Michelle Campos. 6 agosto
El ministro de Hacienda explicó a los diputados que según un estudio del Banco Mundial publicado en 2018 la evasión fiscal en el país era de un 6% del PIB. Foto Alonso Tenorio
El ministro de Hacienda explicó a los diputados que según un estudio del Banco Mundial publicado en 2018 la evasión fiscal en el país era de un 6% del PIB. Foto Alonso Tenorio

El ministro de Hacienda, Elian Villegas, explicó a los diputados la necesidad de contar con el programa Hacienda Digital para combatir las deficiencias tecnológicas que posee su ministerio a fin de aumentar la recolección de impuestos y disminuir la evasión fiscal.

Según detalló Villegas, ante la Comisión Legislativa de Ciencia, Tecnología y Educación, encargada de discutir un crédito de $156 millones para la herramienta digital, existe una falta de integración de los procesos y actividades institucionales dentro de los sistemas de Hacienda.

“Los sistemas han ido creciendo de forma desordenada; entonces, lo que se ha venido haciendo es sumar un sistema a otro sistema y a otro sistema, sumar la necesidad a otro sistema y eso nos lleva que, en el día de hoy, tengamos 59 sistemas de información que están desintegrados”.

“Cuando se ocupa hacer alguna mejora se hace un parche y se sigue adelante, pero eso evidentemente no es la mejor situación que nosotros podemos encontrar en una Hacienda como la costarricense”, narró el jerarca.

Una de las carencias que señaló el titular de Hacienda es la escasez de un sistema para tributación que integre toda la información.

Tambiénm informó de que las fallas en el sistema de aduanas facilitan la pérdida de tributos, y estas situaciones traen consecuencias en la formulación de presupuestos y gastos estatales.

En su audiencia el jerarca fue enfático en que no solo se trata de modernizar los sistemas, sino de alcanzar una serie de beneficios.

“No es solamente para modernizar los sistemas, la finalidad es facilitar el pago de impuestos, reducir la evasión fiscal, gestionar mejor la deuda, el presupuesto público, la eficiencia del gasto y dar un mejor servicios a nuestros clientes”, aseveró Villegas.

Esto se lograría con herramientas de análisis, como big data, que permitirá tener un mayor conocimiento de los perfiles del consumidor y su comportamiento.

“Podemos tener acceso a registro público, vamos a tener acceso a la parte de tributación, a la parte aduanera y entonces vamos a poder conocer ese contribuyente”, dijo el ministro de Hacienda.

El diputado Wagner Jimenez, del Partido Liberación Nacional (PLN), le consultó al ministro sobre los datos referentes a la pérdida de ingresos que se genera anualmente por la evasión fiscal.

A esto el titular de Hacienda explicó que no se cuentan con cálculos actuales y los más recientes fueron publicados en el 2018 por el Banco Mundial, e indican que la evasión equivale a un 6% del producto interno bruto (PIB).

Villegas también narró a los legisladores que el proyecto contempla tres elementos importantes:

1-Modernización de la función actual a una basada en procesos.

2-Modernizar la información para que tenga mayor integración e interconectividad para manejarse entre instituciones y diversos ministerios para manejar asuntos presupuestarios.

3- La acción para fortalecer las capacidades de los profesionales y cerrar brechas en la cultura organizacional.

Para el proyecto conocido como Hacienda Digital, el ministerio de Hacienda busca acceder a un préstamo del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) por $156,6 millones (¢91.000 millones).

Al respecto, el diputado liberacionista Daniel Ulate realizó cuestionamientos sobre la viabilidad de adquirir el préstamo en momentos donde la economía nacional se ha visto debilitada por la pandemia.

En su respuesta, la máxima autoridad de Hacienda dijo que se trata de una inversión necesaria que ayudará a la justicia tributaria y que se pagará por sí misma, debido a la mejora en la recolección de ingresos.

Villegas descartó que se vaya a levantar el secreto bancario para este sistema, ante la consulta de la diputada del PLN, Silvia Hernández.

El plazo del crédito que se le otorgaría al gobierno es de 33 años, con una tasa de interés anual que se sería de aproximadamente 2,8%.

Mayor control en aduanas

“En aduanas podríamos tener una mayor facilitación del comercio, mejor control, tener el sistema aduanero en tiempo real, poder pedir la información de los bienes que nos van llegar a la aduana con anticipación de vida, llevar todo el proceso”, manifestó Villegas.

Esto permitirá monitorear no solo la carga que llega al país, sino la que pasa por el país de una frontera a otra.

Ante la consulta del legislador socialcristiano Oscar Cascante, sobre cómo se realizará el control de aduanas por parte de las concesionarias de puertos, el ministro explicó que los empresarios no tendrán acceso a los sistemas, sino que se encargaran de instalar los escáneres y serán los funcionarios de Hacienda los que se encarguen del resto.

“El planteamiento es que por ejemplo, en Caldera, donde hay un concesionario, este ponga la infraestructura del escaneo y las imágenes van a un centro nuestro; nosotros tenemos un centro que está lejos de allá (...), es gente nuestra la que revisa las mercaderías, pero no es una labor que realiza el concesionario”, explicó.

El jueves 30 de julio, la contralora general de la República, Marta Acosta, emitió un criterio positivo sobre el crédito y el proyecto.

Acosta fue enfática en que existen deficiencia en Hacienda y que se lograría mejorar la recaudación de tributos con este sistema, pero alertó que se deben de tomar más medidas y llevarse un control estricto sobre el cumplimiento de los objetivos del proyecto.