Ángela Ávalos. 19 junio
Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) reciben a los enfermos más complicados. Hasta este 17 de junio, solo tres enfermos con covid-19 necesitaban el soporte de estos servicios. Foto: Archivo/Diana Méndez.
Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) reciben a los enfermos más complicados. Hasta este 17 de junio, solo tres enfermos con covid-19 necesitaban el soporte de estos servicios. Foto: Archivo/Diana Méndez.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) todavía mantiene en estudio la guía con los lineamientos bioéticos que orientarán a los profesionales sanitarios en la asignación de equipos a los enfermos de covid-19, en caso de una eventual saturación de sus hospitales.

Un equipo técnico del Centro de Desarrollo en Investigación en Salud y Seguridad Social (Cendeisss) preparó el documento para orientar a su personal ante eventuales dilemas relacionados con la pandemia por SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus responsable de covid-19; principalmente, la asignación de respiradores a los enfermos en caso de que llegaran a escasear esos equipos.

Los lineamientos son urgentes porque proporcionarían una guía y no dejarían a la libre elección de cada profesional una decisión de tal magnitud, en caso de que se llegara a un escenario dramático como los enfrentados por otros países del mundo, en meses anteriores.

Según la oficina de prensa de la CCSS, la guía está en manos de la Gerencia General para su revisión y posterior aprobación. No se dieron más detalles sobre las características del documento.

Hasta ahora, Costa Rica ha mantenido bajo control los efectos de la pandemia. Aunque ha crecido el número de casos activos versus el de recuperados, la cantidad de enfermos hospitalizados en salón y en Cuidados Intensivos (UCI) está estable, con 22 personas en salón y tres en UCI hasta este 18 de junio.

Actualmente, el país enfrenta la segunda ola de casos, concentrados en comunidades agrícolas y ganaderas de la zona norte.

El último reporte del Ministerio de Salud, daba cuenta de 1.871 enfermos confirmados desde el 6 de marzo, día en que se reportó el primer caso de covid-19 en Costa Rica.

Más de tres meses después, solo se han reportado 12 fallecimientos.

Contar con una guía bioética en momentos de pandemia es fundamental, según expertos consultados por La Nación, quienes coinciden en que muchas de las acciones que se han realizado en otros países corresponden a las llamadas “decisiones en tiempos de guerra”.

En naciones como España o Italia, los equipos tuvieron que decidir a quién le conectaban el respirador y a quién no, debido a la saturación de los servicios de salud, que dejó sin disponibilidad de equipos a hospitales completos.

El médico experto en Bioética, Alejandro Marín Mora, asegura que en escenarios como esos es en donde entra a jugar un papel fundamental esa disciplina.

”La Bioética puede marcar las pautas para los distintos escenarios clínicos que se experimentarán durante la pandemia. Con los años, la Medicina se ha tecnificado, eso la ha tornado “fría y mecánica”. La Bioética le está devolviendo el sentido de humanidad”, explicó Marín en un reportaje de La Nación, publicado a inicios de mayo.

”Todos tenemos un derecho a la salud, lo que conlleva el acceso a una atención oportuna, diligente, segura y de calidad. Empero, aparece un elemento importante, la priorización. Para ser éticos, debemos priorizar a los pacientes.

“Lo siguiente es comprender que los recursos médicos son limitados, por lo que una sobredemanda (sic) puede afectar la relación entre recursos requeridos versus recursos disponibles, causando un desequilibrio”, advirtió el médico en mayo.

La falta de guías y protocolos, dijo Marín, podría llevar al personal de salud responsable de la atención directa de esta emergencia, a sufrir estrés psicológico y moral.