Sofía Chinchilla Cerdas. 13 agosto
El represnetante de la empresa que administra el alojamiento afirmó que al presidente se le anotó un pago doble del impuesto, producto de un tercer error en la facturación. Imagen: captura de pantalla del sitio web del hotel.
El represnetante de la empresa que administra el alojamiento afirmó que al presidente se le anotó un pago doble del impuesto, producto de un tercer error en la facturación. Imagen: captura de pantalla del sitio web del hotel.

El hotel Hacienda Punta Islita se atribuyó una cadena de errores involuntarios en la facturación de los servicios que le brindó al presidente Carlos Alvarado el fin de semana anterior.

De acuerdo con Manuel Hernández, director financiero de Enjoy Group, grupo socio del alojamiento, las fallas las cometió un empleado con poca experiencia, a quien le tocó hacer el cobro de la tres noches en las que se hospedaron Alvarado y su familia.

El vocero aseguró que el mandatario pagó tanto los servicios que consumió como los impuestos correspondientes con su propia tarjeta, pero que, de parte del hotel, se cometieron fallas que causaron el malentendido sobre el paseo familiar del mandatario.

Alvarado pagó sus servicios la noche del domingo 9 de agosto. En ese momento, según Hernández, se cometió el primer error.

En apariencia, el empleado le entregó al gobernante una especie de “prefacturas”, que no constituyen un comprobante de pago formal, sino un simple estado de cuenta para que el cliente verifique que se le está cobrando el monto correcto.

Se trató de la factura 125125, por $690 (¢414.000), por tres noches de hospedaje; y de la factura 125124, por $497 (¢298.320), por alimentación. Ninguna de las dos mostraba el pago del IVA.

El segundo error lo habría cometido el mismo empleado al olvidar pedirle el correo electrónico al mandatario, motivo por el cual, según Hernández, Alvarado no recibió su factura electrónica.

De acuerdo con el representante del hotel, ambos fallos causaron que, cuando la prensa le solicitó al presidente las pruebas de que pagó por el paseo, todo lo que él tenía eran las prefacturas, las que parecían indicar que no se pagó el impuesto sobre el valor agregado (IVA).

“Son, digamos que prefacturas o estados de cuenta, por decirles de alguna manera, que salen del sistema que el hotel usa, a donde se le presenta al huésped para que vea sus cobros y pueda, si quiere, reclamar algún cobro”.

"Ahí, por error del empleado del hotel, lo que hizo fue que le entregó eso como si fuera el documento oficial, y eso fue lo que don Carlos se llevó a su casa.

“Estamos de acuerdo, no son facturas electrónicas. Las facturas electrónicas son las que se emitieron el domingo en la noche, lunes en la mañana, que se enviaron al sistema de Tributación; las dos primeras son las que no le llegaron a don Carlos porque no teníamos el correo de él, eso fue error del hotel”, declaró el vocero del hotel.

Según Tributación, hasta el martes el hotel no había emitido factura electrónica alguna en el mes de agosto.

Hernández añadió que al presidente también se le anotó un pago doble del impuesto, producto de un tercer error en la facturación.

El ejecutivo del hotel dijo que el encargado del cobro no sabía que, en el sistema de facturación, se debe incluir el monto bruto de la estadía, sin gravámenes, porque el programa se encarga de añadirle el 13% de impuesto automáticamente.

Hernández precisó que, en el caso del alojamiento, lo correcto era cobrarle al presidente $610, para que el sistema añadiera el 13%, con lo que el cobro final sumaba $690.

Pero lo que el empleado hizo, según el vocero del hotel, fue registrar en el sistema el monto total, es decir, los $690, a los cuales la computadora les añadió otros $89,7. Entonces, el tiquete electrónico que se generó y que nunca le llegó al presidente, dice que Alvarado pagó un total de $779,7 por su estadía.

En tanto, el primer tiquete de la alimentación se emitió sobre un monto de $452, a los cuales se les sumaron impuestos por $58,76 y otros cargos por $45,20.

Aunque ambos pagos se hicieron el domingo a las 8.40 p. m., los comprobantes tienen fecha del lunes. Según Hernández, eso ocurrió porque desde abril, el sistema de facturación del hotel hace el corte de ingresos del día a las 5 p. m. Todo lo que se pague después de esa hora, se registra en el día siguente.

Luego de que dicho documento se anuló, se emitió la factura corregida con una cifra base de $404,26 más $52,55 de IVA y $40,40 del 10% de servicio.

Tiquete electrónico original de los servicios de hospedaje que pagó el mandatario. Según el hotel, el empleado digitó mal el monto a cobrar y por eso el sistema registró un monto total de $779,7, en vez de los $690 que pagó en total Alvarado: $610 por el servicio y el resto en impuestos.
Tiquete electrónico original de los servicios de hospedaje que pagó el mandatario. Según el hotel, el empleado digitó mal el monto a cobrar y por eso el sistema registró un monto total de $779,7, en vez de los $690 que pagó en total Alvarado: $610 por el servicio y el resto en impuestos.
Tiquete electrónico original de la alimentación que pagó el presidente. Según el hotel, Alvarado no recibió este comprobante ni tampoco el del alojamiento, porque quien le cobró no le solicitó el correo electrónico.
Tiquete electrónico original de la alimentación que pagó el presidente. Según el hotel, Alvarado no recibió este comprobante ni tampoco el del alojamiento, porque quien le cobró no le solicitó el correo electrónico.
Emiten nuevas facturas

El director de Enjoy Group afirmó que, en cuanto el hotel se enteró de los errores, emitió notas de crédito para enmendar las fallas y después elaboró las facturas con los montos correctos, los cuales, esta vez, sí le llegaron al correo electrónico del presidente.

De acuerdo con Hernández, los comprobantes llegaron el miércoles a Tributación.

Hotel Punta Islita entregó a La Nación copias de los tiquetes electrónicos generados originalmente, las notas de crédito con las que se anularon dichos tiquetes y la versión final de las facturas, con fecha del 12 de agosto.

Factura corregida por el servicio de hospedaje que el hotel le envió al mandatario, luego de corregir los tiquetes erróneos.
Factura corregida por el servicio de hospedaje que el hotel le envió al mandatario, luego de corregir los tiquetes erróneos.
Factura corregida por el consumo de alimentos que el hotel le envió al mandatario, luego de corregir los tiquetes erróneos.
Factura corregida por el consumo de alimentos que el hotel le envió al mandatario, luego de corregir los tiquetes erróneos.

La empresa, además, aportó una imagen escaneada del voucher que comprueba que el datáfono registró los pagos que hizo el mandatario con su tarjeta.

Hernández también entregó un pantallazo del sistema que envía las facturas electrónicas al Ministerio de Hacienda, el cual, en apariencia, muestra que los comprobantes de pago del presidente se enviaron.

Por ese motivo, el vocero del hotel dice desconocer por qué Carlos Vargas, director de Tributación, indicó que hasta este jueves, las facturas no habían llegado a Hacienda.

Captura de pantalla suministrada por Enjoy Group. Según la empresa, el check verde en las líneas a nombre de Alvarado comprueba que las transacciones del presidente se enviaron a Tributación.
Captura de pantalla suministrada por Enjoy Group. Según la empresa, el check verde en las líneas a nombre de Alvarado comprueba que las transacciones del presidente se enviaron a Tributación.