Sofía Chinchilla C.. 20 febrero
De izquierda a derecha, los diputados independientes Marulin Azofeifa, Ignacio Alpízar, Floria Segreda y Jonathan Prendas, quienes presentaron el recurso de amparo para exigir más plazas de asesor. Foto: Melissa Fernández.
De izquierda a derecha, los diputados independientes Marulin Azofeifa, Ignacio Alpízar, Floria Segreda y Jonathan Prendas, quienes presentaron el recurso de amparo para exigir más plazas de asesor. Foto: Melissa Fernández.

La Sala Constitucional rechazó un recurso de amparo que presentó el bloque de diputados afines al excandidato presidencial Fabricio Alvarado para quitarle cuatro plazas de asesores a la bancada del Partido Restauración Nacional (PRN).

Dicho reclamo había sido interpuesto, el pasado 12 de febrero, por los legisladores Jonathan Prendas, Floria Segreda, Ignacio Alpízar y Marulin Azofeifa.

Ellos forman parte de un grupo de ocho legisladores que se declaró independiente, luego de que Alvarado decidiera separarse de Restauración Nacional.

Su intención, al acudir a la Sala IV, era que se le quitaran cuatro plazas de asesor al PRN y que sus códigos se las asignen a ellos, para poder quedar con seis profesionales cada uno.

Tal movimiento implicaría que los despachos de los seis restauracionistas queden con solo cinco asesores.

Los fabricistas basan su reclamo en un documento del Departamento Legal del Congreso que les otorga una plaza más a cada uno, pero que no se ha ejecutado por varias objeciones que ha presentado Carlos Avendaño, jefe de fracción de Restauración.

Los independientes pidieron a la Sala IV que se obligue a la Asamblea Legislativa a ejecutar el cambio.

Magistrados descartan interferir

No obstante, el 15 de febrero, los magistrados rechazaron el recurso por el fondo, argumentando que la resolución de dicha disputa le compete al Congreso, el cual goza de independencia.

“Dicho lo anterior, estima la Sala que no debe interferir con el derecho de autorregulación del Parlamento”, señalaron los magistrados.

“Los alegatos expuestos corresponden a un tema de organización interna de la Asamblea Legislativa, como es determinar la cantidad de asesores que le corresponde a cada diputado y la ejecución de lo dispuesto por el Directorio Legislativo, por lo que deben acudir ante la autoridad recurrida a discutir el fondo del asunto y hacer valer sus pretensiones”, amplió la Sala.

En la resolución, la Sala también señaló que los legisladores recurrentes no aportaron pruebas de que hayan sufrido una lesión al principio de igualdad.

"No se infieren elementos suficientes –ni siquiera indiciarios– que permitan denotar una posible lesión al principio de igualdad. De lo reclamado no se desprende alguna posible lesión a derechos fundamentales que permita la admisión a estudio de fondo de este asunto”, concluyeron los magistrados.

En la organización del Congreso, a cada diputado le corresponden 5,82 plazas de asesores; no obstante, en la práctica algunos legisladores pueden tener menos de ese número o podrían asignarlas a personal compartido.

Carlos Avendaño, jefe de fracción de Restauración, se opone al traslado de plazas basado en el hecho de que en el 2018, cuando la fracción estaba unida, se llegó a un acuerdo sobre la distribución de los cupos.

Dicho acuerdo dejó a unos diputados con cinco asesores y a otros, con seis. Actualmente, tres legisladores del PRN tienen cinco plazas, tres tienen seis asesores y comparten una plaza en la jefatura de fracción.

Cuando ocho diputados se separaron de esa agrupación política, la mitad de ellos quedaron con seis plazas cada uno y otros cuatro tienen cinco; estos últimos son quienes querían que la Sala IV se les asignara un asesor más.

La disputa la iniciaron los fabricistas el 31 de octubre pasado, una semana después de haberse separado de Restauración, cuando enviaron al Directorio legislativo la lista de peticiones para su nueva organización.