Aarón Sequeira. 22 febrero
El presidente de la República, Carlos Alvarado, saluda a la diputada Ana Lucía Delgado, mientras la ministra de la Presidencia, Geannina Dinarte, conversa con el legislador David Gourzong. Foto: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto
El presidente de la República, Carlos Alvarado, saluda a la diputada Ana Lucía Delgado, mientras la ministra de la Presidencia, Geannina Dinarte, conversa con el legislador David Gourzong. Foto: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

La fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) le pidió al presidente de la República, Carlos Alvarado, mayor congruencia en los discursos de los diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC) y del Gobierno, en torno a la aplicación de la reforma al empleo público a las universidades estatales.

Luego de una reunión sostenida este lunes, al mediodía, el jefe liberacionista, Luis Fernando Chacón, explicó que varios de los congresistas del PLN le señalaron al mandatario que parlamentarios del PAC dieron la impresión de inclinarse por excluir a los centros de educación superior del plan.

“El fin de semana, varios diputados del PAC salieron manifestando, en diferentes redes sociales, el tema de la autonomía universitaria y todo lo demás. Si vamos a estar excluyendo instituciones del proyecto de empleo público, mejor tomamos el expediente y lo archivamos”, señaló Chacón.

Añadió que es momento de poner orden, a través del plan de empleo público, entre el Estado y sus colaboradores, guardando siempre la correlación de autonomía que tienen no solo las universidades, sino también otras instituciones, sin que “ellos tengan la absoluta libertad y responsabilidad de crear sus estructuras salariales, como ha pasado hasta ahora”.

El jefe de Liberación enfatizó que la ausencia de ese orden ha generado distorsiones y desigualdades en instituciones, como la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y la Universidad de Costa Rica (UCR), que tienen sueldos que superan los ¢5 millones.

A la cita en Zapote acudieron 11 de los diputados del PLN, y se ausentaron seis: Roberto Thompson, Karine Niño, Daniel Ulate, María José Corrales, Franggi Nicolás y Luis Antonio Aiza.

“El presidente se comprometió a que él iba a mantener, incluso, el compromiso de la fracción oficialista, para que sean congruentes el discurso del Ejecutivo y de la bancada de gobierno, en voto y discurso, porque si no, eso mete ruido”, acotó Chacón.

El pasado jueves, cuando los diputados comenzaron el proceso para tramitar los últimos cambios de fondo al proyecto, el PAC como partido se enfrentó a sus diputados y al Gobierno por esa iniciativa.

La Comisión Política del Partido acusó a los legisladores de intervenir violentamente en la autonomía de las universidades, por la intención del expediente de regular la política salarial, y señaló que el proyecto es impulsado por “fuerzas enemigas” a las universidades estatales.

Mientras, entre las mociones de fondo presentadas para modificar el texto, la diputada oficialista Paola Vega propuso sacar a las universidades del ámbito de acción del proyecto.

Como salida a la propuesta de sacar a las universidades, varias fracciones mocionaron para permitir que esos centros estatales construyan su respectiva columna salarial global en conjunto con el Ministerio de Planificación y Política Económica (Mideplán), la Autoridad Presupuestaria y la Dirección General de Servicio Civil, con base en un principio de coordinación institucional.

En la conversación entre los liberacionistas y el presidente Alvarado también estuvo la ministra de la Presidencia, Geannina Dinarte, y revisaron el futuro del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y las propuestas necesarias para la sostenibilidad fiscal.

Según Chacón, Liberación también le pidió este lunes al Ejecutivo impulsar proyectos de reactivación económica, como el de creación del fondo de avales, el plan sobre contratación pública, el de bono digital y el plan de alfabetización digital.