El País

Rector de UCR: Policías sí pueden ingresar al campus y se aplicarán medidas disciplinarias

Henning Jensen anuncia la apertura de una investigación interna por lo ocurrido la noche del jueves, cuando personal de seguridad de la universidad impidieron el ingreso de oficiales que perseguían a personas que quemaron vía y les lanzaron gasolina

Henning Jensen, rector de la Universidad de Costa Rica (UCR), afirmó este sábado que los oficiales de la Fuerza Pública sí pueden ingresar al campus universitario en casos de flagrancia, sin necesidad de una orden judicial, como el de la noche del jueves frente a la facultad de Derecho.

Jensen anunció la apertura de una investigación con fines disciplinarios por los hechos ocurridos al costado oeste de la sede Rodrigo Facio, en San Pedro de Montes de Oca.

Esa noche, luego de 24 horas de bloqueo de la carretera de Circunvalación, la Fuerza Pública advirtió a manifestantes universitarios de que debían retirarse de la vía. Cuando procedieron a quitarlos, un grupo prendió fuego en el asfalto e intentó quemar a policías lanzándoles gasolina.

Los oficiales persiguieron a los implicados, pero el personal de seguridad de la UCR les permitió ingresar al campus, para evadir a la autoridad, al tiempo que bloqueó el paso de la Fuerza Pública.

Al respecto, el rector Jensen afirmó: “La UCR no justifica actos de violencia de ningún tipo, ni los encubre ni propicia. Haremos una investigación interna y aplicaremos las medidas que correspondan, incluyendo las disciplinarias", indicó el rector.

Al consultársele si los oficiales tenían la orden de impedir el ingreso de la policía al campus y permitir la entrada de personas que, en apariencia, estaban cometiendo delitos, el jerarca universitario respondió: “Es falso. No tienen esa orden”.

En declaraciones publicadas por el Semanario Universidad, Ana María Rojas, del Frente Autónomo Universitario, aseguró: “Algunos estudiantes entraron a la UCR, como lo habíamos acordado con los ‘compas’ de Seguridad. Fueron una maravilla, nos apoyaron y acuerparon muchísimo. A mí me metieron dentro de la universidad. En afán de protegernos, crearon una barrera humana para protegernos con sus cuerpos y cerraron, simultáneamente, el portón”.

‘Es una falsa impresión’

Cuestionado sobre el tema, el rector Henning Jensen insistió que no existió directriz alguna en ese sentido.

-Pero los oficiales sí los encubrieron, como se ve en los videos, y lo confirma la vocera del movimiento. Ella dice que “acordaron” con ellos esa protección...

“Eso es lo que dice ella”.

-Con el actuar de los oficiales de la UCR, queda la impresión de que los alumnos pueden cometer cualquier delito y ahí en la UCR los protegen...

“Es una falsa impresión”.

-¿Puede la fuerza pública ingresar al campus? Es que en los videos se ve que les impiden el ingreso.

“Pueden ingresar al campus ante una situación de flagrancia o, en otras circunstancias, con la respectiva orden judicial”.

-O sea, si podían ingresar, ¿por qué se lo impidieron los oficiales?

“Eso lo estamos investigando”.

Reclamo de ministro

El ministro de Seguridad, Michael Soto, reclamó a las autoridades universitarias el haber refugiado a los presuntos agresores.

En relación a la situación de los supuestos estudiantes involucrados, Jensen indicó que no se referiría a ellos, pues la situación está siendo investigada por los tribunales de Justicia.

Los siete sospechosos de los delitos de incendio, obstrucción de vía pública y resistencia que sí fueron detenidos, durante los disturbios del jueves anterior, quedaron en libertad este viernes, aunque con medidas cautelares.

La Fiscalía informó de que los imputados responden a los apellidos Carvajal Monterrey, Cisneros Quesada, Solís Aponte, Mora Castro, Vásquez Orozco (mujer), Tapia Álvarez (mujer) y Hernández Morales.

Protocolo desatendido

La actuación de los oficiales de seguridad de la UCR fue en contra del convenio entre la Fuerza Pública y la UCR, en el que se acuerda que los oficiales pueden ingresar para detener a un presupuesto delincuente en flagrancia.

De hecho, según el ministro de Seguridad, la Fuerza Pública había coordinado, de previo, con los reprentantes de seguridad interna cerrar el portón lateral que está por la Facultad de Derecho, por donde finalmente ingresaron los manifestantes que escaparon de los policías.

Sin embargo, ese acuerdo no se materializó.

“Cuando se da la situación, y contrario a lo que nosotros esperábamos, la seguridad (de la UCR) salió al portón que continuaba abierto y permitió el acceso de todas estas personas al campus universitario, desde donde comenzaron a tirarle piedras a los oficiales de la Fuerza Pública.

"En los videos se ve que tiran piedras de los balcones y que se permite el acceso de ellos, incluso (los guardas de la UCR) hicieron una especie de cadena para impedir que nosotros entráramos, lo cual no era un objetivo, porque tenemos claro cómo proceder ante estas circunstancias”, explicó Soto.

Sobre lo ocurrido, el presidente de la República, Carlos Alvarado, manifestó su apoyo, solidaridad y agradecimiento con los oficiales de la Fuerza Pública.

Los hechos también tuvieron eco en el Congreso; el presidente de la Asamblea Legislativa, Carlos Ricardo Benavides, reprochó a las autoridades universitarias la protección que dieron a los supuestos delincuentes.