Rebeca Madrigal Q., Gustavo Arias Retana. 10 diciembre, 2019
Restauración incluyó el cobro del envío de los MSM dentro de la liquidación de gastos de la campaña del 2018. En la imagen, propaganda previa a la segunda ronda. Foto de: Diana Méndez.
Restauración incluyó el cobro del envío de los MSM dentro de la liquidación de gastos de la campaña del 2018. En la imagen, propaganda previa a la segunda ronda. Foto de: Diana Méndez.

El Partido Restauración Nacional (PRN) le cobró al TSE un envío masivo de mensajes de texto celular a un precio hasta 15 veces más caro de lo que cuesta cada SMS en el mercado.

Tras las elecciones nacionales del 2018, el PRN le pidió al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) que le reembolsara dos facturas, que suman ¢126,2 millones, por la contratación del envío a la empresa ADD Integral Solutions para la segunda ronda.

Según los registros aportados al TSE, Restauración envió 6.644.657 mensajes de texto corto –Short Message Service (SMS)– con propaganda electoral a teléfonos móviles, lo que arroja un cobro de ¢19 por unidad, aunque una operadora telefónica puede cobrar ¢1,25 por enviar cada SMS.

Ese monto de ¢19 por cada mensaje es el mismo que se establece en el contrato entre el Partido y ADD Integral Solutions, sociedad vinculada a dos integrantes del propio Restauración.

Se trata de la excandidata a diputada por Cartago, Alejandra Brenes, y del exsubtesorero de la agrupación política, Luis Diego Garro.

(Video) Restauración obtuvo datos privados de votantes para enviar 6,6 millones de mensajes de texto

Carlos Avendaño, presidente y diputado del PRN, confirmó el vínculo de Garro con la empresa. Brenes, en tanto, es la representante legal de la compañía.

Sin embargo, luego de firmar el contrato con el Partido, ADD Integral Solutions subcontrató a otra empresa, denominada Tecnologías SMS del Este, para que esta, a su vez, contratara a una operadora telefónica para enviar los mensajes.

La Nación consultó a dos compañías telefónicas cuál es el costo de enviar 6,6 millones mediante la plataforma de la operadora.

La firma Telefónica informó de que su costo es de ¢1,25, incluyendo el impuesto sobre valor agregado (IVA).

A ese precio, un envío de 6,6 millones de mensajes no habría costado más de ¢8,3 millones.

En el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) informaron de que el costo oscila entre ¢3,5 y ¢4,5, según el día o el horario de envío. En el último caso, la cantidad de SMS enviada por Restauración habría costado menos de ¢30 millones.

Los números de teléfono desde los cuales el PRN envió los mensajes, corresponden a la red de Movistar, la marca de Telefónica.

Johnny Soto, representante del subcontratista Tecnologías SMS del Este, aseguró: “Se cobra por cada mensaje enviado, igual que cobra el operador".

“El precio es muy relativo, depende de muchas cosas, de la cantidad, de muchas cosas. Le mentiría si le digo un número sin saber y no quiero que se vaya a malinterpretar esto y creo que de todas maneras eso ya se presentó al Tribunal. Eso le correspondía al Partido, no a mí”, indicó Soto.

Aseguró que su empresa no le vendió servicio alguno a Restauración, sino que su relación es con ADD, pues esta tiene un convenio comercial para utilizar su plataforma de envío de SMS desde hace años.

Carlos Avendaño argumentó: “Nosotros estamos dando la información que estamos recabando para el TSE en el requerimiento que ellos están haciendo y esa información la estamos presentando. Hay toda una serie de elementos, pero más de eso no puedo decir porque lo que estamos haciendo es contestando al TSE”.

Para este artículo, no fue posible contactar a ninguno de los representantes de ADD Integral Solutions.

El PRN le envió mensajes a 2,5 millones de votantes, número equivalente al 76% del padrón electoral.

Para ese fin, consiguió una base de datos con 3,9 millones de números celulares de Kölbi, Claro y Movistar, aunque en la documentación no conste el consentimiento de los ciudadanos para recibir mensajes masivos a sus móviles, lo cual es exigido por ley.

Tanto Restauración como Tecnologías SMS del Este niegan haber aportado la base de datos.

Los mensajes fueron enviados entre el 14 y el 24 de marzo del 2018 con 12 anuncios diferentes, para promocionar la campaña del entonces candidato Fabricio Alvarado, antes de la segunda ronda electoral.

Luego, la agrupación política incluyó el gasto en la liquidación de la deuda pública correspondiente a las elecciones del 2018, con el fin de que el TSE le pagara ese gasto.

Se trata de dos facturas de ADD Integral Solutions por montos idénticos, de ¢63 millones cada una, por el mismo concepto: “Comunicación SMS + redes sociales al padrón electoral. Estrategia de comunicación determinada por el Partido Restauración Nacional campaña elect. 2018”.

Además del envío de mensajes, Restauración le pagó ¢20 millones a esta empresa por un estudio de inteligencia de mercado. Consistió en analizar los resultados de la primera ronda para planificar los “mensajes de medios digitales” a los lugares donde el partido no ganó o donde hubo poca participación.

Para ello, el padrón se dividió en provincias, cantones, distritos, así como en grupos etáreos, de acuerdo con el resultado electoral del 4 de febrero del 2018.

Asimismo, el partido le desembolsó a ADD Integral Solutions ¢35,6 millones por la asesoría para la estructuración de un fideicomiso bancario para financiar la campaña.

El TSE pidió al PRN explicaciones sobre el costo del servicio en el oficio DFPP-1053-2019, del pasado 12 de noviembre, enviado por Ronald Chacón, encargado del departamento de Financiamiento de Partidos Políticos a la tesorera de la agrupación, Jéssica Sequeira.

Las dudas surgen porque la factura, aunque coincide con el costo del servicio cotizado por parte de ADD Integral Solutions, adiciona otras variables comos redes sociales y estrategia de comunicación, según consta en el documento de pago.

Además, el PRN omitió informar a la autoridad electoral de que la empresa contratada, subcontrató a otra empresa.

Contrato millonario por envío de SMS

FUENTE: tse.    || w. s. / LA NACIÓN.

Este es uno de los mensajes masivos enviados por el PRN el 20 de marzo del 2018.
Este es uno de los mensajes masivos enviados por el PRN el 20 de marzo del 2018.