Aarón Sequeira. 14 noviembre

(Video) Restauración e independientes logran acuerdo para repartirse sillas en plenario

El desacuerdo entre el Partido Restauración Nacional y los diputados del bloque independiente por las curules en que se sentarán el resto de la legislatura concluyó este miércoles, luego de que llegaron a un arreglo para repartirse los espacios.

La disputa por las curules y otras exigencias que están haciendo los independientes, separados de Restauración porque son más afines a Fabricio Alvarado, llevaba ya tres semanas y ocupaba horas de negociaciones con la presidenta legislativa, Carolina Hidalgo, como mediadora.

De hecho, fue la posibilidad de que Hidalgo tomara la decisión sobre cómo repartir las sillas la que generó que se diera el acuerdo entre restauracionistas y exrestauracionistas.

Luego de la división entre el partido y los disidentes, ambos grupos solicitaron las curules más alejadas al Partido Acción Ciudadana (PAC), acercándose más al sector en donde está José María Villalta, del Frente Amplio, en una fila que está frente a la mesa del Directorio.

Al final, Restauración se ubicará más cerca de Villalta y a los independientes les tocará junto al PAC.

Reparto de curules.
Reparto de curules.

“Yo hice algunas sugerencias, pero al final ellos lograron un consenso y eso es lo que más alegra a la presidencia, que tomaran un consenso entre los bloques y no tuviera que intervenir directamente. Yo les había hecho un último llamado para que, si no lo definían este miércoles, yo tomaría la decisión”, comentó.

Agregó que, a pesar de las diferencias políticas, es importante que haya un buen ambiente en la convivencia dentro del plenario.

Los diputados de Restauración Nacional y el bloque de independientes afines a Fabricio Alvarado superó su desacuerdo por las curules que usarán en el plenario. Foto: A. Sequeira
Los diputados de Restauración Nacional y el bloque de independientes afines a Fabricio Alvarado superó su desacuerdo por las curules que usarán en el plenario. Foto: A. Sequeira

Aunque Floria Segreda Sagot, una de las legisladoras independientes, había presentado un dictamen médico emitido por el Departamento de Servicios de Salud del Congreso, donde alegaba que tiene un problema de vértigo que le impedía estar en una curul donde tuviera que rotar para ver hacia la mesa del Directorio, finalmente aceptó también mudarse de asiento.

“Ella finalmente tomó la decisión de colaborar y moverse, para poder hacer el cambio”, comentó Hidalgo. Añadió que cada 1.º de mayo hay cambios en las curules, porque quienes está en el Directorio regresan al plenario.

Hidalgo reconoció que finalmente se hubiera logrado un acuerdo entre los grupos.

Aparte de eso, aún está pendiente que el Directorio tome una decisión sobre otras peticiones que hicieron los miembros del bloque independiente, entre ellos plazas para nombrar a alguien en una dirección administrativa, un espacio para reunirse y algunas potestades propias de las fracciones parlamentarias.

Esta semana se verían esas peticiones en Directorio, pero finalmente se suspendió la reunión de ese órgano colegiado.