Ángela Ávalos. 1 octubre
Randall López fue parte del primer grupo de pacientes que recibió radioterapia con acelerador lineal en las madrugadas. Esta foto es del 9 de julio anterior. Foto: John Durán
Randall López fue parte del primer grupo de pacientes que recibió radioterapia con acelerador lineal en las madrugadas. Esta foto es del 9 de julio anterior. Foto: John Durán

Dos de los cuatro aceleradores lineales de la Caja salieron de operación esta semana debido a fallos en los equipos, lo cual vuelve a dejar sin tratamiento contra el cáncer a un grupo de pacientes oncológicos.

Se trata de los aparatos identificados como Varian 3 y Varian 4 que, en conjunto, atienden a un promedio de 48 enfermos diarios.

La gerenta de infraestructura y logística de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Gabriela Murillo Jenkins, confirmó la información ante consulta de este medio.

Murillo indicó que se encuentran en la etapa de diagnóstico de los desperfectos pues, según indicó, la institución apenas se enteró la mañana de este lunes sobre la situación.

La funcionaria, no obstante, informó de que los repuestos para uno de estos aparatos ya está en aduanas y se espera realizar su instalación esta misma semana.

No es la primera vez que esto ocurre. Hace menos de un mes, uno de los cuatro equipos salió de operación por unas horas. El desperfecto ocurrió el viernes 7 de setiembre y dejó a 15 enfermos sin terapia ese día.

La jefa de radioterapia, en el Hospital México –en donde están instalados los cuatro equipos–, Lisbeth Cordero, indicó que los enfermos asignados a esos dos aparatos ya habían iniciado tratamiento, el cual quedó suspendido hasta nuevo aviso.

“No tengo datos de cuándo se cambiarán los repuestos para poder entrar en funcionamiento”, aclaró la funcionaria, quien al momento de la consulta no tenía a mano la cantidad de enfermos que están en esa condición.

Los aceleradores eliminan tumores con el uso de radiación. Son utilizados tanto en personas que han sido sometidas a operaciones o en aquellas con tumores que no pueden ser removidos en el quirófano.

(Video) Aceleradores trabajan a máxima capacidad

Los servicios de radioterapia entraron en crisis desde junio pasado, cuando trascendió la existencia de una lista de espera de más de 700 enfermos de cáncer que requerían ser tratados con la radiación que emiten estos aparatos.

La situación se agudizó tras la salida de operación de la unidad de cobalto que funcionaba en el Hospital San Juan de Dios. Este aparato ya no recibirá más pacientes; todos pasaron al Hospital México, donde está el centro de radioterapia de la Caja.

Como medida de contingencia, desde entonces se están atendiendo pacientes las 24 horas del día, de lunes a sábado.

Murillo confirmó de que la Contraloría General de la República dio una autorización para una compra directa concursada para instalar dos aceleradores en el Hospital San Juan de Dios.

La Contraloría también activó otro permiso para instalar en el México un equipo de acelerador llamado “monoenergético” en el recinto en el que antes estaba instalada una unidad de cobalto.

La compra de servicios a terceros para la atención de pacientes aún sigue en análisis, dijo Murillo.