Política

Crédito para modernizar cobro de impuestos aprobado por unanimidad en comisión de Asamblea

Comisión de Ciencia y Tecnología dictamina afirmativamente crédito del Banco Mundial que financiaría Hacienda Digital, proyecto que permitiría integrar 59 sistemas Hacienda y se prevé que genere un rendimiento de $5.800 millones en 10 años

Seis diputados de la Comisión Legislativa de Ciencia y Educación dictaminaron, afirmativamente, un crédito de $156 millones del Banco Mundial (BM) para modernizar los sistemas informáticos del Ministerio de Hacienda.

El préstamo financiaría el proyecto Hacienda Digital para el Bicentenario, con el cual el Gobierno planea mejorar la administración tributaria, aduanera y presupuestaria.

El plan comprende la modernización, digitalización e integración de los 59 sistemas de información de Hacienda.

El crédito, aprobado el 26 de marzo anterior por el BM, se dictaminó de forma unánime este jueves. Dieron su voto a favor los diputados Wagner Jiménez y Silvia Hernández, del Partido Liberación Nacional (PLN); Laura Guido y Enrique Sánchez, del Partido Acción Ciudadana (PAC); Patricia Villegas, del Partido Integración Nacional (PIN); y Mileidy Alvarado, del Partido Restauración Nacional (PRN).

Ahora, el plan pasará a revisión del plenario legislativo.

El Banco Mundial otorgó el crédito a un plazo de 33,5 años con una tasa aproximada de 2,86%, cuando en el mercado local un préstamo de ese tipo pagaría 6,6% en intereses y los eurobonos hasta 8,37%. El dinero se desembolsaría a lo largo de seis años.

Así lo explicó Alicia Avendaño, directora de Tecnologías de Información y Comunicación (DTIC) del Ministerio de Hacienda.

Según la exposición de motivos del texto, al modernizar y digitalizar los procesos de Hacienda, se mejorarían la atención al contribuyente, el pago de impuestos y el manejo de la deuda pública; además, se reduciría la evasión fiscal.

También, los nuevos sistemas ayudarían a aplicar mayor control del gasto en la instituciones del Gobierno Central.

Algunas mejoras en los controles, por ejemplo, se daría con los sistemas manejados por Hacienda para pagar los salarios de unos 150.000 funcionarios públicos.

Con los sistemas actuales se pagan sumas de más, dijo Avendaño, quien sostiene que la modernización disminuirá esos errores.

La directora explicó que, según un informe de análisis financiero del Banco Mundial, el crédito tendría una tasa interna de retorno (rentabilidad) del 142%.

Además, se generarían beneficios económicos equivalentes al 2,75% del producto interno bruto (PIB) en tres años, debido a la reducción de la evasión fiscal, añadió la funcionaria.

En total, continuó Avendaño, en 10 años ese plan dejaría al país $5.861 millones en beneficios al implementar todos sus componentes, lo que equivaldría al 9,5% del PIB.

Durante una comparecencia en la misma comisión, la contralora general Marta Acosta, respaldó el crédito y añadió que, “si ese banco de Hacienda tiene una pata renca, es el tema de la tecnología; requiere de tecnología moderna para poder ser más eficiente”.

Elian Villegas, ministro de Hacienda, afirmó días atrás que los sistemas en su cartera “han ido creciendo de forma desordenada”, al punto de llegar a 59 programas de información que hoy están desintegrados.

Por su parte, el diputado Wagner Jiménez, presidente de la comisión, señaló que esa cartera hoy tiene formularios dispersos y hasta oficinas en riesgo de sufrir un incendio.

“Difícilmente Costa Rica va a reducir la evasión fiscal si no moderniza los sistemas del Ministerio de Hacienda. Este crédito ayudará a mejorar la trazabilidad de los impuestos y mejorar la administración tributaria”, opinó el verdiblanco, al momento de anunciar su respaldo al dictamen del crédito.

Añadió que hoy es difícil pagar impuestos, debido a la complejidad de los procesos en Tributación con muchos formularios, así como la duplicidad de funciones.

“Con Hacienda Digital vamos a lograr instalar en teléfonos celulares y computadores de comercios, los sistemas para que se conecte el contribuyente de forma directa y en tiempo real, sin hacer filas, sin trámites confusos”, adelantó Jiménez, al tiempo que pedía dejar atrás la cultura del uso del papel.

En tanto, Laura Guido, al enumerar las condiciones blandas del crédito y los beneficios del proyecto de Hacienda, dijo: “La evasión fiscal se combate con tecnología y la ineficiencia se puede combatir con tecnología”.

Otras virtudes que destacó son la mejora y el aumento de oferta de servicios digitales de esa cartera, y facilitar la integración de operadores públicos y privados.

Finalmente, la diputada oficialista cuestionó la maraña de sistemas de recaudatorios que hoy existen, lo que en su criterio se convierte en aliado del evasor y en enemigo el contribuyente honesto.

La verdiblanca Silvia Hernández destacó que este es uno de los empréstitos que permite mejorar la inversión publica.

También, celebró los controles cruzados sobre el pago de impuestos que podría hacer Hacienda, al poder conectar las áreas de Tesorería, Tributación, Aduanas y Recursos humanos en un mismo sistema.

“No es nada menor”, añadió.

Sin embargo, la liberacionista consideró que, para garantizar su éxito, al proyecto se le debe sumar otros elementos como capacidad de gobernanza y de gerencia, así como definir una estrategia de controles.

Sobre los “controles”, se refirió al “mar de datos” que maneja Hacienda y cómo hacer un maneo seguro de ellos. Hoy en día, aseveró, el contribuyente tiene miedo hasta de aportar el número de su cédula de identidad a la Dirección General de Tributación.

Añadió que en la actualidad Tributación maneja en hojas del sistema informático de Excel las cuentas corrientes de los contribuyentes, lo que conlleva el riesgo de robo de datos y cálculos erróneos del pago de tributos.

Urgió, también, el desarrollo de un plan de mitigación de riesgos. En una audiencia virtual con funcionarios del Banco Mundial, continuó la legisladora, ese organismo señaló como de alto riesgo el diseño técnico y la capacidad institucional de implementar el proyecto de Hacienda Digital.

Dijo que se le deberá prestar atención al proceso de licitación que abrirá ese ministerio para contratar la empresa que proveerá la plataforma tecnológica.

Este punto lo consideró de suma importancia, luego de recordar que el plan de Tributación Digital, que se inició en 2007 con un costo de $26 millones, no dio los frutos esperados.

Aseveró que parte del fracaso de ese plan, como lo califica, se debió a que la firma Bearing Point México se declaró en bancarrota y no pudo seguir dando mantenimiento a la plataforma de Tributación Digital.

Por último, Hernández pidió al Gobierno definir sobre cuál modelo tributario se basará el desarrollo de Hacienda Digital.

Enrique Sánchez, también jefe de fracción del PAC, dijo que este proyecto le genera credibilidad al país de cara a las eventuales negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Aporta credibilidad al Estado no solo en la capacidad de la gestión y el acuerdo político de tomar decisiones trascendentes como este, sino credibilidad en que puede contar con herramientas para cumplir objetivos como reducir evasión, elusión y contar con sistemas tributarios más eficientes y transparentes”, expuso.

“No solo nos va a ayudar a resolver problemas del pasado con sistemas, sino permitirá afrontar retos inmediatos como la negociación con FMI”, indicó el rojiamarillo.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.