Josué Bravo. 22 julio
La Corte utiliza hoy suplentes para llenar las vacantes dejadas por Celso Gamboa, Carlos Chinchilla Arroyo, Doris Arias Madrigal, Ernesto Jinesta Lobo y Carmenmaría Escoto Fernández.
La Corte utiliza hoy suplentes para llenar las vacantes dejadas por Celso Gamboa, Carlos Chinchilla Arroyo, Doris Arias Madrigal, Ernesto Jinesta Lobo y Carmenmaría Escoto Fernández.

El Congreso tiene pendiente la tarea de nombrar a cinco magistrados propietarios de tres salas de la Corte Suprema de Justicia.

Se trata de las vacantes dejadas por Celso Gamboa, Carlos Chinchilla y Doris Arias Madrigal, en la Sala III (materia penal); el de Ernesto Jinesta Lobo, en la Sala IV (constitucional); y el de Carmenmaría Escoto Fernández, en la Sala I (casos contencioso-administrativos, agrarios, civiles y notariales).

Gamboa fue destituido el año pasado, mientras que Chinchilla, Arias, Jinesta y Escoto se acogieron a la jubilación.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Carlos Ricardo Benavides, espera que las fracciones acuerden hacer sesiones extraordinarias, durante el segundo semestre del año, con la finalidad de de hacer esos nombramientos.

Luis Fernando Chacón, presidente de la Comisión Especial de Nombramientos del Congreso, recordó que, en febrero anterior, los diputados que en ese entonces integraban ese foro hicieron sus recomendaciones al plenario sobre quiénes deben ocupar las magistraturas vacantes en las salas III y IV.

Esos concursos se habían iniciado desde el 2018, año en que el Congreso nombró otras cuatro vacantes en las diferentes salas de la Corte.

En tanto, el proceso para sustituir a Escoto aún se mantiene abierto, tras iniciar en febrero anterior, según Chacón.

Al respecto, Silvia Hernández, jefa de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), dijo estar “de acuerdo que estos procesos sean conocidos lo antes posible y, de esta forma, bajar la mora de nombramientos titulares de la Corte Suprema de Justicia pendientes en plenario”.

Sin embargo, Hernández reconoció que para lograrlo se precisa de un acuerdo entre bancadas.

El jefe de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), Víctor Morales Mora, declaró que su partido está de acuerdo en organizar un programa extraordinario de sesiones para realizar los nombramientos pendientes.

En tanto, el jefe de bancada del Partido Restauración Nacional (PRN), Eduardo Cruickshank, manifestó que existe la voluntad en su agrupación de nombrar a magistrados propietarios: “No nos parece que las salas estén funcionando con magistrados suplentes”.

María Inés Solís, jefa de fracción del Partido Unidad Social Cristiano, explicó que no hay acuerdo de bancada sobre apurar los nombramientos y Carmen Chan, vocera de Nueva República, explicó que el bloque discutirá el tema este martes.

Vacantes caso por caso

Celso Gamboa fue destituido por los diputados el 10 de julio del 2018, luego de que se le abriera un procedimiento administrativo en el seno de la Corte Plena, por el viaje que realizó a Panamá junto con el polémico importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

Por su parte, Chinchilla y Doris Arias Madrigal se jubilaron el 16 de julio y el 30 de julio, respectivamente, del año anterior.

Siendo presidente de la Corte, Chinchilla se acogió a ese derecho a los 55 años. Lo hizo de manera sorpresiva cuatro días después de que la Corte Plena lo impusiera una amonestación por falta grave, en relación con el caso del cemento chino.

Arias, aún siendo presidenta de la Sala Tercera, adelantó su salida luego de ser amonestada por la misma razón.

A ambos se les investigó por desestimar una causa por supuesto tráfico de influencias contra los exdiputados Otto Guevara, del Movimiento Libertario, y el independiente Víctor Hugo Morales Zapata, al considerar que no había elementos que comprobaran la relación entre los entonces legisladores y el importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

Jinesta Lobo, quien era el presidente de la Sala Constitucional, se acogió a la jubilación a los 52 años, el 16 de mayo del 2018.

En esa ocasión, el jurista explicó que, aunque deja el cargo poco antes de que rijan los cambios en el régimen de pensiones que lo ampara, deberá contribuir como el resto de pensionados con el aporte solidario establecida por la reforma aprobada en abril.

En tanto, Escoto Fernández, quien fungía como vicepresidenta de la Corte, no aspiró a la reelección al vencer su periodo en febrero de este año. Ella estuvo dos periodos en el cargo.