Diego Bosque, Irene Rodríguez. 7 mayo
Según datos de la CCSS, 1,9 millones de personas han descargado, hasta este 6 de mayo, la aplicación EDUS. Por esa vía los usuarios pueden sacar citas, consultar información personal y ahora también pueden reportar síntomas relacionados la covid-19 y conocer su nivel de riesgo. Fotografía: Jeffrey Zamora
Según datos de la CCSS, 1,9 millones de personas han descargado, hasta este 6 de mayo, la aplicación EDUS. Por esa vía los usuarios pueden sacar citas, consultar información personal y ahora también pueden reportar síntomas relacionados la covid-19 y conocer su nivel de riesgo. Fotografía: Jeffrey Zamora

Costa Rica tiene la posibilidad de rastrear desde teléfonos celulares a las personas infectadas por la covid-19, precisar sus movimientos y alertar a quienes tuvieron contacto con ellas sin que eso signifique revelar la identidad del enfermo u otros datos personales.

Esas herramientas le permitirían a las autoridades de salud identificar a las personas que se han relacionado con portadores del nuevo coronavirus, someterlas a pruebas, aislarlas de manera eficiente y evitar muertes.

John Molina, gerente de Transformación Tecnológica del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), aseguró que el Expediente Digital Único en Salud (EDUS) tiene la capacidad técnica de realizar esas funciones de inmediato, si se tomara la decisión de implementarlas en el país.

El ICE desarrolló para la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) la aplicación EDUS y también se encarga del soporte y operación. En la actualidad, desde 1,9 millones de celulares se ha descargado esa app, según datos oficiales. La cifra representa el 38% de la población.

“Evidentemente hay que hacer un trabajo, pero es muy poco, no tenemos que construir algo desde cero”, expresó Molina.

Países como Singapur, Taiwan, Reino Unido, Australia, Alemania y Colombia ya utilizan los teléfonos celulares como aliados para seguir las huellas del virus y frenar olas de contagio y decesos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera esas aplicaciones como herramientas clave frente a la covid-19.

Pese a que EDUS puede ejecutar el rastreo desde que apareció el primer caso de covid-19, el 6 de marzo, Molina afirmó que no se han habilitado esos mecanismos por un “tema legal”.

Explicó que consultó en el ICE. Los abogados respondieron que no se puede hacer porque implica compartir datos personales (nombre, número de cédula, número de teléfono, sexo y ubicaciones) con terceros; esos terceros son el Ministerio de Salud y la CCSS.

Ese trabajo, añadió, requeriría integrar en el proceso y manejo de los datos a Claro y Telefónica, los otros dos operadores de telefonía móvil en el país.

“Mi criterio personal es que si no se usan ese tipo de aplicaciones, el retorno de la pandemia será muy delicado. La segunda ola sería muy riesgosa porque la gente empieza a salir a la calle y debemos tener herramientas de ese tipo para cuidarnos y que no suban el número de casos positivos o muertes. Es importante que busquemos cómo habilitar estos mecanismos para no contagiarnos”, enfatizó Molina.

EDUS sirve normalmente como enlace entre CCSS-paciente para citas médicas, diagnósticos, medicamentos, datos de pensión y, ahora, también, para reportar si un usuario sufre síntomas del virus.

Para este miércoles, se confirmaban en el país 761 casos positivos a lo largo de dos meses. Aunque Salud ya comenzó a flexibilizar medidas, ha advertido que ante cualquier aumento en la curva, revertirá el proceso.

“La tecnología ya nos ofrece soluciones”

Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, coincidió con el criterio de que la tecnología debe ser aliada en el combate de la pandemia.

"Utilizar tecnologías digitales para dar trazabilidad a núcleos de contagio es oportuna y la tecnología ya nos ofrece soluciones. Todo ello siempre y cuando se garantice la privacidad de la información de las personas y se respeten los lineamientos establecidos en el ordenamiento jurídico sobre protección de datos.

“Teniendo el EDUS un nivel de descargas que supera el millón, nos ofrece una gran posibilidad para promover y hacer llegar este tipo de solución tecnológica a una gran parte de la población muy rápidamente”, dijo Salazar.

No obstante, el ministro subrayó que la decisión de poner en marcha su uso depende de las autoridades sanitarias.

La Nación consultó a Daniel Salas, ministro de Salud, si le ha pedido a la Caja emplear el EDUS como instrumento para trazar casos, pero al cierre de esta información no había contestado.

También se solicitó una entrevista con autoridades de la CCSS, pero prometieron que sería este jueves.

Sin embargo, el 26 de abril, Eduardo Rodríguez, médico salubrista y jefe del componente clínico del EDUS, declaró a La Nación que él sí está de acuerdo en usar esta “app” y garantizó el anonimato.

“Sería siempre anonimizado, sin identificar a la persona (contagiada). Evidentemente, no es marcar el punto exacto, pero sí decir ‘usted debe extremar medidas porque en el rango X hay un caso positivo’”, explicó el funcionario.

¿Es legal usarla? Según el abogado José Francisco Salas, especialista en derecho informático, aunque los registros de salud son de carácter sensible y la geolocalización es información de tipo restringido, la ley permite que el Estado acceda a ambos.

“Cuando se trata de una emergencia como la que tenemos ahora, que es de salud, perfectamente se puede hacer siempre y cuando existan reglas claras para eso. En primer lugar, cuál es la finalidad de la recolección de datos. Y, muy importante, que esa finalidad no se puede desviar”, afirmó Salas.

Hasta ahora, la CCSS se ha limitado a usar el EDUS como un canal para realizar encuestas a la población para determinar si tiene síntomas, definir un nivel de riesgo para cada usuario y darles algún tipo de seguimiento. También comparte información sobre la pandemia a través de esa vía.

Sobre la posibilidad de utilizarlo para trazar contactos, solo ha dicho que estudia la viabilidad legal.

Sobre la utilización de datos personales, La Nación intentó obtener el criterio de la Agencia de Protección de Datos de los Habitantes, pero Elizabeth Mora, jerarca de la entidad, contestó que podría atender la petición hasta el viernes.

Sin embargo, la Ley Protección de la Persona Frente al Tratamiento de sus Datos Personales establece que basta con un consentimiento a través de un documento escrito o electrónico del usuario para autorizar el uso de su información.

¿Cómo funciona?

John Molina, gerente de Transformación Tecnológica del ICE, expuso que este tipo de tecnología utiliza el bluetooth de cada aparato celular o la información de base celular para determinar los contactos entre personas.

Por ejemplo, si Juan descargó EDUS y sale a la calle con su bluetooth encendido y durante su recorrido tiene aproximaciones con una persona a la que diagnosticaron covid-19, automáticamente la aplicación guardará la información y posteriormente notificará a las autoridades sobre esas interacciones y a los usuarios.

¿Cómo funciona una aplicación de rastreo?

Esta tecnología permite avisar a las personas si estuvieron cerca de alguien que tiene covid-19 y les indica qué hacer.

FUENTE: GOOGLE & APPLE, TRACE TOGETHER SINGAPUR, CORONAPP COLOMBIA, NHS COVID-19    || E.J. / LA NACIÓN.

Además, le podría dar a Juan un reporte de las personas que se le acercaron tras su contacto con el paciente positivo y el nivel de riesgo de cada uno de ellos.

Adicional a los 1,9 millones de descargas, en el país hay, de acuerdo con la Superintendencia de Telecomunicaciones, 4,7 millones de líneas telefónicas con Internet móvil de un total de 8,8 millones de líneas celulares activas.

Maria Van Kerkhove, jefa técnica de la OMS para covid-19, manifestó este miércoles la importancia de ese tipo de aplicaciones para vencer la enfermedad.

“El rastreo de contactos sigue siendo una de las herramientas fundamentales que deben utilizarse para seguirle el paso a la epidemia y bajar el riesgo de transmisión del covid-19 (...) consiste en que, una vez que se identifica a una persona con la enfermedad, se deben identificar todas las personas con las que ese caso estuvo y se les da un seguimiento durante 14 días para ver si desarrollan síntomas”, comentó la especialista.

Por medio de su oficina de prensa, la Caja Costarricense de Seguro Social comunicó lo siguiente este jueves:

"El Expediente Digital Único en Salud (EDUS) es un desarrollo de la CCSS que se compone de múltiples funcionalidades y servicios. El ICE es un proveedor que ha sido importante en el despliegue de infraestructura tecnológica para ampliar la cobertura del EDUS.

“El app del EDUS para móviles es propiedad de la CCSS, es un desarrollo mixto donde terceros aportan diferentes componentes a la solución, la cual es administrada por la Institución”.