Armando González R., Diego Bosque. 11 mayo
Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, considera que el EDUS podría ofrecer una ventaja al país en el combate contra el covid-19, debido a la cantidad de gente que ya descargó la aplicación (1,9 millones) y a la rapidez con la que podría adaptarse para rastrear a las personas contagiadas y a sus contactos . Foto: José Cordero
Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, considera que el EDUS podría ofrecer una ventaja al país en el combate contra el covid-19, debido a la cantidad de gente que ya descargó la aplicación (1,9 millones) y a la rapidez con la que podría adaptarse para rastrear a las personas contagiadas y a sus contactos . Foto: José Cordero

¿Hay algún obstáculo técnico para implementar el seguimiento de casos positivos de covid-19 por medio de dispositivos móviles? La respuesta de Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones es un contundente “no”.

“Desde el punto de vista tecnológico yo no veo que haya, absolutamente, ningún tema que impida utilizar la telefonía celular para ese fin. Creemos que hay muchas soluciones y algunas se han dado, incluso, en otros países”, aseveró Salazar.

En entrevista con La Nación, el funcionario consideró que esta herramienta se podría habilitar en poco tiempo en Costa Rica, gracias a que la Caja Costarricenses de Seguro Social (CCSS) ya cuenta con la aplicación celular del Expediente Digital Único en Salud (EDUS).

De acuerdo con la CCSS, esta “app” ya ha sido descargada por 1,9 millones de personas, lo que representa el 38% de la población.

“Creo que puede ser muy rápidamente (su implementación). Además, en Costa Rica tenemos una alta penetración celular, eso permitiría que lleguemos a muchas personas y llevar una trazabilidad adecuada", aseveró Salazar.

El criterio del jerarca resulta relevante en momentos en que la CCSS y el Ministerio de Salud realizan consultas sobre la legalidad de utilizar la aplicación EDUS para ubicar y aislar a enfermos del nuevo coronavirus y sus contactos.

Una herramienta similar ha sido empleada en países como Singapur, Taiwan, Corea del Sur y Colombia para precisar los movimientos de los enfermos de covid-19 y su interacción cercana con otras personas con el objetivo de aplicar pruebas, diagnosticar, aislar y evitar más muertes.

Dicha tecnología utiliza el bluetooth de los teléfonos y los registros de las torres de telefonía móvil para hacer los seguimientos.

La Caja y Salud todavía discuten la posibilidad de utilizar el EDUS, aunque el Gobierno se alista para anunciar, este lunes, medidas para la reapertura gradual de la economía, en medio de insistentes llamados a la disciplina para evitar que se disparen los contagios.

No obstante, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) consideran que dicha plataforma podría ser utilizada para rastrear a pacientes y personas que estuvieran cerca de ellos.

Incluso, ante una consulta de La Nación, la gerencia de Transformación Tecnológica del ICE indicó que el EDUS pudo haberse habilitado desde hace semanas para ese fin.

Al respecto, Salazar subrayó que el uso de esa tecnología debe hacerse bajo el marco jurídico que obliga a proteger la información sensible de las personas y sostuvo que, precisamente, para asegurar el resguardo de los datos se puede echar mano de la informática.

Recordó que los sistemas informáticos se pueden programar para que almacenen los datos de forma anónima, archiven los registros por un periodo de tiempo o establezcan perfiles. A continuación, la entrevista concedida por el jerarca del Micitt:

- Señor ministro ¿Usted ve alguna dificultad técnica en que el país tenga el recurso de rastrear casos positivos del nuevo coronavirus por medio de teléfonos celulares?

- Desde el punto de vista tecnológico yo no veo que haya, absolutamente, ningún tema que impida utilizar la telefonía celular para ese fin, creemos que hay muchas soluciones y algunas se han dado, incluso, en otros países.

"No veo que haya, absolutamente, ningún elemento tecnológico que impida que se utilice el seguimiento y trazabilidad de los núcleos de infección, siempre guardando los elementos de protección de la información que manda la ley, pero hay todas las posibilidades técnicas para poder hacerlo.

"Eso está potenciado porque tenemos ya una plataforma (Expediente Digital Único en Salud) que se dedica al tema de la salud, tiene un alcance muy grande (1,9 millones de descargas) y por el cual se puede llegar a generar este tipo de soluciones.

“Podría ser que se necesite desarrollar una aplicación alterna, pero la posibilidad de llegar a tantas personas en tan poco tiempo nos genera una gran ventaja en la lucha contra los contagios y llevar toda la trazabilidad necesaria”.

- ¿Cuánta complejidad técnica representa esto?

- Mire, yo no creo que exista mucha dificultad técnica. Ya varios países, de hecho, como corea o Singapur o hasta empresas en Costa Rica han desarrollado sistemas de este tipo; así que no veo ninguna complejidad técnica que podamos decir que vamos a tardar seis meses.

"Creo que puede ser muy rápidamente. Además, en Costa Rica tenemos una alta penetración celular, eso permitiría que lleguemos a muchas personas y llevar una trazabilidad adecuada.

“En este instante, desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones lo que hacemos es recomendar, pero (la decisión) queda en las autoridades sanitarias. Ellos están hablando de hacer consultas legales para la ejecución de ese tipo de tecnología, pero técnicamente vemos factible el uso de esas soluciones”.

Hasta el 10 de mayo, el Ministerio de Salud reporta 792 casos positivos de covid-19 en Costa Rica y seis personas fallecieron por esa enfermedad desde el 6 de marzo. Del total de pacientes confirmados, 501 ya se recuperaron.

- ¿Hay sistemas de estos que almacenan los datos de manera anónima? ¿Sabe usted de algo así?

- He escuchado de muchos sistemas, pero recordemos que los sistemas hacen lo que uno les pide hacer. Es decir, guardar el anonimato de las personas puede ser un elemento de programación a desarrollar. También se puede determinar cuánto tiempo se va a guardar la información, cómo se va a manejar y quiénes van a tener acceso.

“Se pueden tomar todas las previsiones necesarias para ajustarse al marco de legalidad y que también cumplan con evitar la extensión de la pandemia”.

- Hay aplicaciones de este tipo que se están usando que, de manera automática, borran la información en el día 15, pues el ciclo del virus está previsto para 14 días...

- Como a cualquier sistema, uno puede decirle que borre la información cada cierto tiempo; cuando se genera información se generan perfiles para todos los usuarios.

“Recordemos que los sistemas de información y las diferentes bases de datos están amparadas al uso adecuado de las mismas. La tecnología permite tener todas las salvaguardas para garantizar la confidencialidad de la información en este tipo específico de trazabilidad”.

¿Cómo funciona una aplicación de rastreo?

Esta tecnología permite avisar a las personas si estuvieron cerca de alguien que tiene covid-19 y les indica qué hacer.

FUENTE: GOOGLE & APPLE, TRACE TOGETHER SINGAPUR, CORONAPP COLOMBIA, NHS COVID-19    || E.J. / LA NACIÓN.