Esteban Mata Blanco. 28 marzo, 2017
Epsy Campbell, diputada del PAC, se quejó de la falta de claridad del Partido con respecto a las reglas para la convención interna y reveló que tuvo que pelear para que le dieran el padrón de militantes. | ARCHIVO
Epsy Campbell, diputada del PAC, se quejó de la falta de claridad del Partido con respecto a las reglas para la convención interna y reveló que tuvo que pelear para que le dieran el padrón de militantes. | ARCHIVO

Dentro de 103 días, el domingo 9 de julio, el PAC elegirá a su candidato presidencial entre dos exministros: Carlos Alvarado, quien estuvo hasta hace poco en Trabajo, y Wélmer Ramos, en Economía.

Así se confirmó anoche, al cierre de la inscripción de precandidaturas, pues solo ellos dos acudieron a matricularse.

La legisladora Epsy Campbell, quien había anunciado su intención de postularse, se retiró de la lucha, al alegar falta de reglas claras para participar en el proceso.

Tanto Alvarado como Ramos debieron aportar ¢2,3 millones cada uno como cuota de inscripción y 3.000 firmas de personas que dicen apoyarlos.

La campaña formal la podrán iniciar el 6 de junio y tendrán que cerrarla el jueves 6 de julio. En el proceso electoral podrá participar cualquier persona que forme parte del padrón nacional, con la salvedad de que antes de emitir el voto, la persona deberá firmar un documento en el que le da la adhesión al Partido Acción Ciudadana (PAC). Es el mismo mecanismo que utilizará Liberación Nacional.

Carlos Alvarado, de 37 años, es periodista y máster en Ciencias Políticas. Antes de ser ministro de Trabajo –cargo que dejó el 19 de enero–, presidió el Instituto Mixto de Ayuda Social. Wélmer Ramos, de 56 años, es economista y dimitió el 2 de febrero como ministro de Economía. informaciones adjuntas.

Sorpresa. Hace apenas 17 días, la economista de 53 años, Epsy Campbell había anunciado que intentaría, por tercera vez, ser candidata presidencial.

Pero, ayer, en un comunicado de prensa, anunció lo contrario. En su dimisión pesó la falta de claridad sobre el proceso.

Se quejó de que el Partido solo publicó una “escueta resolución” el viernes 24 de marzo pero con “importantes vacíos”.

“Yo no soy de los que judicializa los procesos electorales, pero debí acudir al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) mediante un recurso de amparo electoral para que me dieran las listas de padrones del Partido. No significa que me retiro de la política o que me separo de los procesos internos de propio partido”, respondió a este diario.

“Estaba con una energía extraordinaria y las demás personas tendrán que rendir cuentas, porque, a hoy, no sabemos cuántas juntas se abrirán, si hay limites para inversiones de campaña, cuáles recursos debe aportar el Partido y cuánto las tendencias”.

Agregó que el TSE le dio la razón al exigir el padrón de afiliados al PAC, que le negaron.

“Mi compromiso con el Partido y con el movimiento que hemos gestado a nivel nacional se mantiene incólume”, dijo al justificar su renuncia a participar en el proceso.