Silvia Artavia. 26 noviembre, 2019
Silvia Hernández, jefa de fracción del PLN; Pedro Muñoz, subjefe del PUSC; Carlos Avendaño, diputado de Restauración Nacional, y Jonathan Prendas, legislador de Nueva República, aseguran que no aprobarán más eurobonos hasta confirmar en qué se han usado los ingresos de la primera emisión.
Silvia Hernández, jefa de fracción del PLN; Pedro Muñoz, subjefe del PUSC; Carlos Avendaño, diputado de Restauración Nacional, y Jonathan Prendas, legislador de Nueva República, aseguran que no aprobarán más eurobonos hasta confirmar en qué se han usado los ingresos de la primera emisión.

La oposición le pondrá cuesta arriba al Gobierno la aprobación de una nueva emisión de eurobonos, los cuales son títulos valores que el Ministerio de Hacienda coloca en el mercado internacional con el fin de reducir el costo de la deuda pública y la presión sobre las tasas de interés.

Así lo anunciaron los jefes de fracción de los partidos Liberación Nacional (PLN), Unidad Social Cristiana (PUSC), Restauración Nacional (PRN) y del bloque Nueva República, luego de que el presidente Carlos Alvarado incluyera el tema dentro de la lista de proyectos de ley que convocará en sesiones extaordinarias en el Congreso.

Según los legisladores, primero “hay que ver los resultados de la primera emisión (de eurobonos)” para aprobar una nueva.

Ya en julio de 2019, los diputados aprobaron una colocación de $1.500 millones, una cuarta parte de los $6.000 que el Gobierno solicitó para bajar presión sobre la economía nacional.

A pesar de que el Ministerio de Hacienda ya colocó la totalidad de esos recursos, todavia espera una futura aprobación en la Asamblea de los $4.500 restantes.

Los líderes de las fracciones sostienen que aún no hay evidencia de que el Gobierno esté utilizando esos eurobonos para sustituir deuda cara por deuda externa, con mejores condiciones que la interna.

“No podemos aprobar un cinco más sin saber cuál es la situación real del flujo de caja actual y proyectado al próximo año”, aseguró Silvia Hernández, jefa de fracción del PLN.

La liberacionista advirtió de que primero es necesario conocer los niveles de liquidez del Gobierno. Además, fue categórica al decir que “jamás” aprobaría la solicitud de $4.500 millones más en eurobonos “sin haber hecho aún (el Gobierno) ningún esfuerzo de contención de gasto”.

El Partido Acción Ciudadana (PAC), por su parte, sostiene que respaldará la intención del Ejecutivo de insistir en los $4.500 millones que hacen falta para completar los $6.000.

En cambio, Pedro Muñoz, subjefe de fracción del PUSC, asegura que se “opone rotundamente” a una nueva emisión de eurobonos.

Según el socialcristiano, el Gobierno se ha endeudado más de lo que debía y, por eso, en este momento cuenta con la liquidez suficiente como para optar por una nueva deuda con eurobonos.

"Tengo datos certeros de que el Gobierno se endeudó en $854.000 millones más de lo que dijo que se iba a endeudar en el 2019, que era por ¢2,8 billones; ¢1,4 billones en el primer semestre y otros ¢1,4 billones en el segundo semestre.

“Yo no entiendo por qué, si había liquidez, corrimos a colocar esos eurobonos. Esa carrera, para mí, es la razón por la cual no obtuvimos mejores tasas (de interés)”, aseveró el rojiazul.

El Gobierno de Costa Rica colocó una emisión de $1.200 millones al 2031 (11 años y fracción), a una tasa de interés del 6,25%, y $300 millones más en un instrumento que vence en el 2045, al 7,25%.

En tanto, Carlos Avendaño, diputado de Restauración Nacional, insistió en que primero es necesario confirmar cuáles han sido los efectos de la primera iniciativa.

“A mí me parece que todavía falta información del primer tracto que se dio (de eurobonos), que sería lo valioso para volver a autorizar al Ejecutivo a emitir eurobonos. Y no veo que sean los $4.500 millones”, afirmó el restauracionista.

Según Avendaño, los urgente es cerciorarse de que “los eurobonos se estén utilizando para lo que los aprobó el Congreso”.

“El aspecto más relevante de prestarle atención es si la aplicación se la hacen para cambiar deuda cara por deuda barata y no precisamente en gasto... Apenas acaban de venderse, que fue un buen comportamiento, según tenemos información; ahora vamos a ver cómo lo aplican”, agregó.

Por su parte, Jonathan Prendas, líder del bloque Nueva República, reforzó la postura en el sentido de que “el país no está para endeudarse más”.

“Habría que ver la argumentación (del Ejecutivo), pero en principio no estamos, para nada, contentos con que vayamos a tramitar algo que no sabemos en qué lo van a usar, porque no lo ocupan, tan rápido y tan de inicio del siguiente año”, exhortó Prendas.

Este año, Hacienda negoció un préstamo por $350 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los cuales ya entraron a las arcas estatales.

También gestó otro empréstito por $500 millones con el banco de desarrollo de América Latina (CAF), fondos que ya fueron aprobados por este organismo multilateral, pero que están pendientes del aval de los diputados.

El diputado fabricista afirmó que, con esos ingresos, el Gobierno no necesita más dinero por el momento.

Segun Prendas, ente los años 2021 y 2022, los compromisos de deuda del país experimentarán “una curva bastante pronunciada”. En ese momento, explicó, sí verían razonable la posible aprobación de más eurobonos, pero antes no.

Este domingo, el presidente Carlos Alvarado publicó un artículo en la sección de Opinión de La Nación con la lista de proyectos de ley que el Gobierno convocará durante sesiones extraordinarias en la Asamblea Legislativa. Estas tendrán lugar del 1° de diciembre de 2019 al 30 de abril de 2020.

Dentro de las prioridades citadas por el mandatario está una segunda iniciativa de eurobonos, aunque no precisó el monto ni las condiciones al respecto.

Nielsen Pérez, jefa del PAC, garantizó que la fracción oficialista respaldará al Gobierno en cualquier iniciativa abocada a conseguir la aprobación del Congreso de los $6.000 millones en eurobonos.

“Lo que el Ejecutivo está diciéndole a la Asamblea es: ‘Ustedes sabían de antemano que lo que ocupábamos era más. Me aprobaron para este año, pero para el próximo año necesito la otra parte’”.

“Nosotros, por supuesto, apoyaríamos al Ejecutivo, porque ha dado señas de responsabilidad fiscal y hay un buen desempeño del país en este momento”, expresó Pérez.