Patricia Leitón. Hace 2 días
El financiamiento del Gobierno tiene un impacto en las tasas de interés que afrontan las personas. En la foto un estand en Expocasa 2018. Fotos: Mayela López
El financiamiento del Gobierno tiene un impacto en las tasas de interés que afrontan las personas. En la foto un estand en Expocasa 2018. Fotos: Mayela López

En los primeros meses del año el Gobierno ha canjeado bonos de deuda por ¢279.245 millones, negocia $850 millones en préstamos externos para desembolsar este año y ya consiguió, en el mercado local, el 45% del financiamiento necesario para el primer semestre, que era por ¢1,4 billones.

En los canjes, el Estado le cambia a los inversionistas bonos que van a vencer por otros de más largo plazo.

De esta forma, el Gobierno está mitigando las fuertes necesidades de financiamiento que afronta este año, las cuales alcanzan un 13,2% de la producción, las más altas registrada en los últimos 20 años.

De ese porcentaje, cerca de la mitad son recursos nuevos que el Ministerio de Hacienda requiere, unos $4.000 millones, y el resto son préstamos para pagar los que se vencen.

"No vamos a usar letras del tesoro (este año), se perdió la llave”. Rocío Aguilar, ministra de Hacienda.

“Después de que la Sala Constitucional le dio luz verde (al proyecto fiscal) cambió la dinámica en el mercado, entonces este año, lo que estamos básicamente, en esta primera parte del año, es recibiendo los beneficios de una mayor confianza (...) todavía no hemos logrado bajar la tasa de interés, pero sí estamos captando a plazos más largos”, manifestó la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar.

Préstamos externos

Además, el Gobierno espera obtener este año cerca de $850 millones en préstamos externos, los cuales en buena parte son de apoyo presupuestario, lo cual significa que son recursos para sustituir deuda interna que tiene tasas más altas y plazos más cortos, por deuda externa a mejores tasas y plazos más largos.

La Ministra detalló que negocian un préstamo de apoyo presupuestario de $350 millones para este año con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otro posible tracto más adelante si se cumplen las condiciones.

También otro crédito con la Corporación Andina de Fomento (CAF) por $500 millones, de los cuales habría que devolver $100 millones de una capitalización al organismo que el país tiene pendiente.

Con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) se negocia un crédito por $350 millones, de los cuales $60 millones ingresarían en el 2019.

Ante el Banco Mundial también se busca otro préstamo y el BID también aportaría, junto con otra entidad, unos $100 millones más.

Eso sí, Aguilar descartó la posibilidad de volver a utilizar letras del tesoro, mecanismo mediante el cual el Banco Central presta recursos al Gobierno. El 26 de setiembre pasado el Banco Central desembolsó ¢498.000 millones mediante este mecanismo al Ministerio de Hacienda, dinero que la cartera pagó el 20 de diciembre pasado.

"No vamos a usar letras del tesoro, se perdió la llave”, enfatizó Aguilar.

Tasas locales se mantienen altas

No obstante, las medidas han sido insuficientes para bajar las tasas en el país y las autoridades económicas siguen clamando por el proyecto de eurobonos, el cual permitiría al país financiar hasta $1.500 millones en el mercado externo este año y $4.500 millones en los siguientes cinco años.

Los datos de la curva soberana, que indican los réditos que pagan el Ministerio de Hacienda y el Banco Central a diferentes plazos, muestran que actualmente los niveles, en especial para plazos largos, están muy por encima de años anteriores.

Freddy Quesada, gerente de INS Valores, opinó que el nivel actual de tasas que paga Gobierno es el nivel en donde los inversionistas se sienten más confortables de acuerdo al riesgo que perciben, quienes además están al tanto de las necesidades que tiene el Gobierno y por eso piden ese rendimiento.

Para Luis Diego Herrera, analista económico de Grupo Financiero Acobo, los canjes y la captación en el mercado han incidido positivamente en el perfil de vencimiento y por ende en las necesidades de financiamiento del gobierno central, lo cual resta presión sobre los rendimientos pagados por el Ministerio de Hacienda, en el inicio de este año 2019; sin embargo, no es suficiente para bajar las tasas.

“No es suficiente para bajar las tasas de interés, las acciones mencionadas restan presión, pero aún las necesidades de financiamiento del Gobierno Central son importantes. Reflejo de esto último es la propuesta del Poder Ejecutivo de solicitar autorización legislativa para emitir bonos soberanos en el exterior”, dijo Herrera.

Para Aguilar el camino para bajar las réditos es la emisión de eurobonos. Recordó que en la pasada emisión ($4.000 millones, entre el 2013 y 2016) los rendimientos bajaron en cuatro puntos porcentuales.

Tanto Herrera como Quesada coinciden con Aguilar en que la emisión internacional ayudaría a bajar las tasas locales.

“Para poder ver una reducción mayor (en los rendimientos) habría que esperar la emisión de eurobonos , en el tanto el Gobierno sustituya deuda interna por estos y estruje menos el mercado local”, comentó Quesada.