Óscar Rodríguez. 16 abril
Los $500 millones otorgados al país por la Corporación Andina de Fomento deben ser aprobados en la Asamblea Legislativa para que Hacienda pueda usarlos como medida de apoyo presupuestario. Foto: Rafael Pacheco.
Los $500 millones otorgados al país por la Corporación Andina de Fomento deben ser aprobados en la Asamblea Legislativa para que Hacienda pueda usarlos como medida de apoyo presupuestario. Foto: Rafael Pacheco.

El CAF (banco de desarrollo de América Latina*) aprobó una línea de crédito por $500 millones al Gobierno costarricense para las necesidades de financiamiento por la situación fiscal del país.

La entidad financiera informó, en un comunicado de prensa, que el préstamo busca consolidar una política pública que garantice el equilibrio fiscal en el largo plazo, “una mejora en la gestión del sistema tributario y una mayor eficiencia del gasto público”.

El Ministerio de Hacienda, para afrontar el financiamiento del pago de bonos y gasto ordinario, negocia con otros organismos internacionales el otorgamiento de créditos de ayuda presupuestaria, impulsa el proyecto de eurobonos por $6.000 millones y la gestión de canjes de deuda.

“Este financiamiento permitirá apoyar al Ministerio de Hacienda en su labor de hacerle frente a las necesidades de financiamiento público, para apoyar acciones encaminadas a lograr una sostenibilidad fiscal a corto y mediano plazo”, argumentó el organismo internacional.

La CAF argumentó que el préstamo brinda un apoyo a Costa Rica mientras se obtienen los beneficios de la implementación de la reforma fiscal y el acceso a los mercados internacionales.

En el comunicado de prensa no se detallan las condiciones del préstamo como el plazo de la operación y la tasa de interés.

La CAF detalló por correo electrónico que las condiciones de la línea de crédito se concretarán cuando el crédito se firme.

“Estamos comprometidos con suministrar un apoyo ágil y flexible que permita respaldar las reformas políticas y económicas necesarias, para crear un entorno propicio que estimule un crecimiento económico sostenido y equitativo”, dijo Luis Carranza, presidente ejecutivo de la CAF.

La CAF es un banco de desarrollo de América Latina conformado por 17 países de la región, el Caribe, España y Portugal. Además cuenta con la participación de 13 bancos privados.

En marzo anterior, Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, contó que estaban en negociación con la CAF para obtener $500 millones.

Aguilar detalló, en ese momento, que de los recursos otorgados se deben devolver $100 millones de una capitalización pendiente de Costa Rica al organismo.

El préstamo de esta entidad multilateral debe ser aprobado primero en la Asamblea Legislativa para poder utilizarse.

Hacienda también negoció un crédito de apoyo de $350 millones para este año con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) hay conversaciones para un crédito de $350 millones.

El Gobierno también impulsa un proyecto de ley que le permita emitir bonos de deuda o eurobonos en el mercado internacional por un monto de $6.000 millones, en un plazo de cinco años.

Asimismo, Hacienda ha efectuado, durante este año, canjes de bonos de deuda interna por un monto de ¢523.760 millones, es decir, el equivalente a 1,3% del producto interno bruto (PIB) proyectado para el 2019.

Nota del editor: esta información fue actualizada el 22 de abril para actualizar el nombre de CAF como banco de desarrollo de América Latina.