Política

Rolando Araya reviviría la pesca de arrastre

El candidato y su principal aspirante a diputada por Puntarenas insisten en sostenibilidad de nuevo método propuesto por Incopesca, el cual fue vetado por el presidente Carlos Alvarado

El candidato presidencial Rolando Araya y su primera aspirante a diputada por Puntarenas, la exliberacionista Kathleen Quirós, se pronunciaron a favor de revivir la pesca de arrastre de camarón, en el fondo marino, con una “técnica sostenible”.

Los políticos del Partido Costa Rica Justa (PCRJ) afirmaron oponerse al mecanismo tradicional, pero optarían por la extracción del marisco mediante la técnica planteada en el proyecto de ley que fue vetado por el presidente de la República, Carlos Alvarado, en octubre de 2020.

“Yo estoy en contra de la pesca de arrastre, pero no podría llamar pesca de arrastre a esa nueva tecnología. Esa nueva tecnología es un mejoramiento sustancial”, dijo Araya.

Incluso, manifestó que él impulsaría “vender” esa técnica a otros países del mundo, porque “es terrible el daño ambiental que produce el camarón de pesca con arrastre”.

El candidato presidencial fue consultado por La Nación, luego de que su candidata a diputada, Kathleen Quirós, dijo haber renunciado a Liberación Nacional (PLN) porque no comparte la oposición del candidato José María Figueres a la pesca de arrastre, aunque agregó que las diferencias “van más allá” de ese tema.

La puntarenense renunció a las tiendas verdiblancas, donde figuró como líder del movimiento cooperativista y asesora parlamentaria, para seguir a Rolando Araya.

Ella presentó su carta de renuncia al PLN el pasado 30 de agosto y, un día después, fue electa candidata a diputada en el primer lugar por Puntarenas del PCRJ.

“Con todos los estudios que ahora hay, yo no diría que la pesca de camarón sea del todo mala, porque es pesca sostenible. Debemos dejar un poco la hipocresía al lado, porque estamos trayendo camarón de arrastre de otros países y aquí no estamos dejando a nuestros pescadores salir al mar a traerlo, de forma sostenible.

“Con los estudios del Incopesca se reduce, por lo menos, un 70% de la fauna de acompañamiento y hay zonificaciones también para que todos los compañeros del golfo puedan pescar también, los pescadores artesanales, con los que he trabajado y a quienes quiero muchísimo”, dijo la puntarenense.

En el 2013, la Sala IV prohibió renovar y emitir nuevas licencias para barcos semiindustriales de pesca de camarón por considerar que la técnica de arrastre provoca severos daños ambientales, a causa de la gran cantidad de especies que captura aparte del camarón.

A esas especies afectadas se les denomina fauna de acompañamiento (FACA). Con el método tradicional, hasta el 95% de cada tonelada extraída del fondo es FACA y solo el 5% es camarón, de acuerdo con estudios de Incopesca y del Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO).

La Sala IV dejó abierta la posibilidad de otorgar nuevas licencias, mediante una ley, si estudios técnicos y científicos demuestran la efectividad de dispositivos excluidores que sustenten la compatibilidad de la pesca de camarón con el ideal del “desarrollo sostenible democrático”.

El Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) experimentó con una red denominada AA Costa Rica, la cual tenía dispositivos excluidores de especies como peces y tortugas, y concluyó que estaba lograba reducir la FACA a un 25%.

No obstante, el estudio fue cuestionado por académicos y ambientalistas que alegaban falta de rigor científico,

En el 2020, los diputados aprobaron un proyecto de ley para revivir la pesca de arrastre con la red AA Costa Rica, pero el presidente Alvarado la vetó al concluir que “no existen suficientes elementos científicos y estudios técnicos que respalden la sostenibilidad de la pesca de camarón con la técnica de arrastre”.

“Al no ser categórica la evidencia, debemos proteger al ambiente y a las poblaciones que se verían más afectadas”, justificó el gobernante.

Pescadores artesanales y deportivos se oponen a la iniciativa por el daño ambiental que causaría, así como el sector turismo, pero los camaroneros insisten en la necesidad del mecanismo.

Rolando Araya afirmó que él no es “tan experto para saber en qué radican esas diferencias”. Además, aseguró que es un tema “difícil, con muchas aristas”. No obstante, dijo estar convencido de que se puede hacer en armonía con la naturaleza.

“Aquí lo que deben establecerse son principios: decir que todo deba hacerse de manera sostenible, que todo deba hacerse en pleno respeto al medio ambiente.

“Hecho eso —lo cual es perfectamente posible— que se tenga también de que lo primero es el ser humano. Yo he visto en Puntarenas miles de gente sin empleo, pasando hambre, por ausencia de una política correcta en este caso”, afirmó el candidato presidencial.

La candidata a diputada dijo aspirar a un mayor margen de oportunidad para “reordenar la pesca” en la provincia.

Araya insistió en que los estudios sobre la nueva técnica de arrastre deberían continuar su curso.

“El proyecto vetado lo que estaba autorizando era continuar con las pruebas. A mí me parece que no deberíamos cerrar la puerta a investigar sobre cuál sería la mejor manera de pescar de forma amigable con el ambiente”, concluyó.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.