Yeryis Salas, Ángela Ávalos. 25 junio
Los estudiantes son investigados por el Colegio de Médicos, la UCR y la CCSS. Foto: Melissa Fernández.
Los estudiantes son investigados por el Colegio de Médicos, la UCR y la CCSS. Foto: Melissa Fernández.

El Colegio de Médicos investigará a los residentes del Hospital Nacional de Niños denunciados por integrar un supuesto chat con contenido sexual sobre sus pacientes.

La Fiscalía de esta institución se encargará de recolectar las pruebas para confirmar o descartar los hechos.

Mauricio Guardia, fiscal del Colegio, afirmó que “estamos siendo consecuentes con la normativa vigente donde el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica está en la obligación de investigar los casos, ya sea a partir de una denuncia expresa de una persona o bien, cuando trasciende a la opinión pública”.

Por su parte, el presidente de la entidad, Luis Carlos Pastor, señaló que “se trata de actitudes reprochables y que deberían erradicarse por completo de la sociedad costarricense”.

“No podemos ser tolerantes ante estos comportamientos y en caso que se demuestre que profesionales médicos han realizado algún tipo de estas conductas, deberán asumir su responsabilidad”, aseveró el jerarca.

Guardia explicó que si la Fiscalía comprueba que lo denunciado es real, el caso se eleva al Tribunal de Ética del Colegio.

Si se les atribuye una falta gravísima, los investigados se exponen a una suspensión de un año del ejercicio de la profesión.

Paralelamente, los médicos residentes, estudiantes de posgrado de la Universidad de Costa Rica (UCR), también son investigados por esta casa de estudios y por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Debido a estas indagaciones, los alumnos podrían recibir una sanción académica de hasta seis años.

Detalles del caso

El Hospital de Niños recibió la denuncia anónima el pasado viernes.

Del grupo de médicos, solo una doctora permanece en este centro médico, pues el sistema de trabajo consiste en hacer rotaciones en todos los hospitales nacionales.

La mañana de este martes, altas autoridades de la Caja y la UCR analizaron el caso en el Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (Cendeisss).

La directora médica del Hospital Nacional de Niños, Olga Arguedas, confirmó que se decidieron medidas cautelares contra los supuestos involucrados en el caso, pero que no serán informadas públicamente hasta que estas personas hayan sido notificadas.

Por su parte, Álvaro Morales Ramírez, decano del Sistema de Estudios de Posgrado de la UCR, se comprometió a tener en un mes listos los resultados de la investigación a cargo de la Universidad.

“Reafirmamos nuestra preocupación por los hechos denunciados. Ambas instituciones ya iniciamos el proceso para la investigación preliminar que en estos casos debemos de realizar, y estamos evaluando lo que podrían ser medidas cautelares, dado que mientras dure el proceso de investigación no es conveniente que las personas involucradas estén en los espacios donde se denuncian los hechos”, dijo el decano, en referencia al Hospital de Niños, en donde rotaron estos residentes.

“De parte de ambas instituciones, queremos asegurarle a la población que este es un hecho que nos ocupa totalmente. Somos instituciones identificadas con los valores y principios, el derecho de Estado, la protección a las poblaciones vulnerables”, agregó.

En un principio el fiscal del Colegio de Médicos indicó que la sanción máxima que esta entidad impone es de seis años. Sin embargo, luego se aclaró que esta suspensión es de un año.