Salud

Salud aplaza uso de camas en hospitales privados para pacientes no covid

Medida se toma debido a que CCSS todavía no refiere enfermos; posibilidad de activar mecanismo queda abierta en caso de necesidad

El ministro de Salud, Daniel Salas Peraza, comunicó a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) la decisión de dejar sin efecto las resoluciones que permitirían referir pacientes no covid a hospitales privados.

Se trata de una estrategia autorizada, hace casi un mes, con el propósito de desahogar a los hospitales públicos saturados por la actual ola pandémica.

El jerarca de Salud anunció la medida mediante el oficio MS-DM-4843-2021, con fecha de este 21 de junio, enviado al gerente general de la Caja, Roberto Cervantes Barrantes.

No obstante, en el mismo documento Salas deja abierta la posibilidad de reactivar el mecanismo para trasladar pacientes, cuando se considere necesario.

La autorización para usar camas en hospitales privados data del pasado 28 de mayo, cuando la Junta Directiva de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) aprobó un fondo de casi ¢2.400 millones con ese fin.

Dicha resolución se tomó luego de que las propias autoridades de la CCSS solicitaran una declaratoria de alerta roja hospitalaria por el incremento en el número de enfermos hospitalizados.

Sin embargo, hasta el momento los centros públicos no han enviado ni un solo paciente no covid a los cuatro hospitales privados autorizados por la CNE.

Así lo confirmó, en su momento, el director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Salud, Massimo Manzi, organización que medió en las conversaciones entre centros privados y CCSS.

El pasado 9 de junio, se le otorgó a la Gerencia Médica de la Caja un plazo de 48 horas para indicar si se iba a hacer uso de las resoluciones y luego se indico que el servicio sería usado a partir del miércoles 16 de junio.

“Dado que pasados seis días aún no se ha hecho uso de dichas camas, entendemos que en este momento no van a utilizarlas, por lo que procedemos a dejar sin efecto las resoluciones emitidas a los hospitales privados, tomando en cuenta que en el marco de la emergencia que enfrentamos, es importante que la Junta Directiva de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias pueda disponer de los recursos como considere prudente”, justificó Salas.

El viernes anterior, Cervantes confirmó que la estrategia para referir casos no covid a centros privados estaba en pie.

Indicó que los directores de los hospitales públicos eran quienes tenían la potestad de decidir cuándo y cuántos pacientes no covid enviarán a los centros privados, y lo harían solo si es necesario y como una medida excepcional.

En varios oficios que se cruzaron los directores de hospitales y la Gerencia General, estos manifestaron que todavía estaban en capacidad de soportar la presión en momentos en que la cantidad de enfermos en salón y en Cuidados Intensivos (UCI) comienza a registrar una leve pero sostenida reducción.

Lo anterior, lo dejaron patente los directores médicos de seis hospitales: México, San Juan de Dios, Calderón Guardia, Max Peralta, San Vicente de Paúl y San Rafael de Alajuela, que son los que han soportado la mayor carga de pacientes covid-19 en esta ola pandémica.

La activación de su uso, dijeron los directores en un oficio a la Gerencia, dependerá del comportamiento epidemiológico de la covid y de la demanda de servicios de hospitalización no covid.

Se tomaría como referencia los siguientes parámetros para activar la estrategia:

1. Cuando la ocupación del servicio de Emergencias supere el 90% y se demuestre la imposibilidad de atender pacientes de moderada y alta complejidad no covid.

2. Cuando la ocupación hospitalaria de las secciones de Medicina y Cirugía superen el 90% de su ocupación ampliada.

Según datos del Ministerio de Salud, hasta este 18 de junio 1.162 personas estaban internadas en hospitales (diez de ellas en dos centros privados); 472 en UCI.

Extensión de estrategia

La Nación solicitó a la oficina de prensa de la CCSS, una reacción de las autoridades institucionales sobre este aplazamiento, que al cierre de esta nota no había llegado.

El 18 de junio, en entrevista telefónica, Roberto Cervantes reiteró que hay una demanda no satisfecha, que es la correspondiente a la atención de aquellos pacientes con enfermedades diferentes a la covid-19.

“Eso debemos tenerlo muy claro. ¿Por qué hemos logrado tanta expansión? Porque cada vez que usamos más camas covid, estrujamos los otros servicios. Se deja de operar o internar a pacientes por otras causas y hay más pacientes en observación de emergencias que se quedan ahí.

“Esa estrategia pretende ser un alivio para todos aquellos pacientes no covid. La estrategia no ha variado: es para pacientes no covid. Por eso, cuando se dice que la Gerencia General cambió algo de la Gerencia Médica, es un criterio incorrecto”, defiende Cervantes.

El gerente asegura que lo que se ha hecho es fortalecer la estrategia presentada por el gerente médico, Mario Ruiz Cubillo.

También adelantó que recurrir a los hospitales privados está dentro de los planes para ayudar a desahogar las listas de espera, especialmente en cirugías, que se han disparado en estos 15 meses de pandemia, con tiempos de espera de hasta 721 días para una operación en la especialidad de Ortopedia.

Este plan, fue presentado el 17 de junio ante el Centro de Operaciones de Emergencia, en una reunión virtual, en Casa Presidencial.

Cervantes participó en esa cita en representación de Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la CCSS, quien ese día no podía atender la convocatoria.

“Les hice ver que la estrategia es una que funciona. Algunas personas creen que el decreto de emergencia solo abarca la fase de choque, pero también abarca la fase de respuesta, de reconstrucción y de rehabilitación; eso debe estar claro”, explicó el funcionario.

La estrategia también fue discutida en la sesión de Junta Directiva de la CCSS, del jueves 17 de junio, donde recibió el apoyo de los directores, aseguró el gerente.

“Pidieron un informe sobre cómo estaba la situación y dieron su respaldo a la estrategia. Se le pidió a la Auditoría revisar las controles, a ver si estaban los documentos. Es lo único que se pidió y de manera preventiva”, confirmó Cervantes.

Desde el 28 de mayo, cuando trascendió la aprobación del plan, quedó claro que el mismo se fundamenta en el artículo 368 de la Ley General de Salud, en concordancia con el régimen de excepción, que faculta a Salud a disponer de edificios y hospitales públicos o privados, por el tiempo que el Poder Ejecutivo decrete.

Nota actualizada a las 4:30 p.m., del 21 de junio, con oficio del Ministerio de Salud.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.