alajuela, 2 y en el Hospital San Carlos, 2.

Además, hay 12 centros de salud con un caso cada uno.

Cierre de fronteras sigue hasta el 30 de abril

El ministro de Seguridad, Michael Soto, anunció que el cierre de fronteras a la llegada de extranjeros se extendió hasta el jueves 30 de abril. Inicialmente, la prohibición de entrada vencía el domingo 12.

Igualmente, todo costarricense que regrese al país en este lapso recibirá orden sanitaria para hacer cuarentena por 14 días. En caso de irrespetarla, se expone a una multa hasta de ¢2,5 millones. Hasta el momento, se han emitido 6.713 órdenes sanitarias de este tipo.

Para los extranjeros residentes o con cualquier otro estatus migratorio, si salen, no podrán volver a ingresar y perderán ese estatus.

En relación con las multas, Soto dijo que 3.754 han sido sancionadas por irrespetar la restricción vehicular sanitaria.

Soto también informó que en los controles de frontera han impedido el ingreso de 4.830 personas, sobre todo en la frontera norte.

Además, a 1.221 se les ha dictado impedimento de entrada por salir durante la emergencia.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

Irene Vizcaíno

Irene Vizcaíno

Editora de Sociedad y Servicios Públicos. Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva. Tiene una maestría en Periodismo y una licenciatura en Derecho.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.