Ángela Ávalos. 1 junio
La CCSS espera recibir la llamada torre este del Hospital Calderón Guardia, a finales del primer semestre de este año. La obra asciende a $83 millones. Esta imagen corresponde al lunes 25 de mayo. Foto: John Durán
La CCSS espera recibir la llamada torre este del Hospital Calderón Guardia, a finales del primer semestre de este año. La obra asciende a $83 millones. Esta imagen corresponde al lunes 25 de mayo. Foto: John Durán

Desfibriladores, ventiladores mecánicos y carros para el traslado de alimentos que equiparían la nueva torre de siete pisos del Hospital Calderón Guardia, terminaron por estrenarse en el Centro Especializado en la Atención de Covid-19 (Ceaco).

La información la confirmó el gerente interino de Infraestructura y Tecnología de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Jorge Granados, quien justficó la medida en el decreto de emergencia nacional por la pandemia.

No obstante, el funcionario también recordó la política de la Caja de funcionar como una sola institución y canalizar recursos a los sitios donde se requiera.

“Sí, hay equipo que fue trasladado al Ceaco que estaba para la torre este. Pero eso no quiere decir que esa torre no pueda entrar en funcionamiento sin ese equipo.

"Como la CCSS es una sola institución y ante la situación de emergencia nacional, se tomó la decisión de usar los recursos donde más se requieran. Ese equipo será repuesto en la torre este”, aseguró el gerente.

La Caja, dijo, es la dueña de todos los equipos que se encuentran en sus centros de salud. Dichos aparatos son institucionales y están puestos al servicio de la población.

“Suena un poco ilógico que yo teniendo un respirador sin usar en la torre este, lo tenga esperando a que se entregue la torre mientras necesito ventiladores en Ceaco”, explicó Granados.

“La institución debe tener esa flexibilidad. Esa es la ventaja de tener un sistema de salud único. Al convertir al Cenare en centro especializado, se pudo disponer de recursos institucionales instalados en otros centros para agilizar su entrada en operación”, indicó.

La Contraloría General de la República (CGR) ha autorizado, al menos, $15 millones en compras urgentes debido al covid-19, muchas de ellas dirigidas a suplir las necesidades de operación del Ceaco.

Parte de estas adquisiciones, como ventiladores mecánicos, están en camino todavía. Por eso, se tomó la decisión de suplir la necesidad inmediata con aparatos disponibles en otros centros de salud; incluida la torre.

Larga espera

FUENTE: GERENCIA DE INFRAESTRUCTURA Y TECNOLOGÍA, CCSS.    || J.C. INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

Desde el pasado 22 de marzo, la entidad informó sobre la labor acelerada que realizaba para transformar el Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare), ubicado en la Uruca, en un nuevo hospital especializado en covid-19.

Eso implicó utilizar equipos de otros proyectos que estaban disponibles; entre ellos, los del edificio de la torre este del hospital Calderón Guardia, que es un proyecto llave en mano, valorado en $83 millones.

15 años de espera

Por ese edificio, de siete pisos, se ha esperado 15 años. Sustituirá el edificio que destruyó el incendio del 12 de julio del 2005. En esa tragedia fallecieron 21 personas, entre personal de Enfermería y pacientes hospitalizados.

El proceso de entrega de la obra se iniciará a finales de junio, con miras a que entre en funcionamiento en el segundo semestre del año.

La torre tendrá un centro especializado de imágenes médicas con equipos de rayos X, ultrasonidos, tomógrafos, mamógrafos y angiógrafos.

La entidad anunció su construcción en el 2010, la cual debía empezar en abril del 2012, pero la crisis financiera que afectó a la Caja frenó el avance del proyecto.

Una de las imágenes más dramáticas del incendio de la llamada torre norte, del Calderón, ocurrido el 12 de julio del 2005. Las investigaciones concluyeron que fue provocado. Foto: Archivo/AP
Una de las imágenes más dramáticas del incendio de la llamada torre norte, del Calderón, ocurrido el 12 de julio del 2005. Las investigaciones concluyeron que fue provocado. Foto: Archivo/AP

Durante la crisis, la gerencia de Infraestructura de la CCSS logró que, al menos, se avanzara en la construcción de los edificios de Ropería y Nutrición, renovación de los quirófanos de la torre sur y en la realización de varias obras complementarias.

Estos otros trabajos —cuya inversión ascendió a $22 millones— ya fueron inaugurados y sus servicios están operando en la actualidad.

El Calderón Guardia es uno de los tres hospitales de categoría nacional, junto al México y el San Juan de Dios. Los tres se ubican en San José.

Este hospital atiende una población cercana a los 1,4 millones de habitantes en todo el país. Cuenta con alrededor de 3.400 funcionarios.