Rebeca Madrigal Q.. 18 febrero
Ivonne Acuña, Jonathan Prendas y Marulin Azofeifa, ahora diputados del bloque independiente. Foto: Diana Méndez.
Ivonne Acuña, Jonathan Prendas y Marulin Azofeifa, ahora diputados del bloque independiente. Foto: Diana Méndez.

Cuatro diputados del bloque independiente interpusieron un recurso de amparo para que la Sala Constitucional les resuelva una disputa que tienen con Restauración Nacional por cuatro plazas de asesores.

La disputa tiene cuatro meses de desgastar al directorio legislativo que ha intentado resolver la repartición de plazas entre Restauración Nacional y cada uno de los ocho diputados que se separó de la agrupación política para emprender un nuevo proyecto político, liderado por el excandidato a la Presidencia, Fabricio Alvarado.

Pero tras varios fallidos intentos, argumentos y recursos presentados ante la presidencia del Congreso, los diputados del bloque independiente Jonathan Prendas, Floria Segreda, Ignacio Alpízar y Marulin Azofeifa, llevaron el caso ante los magistrados constitucionales el 12 de febrero.

Lo que pretenden es que la presidenta del Directorio, Carolina Hidalgo, ejecute un criterio del departamento legal que le concede una plaza más para cada uno.

Sin embargo, el jefe de fracción de Restauración Nacional, Carlos Avendaño, sostiene que conceder esas cuatro plazas afectaría la organización de su fracción e implicaría despedir, sin argumento legal, a cuatro de sus asesores, lo cual podría acarrear demandas laborales.

En la organización del Congreso, le corresponden a cada diputado 5,82 plazas para sus asesores; no obstante, en la práctica algunos diputados pueden tener menos de ese número o podrían asignarlas a personal compartido.

De acuerdo con Avendaño, previo a iniciar el periodo legislativo, hubo un acuerdo para la distribución de plazas que dejó a unos con cinco asesores y a otros con seis. Actualmente, tres diputados de Restauración Nacional tienen cinco plazas, tres tienen seis asesores y comparten una plaza en la jefatura de fracción.

Cuando el bloque se separó de la agrupación política, cuatro de los independientes quedaron con seis plazas cada uno y otros cuatro tienen cinco, estos últimos son quienes reclaman a la Sala IV que se les asigne un asesor más, tal como lo indica un criterio del Departamento Legal del Congreso.

Así, cada uno de los diputados independientes quedaría con seis asesores, aunque eso deja a todos los diputados de Restauración con cinco cada uno.

Diputados del bloque independiente del Congreso presentaron un recurso de amparo para luchar por cuatro plazas en el Congreso
Diputados del bloque independiente del Congreso presentaron un recurso de amparo para luchar por cuatro plazas en el Congreso

Pese a ese criterio de Recursos Humanos, la presidente del Congreso considera que los criterios recibidos por el Directorio han sido ambiguos en cuanto a la asignación de plazas.

“El criterio (de esos departamentos) es ambiguo”, señaló Carolina Hidalgo, presidente del Congreso. Y por esa razón “ambas agrupaciones han planteado ir a la vía judicial”.

Consultado por esta disputa, Carlos Avedaño no confirmó que su fracción, Restauración Nacional, esté judicializando el tema, pero tampoco lo descartó.

“Seguiremos defendiendo las plazas que tenemos y los funcionarios que están contratados en esas plazas. Con esto quiero decir que no hay razones para quitarles sus plazas y Restauración Nacional será respetuoso y ajustado a la legalidad y utilizaremos todos los instrumentos legales para defender el trabajo de los asesores”, señaló el jefe de fracción de Restauración.

Ivonne Acuña, segunda al mando del bloque independiente y segunda secretaria del Directorio, aseguró que los criterios legales y de recursos humanos señalan que le corresponden esas cuatro plazas a esos diputados.

“Todos los criterios coinciden que él (Carlos Avendaño) tiene que devolverlas”, agregó Floria Segreda.

No obstante, el jefe de fracción se aferra a un acuerdo, firmado antes del 1.° de mayo, que define la distribución de plazas en la fracción.

“Cuando la fracción estaba toda junta se distribuyeron las primeras plazas y se asignaron los códigos a cada uno, pero como no hay plazas suficientes para todos se tomó un acuerdo de fracción, que tiene legalidad, para distribuir las plazas, entonces algunos de los diputados quedamos con cinco, otros con seis”, reiteró Avendaño.

Historial de reclamos

Desde el 31 de octubre, los diputados independientes enviaron al directorio legislativo 10 peticiones para su nueva organización, entre ellas “conservar las plazas de asesores como corresponde”, según se lee en el recurso de amparo, facilitado por Segreda a La Nación.

En el documento destaca que desde el 2 de noviembre un criterio de Recursos Humanos designó seis plazas para cada uno de los diputados independientes.

Con ese criterio, el 6 de diciembre, el directorio legislativo acordó trasladar cuatro plazas de Restauración Nacional al bloque independiente; esta decisión implicaría quitar un puesto de asesor a los diputados restauracionistas Xiomara Rodríguez, Carlos Avendaño, Mileydi Alvarado y una a la jefatura de fracción.

Sin embargo, Avendaño presentó un recurso de revocatoria al Directorio, reclamo que le fue denegado el 30 de enero.

A partir de ese momento, Avendaño ha presentado a la presidencia del Congreso otros reclamos con distintos argumentos, lo cual ha retrasado la ejecución de lo dispuesto el 6 de diciembre.

Ante la negativa, los diputados recurrentes están pidiendo a los magistrados que se “ordene la inmediata ejecución y aplicación de los códigos presupuestarios para nombramientos de asesores con fundamento en las directrices”.

Hidalgo aseguró que el tema ha ocupado parte de la agenda de las sesiones del Directorio. “Normalmente en cada una de las agendas vienen uno o dos puntos relativos al tema y eso ha significado una inversión importante del tiempo”.

Desde su separación, los diputados han superado otros conflictos, aunque les ha tomado tiempo. Uno de ellos fue la repartición de curules en el plenario legislativo, situación que se superó tras tres semanas de negociaciones con la presidenta del Directorio.