Lucía Astorga, Agencia AP. 13 abril, 2018

El Gobierno de Costa Rica expresó este viernes su total condena por el asesinato de los tres integrantes del equipo periodístico del diario El Comercio, de Ecuador, secuestrados el 26 de marzo pasado por guerrilleros disidentes de las FARC.

"Las autoridades costarricenses se solidarizan con el pueblo y el Gobierno del Ecuador y expresan las más sentidas condolencias a las familias de los comunicadores", señala una nota de prensa difundida por la Cancillería.

La administración del presidente Luis Guillermo Solís también manifestó su "censura" contra este acto criminal criminal y reiteró el apoyo del país "a la lucha internacional contra el crimen organizado y la censura o violencia contra los medios de comunicación".

En Quito, Ecuador, ciudadanos rinden homenaje a los tres integrantes del equipo periodístico del diario El Comercio, quienes fueron asesinados, tras ser secuestrados por disidentes de las FARC. Foto: AP
En Quito, Ecuador, ciudadanos rinden homenaje a los tres integrantes del equipo periodístico del diario El Comercio, quienes fueron asesinados, tras ser secuestrados por disidentes de las FARC. Foto: AP

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, confirmó este viernes, en conferencia de prensa, el asesinato de los dos periodistas y el chofer del medio de comunicación del país suramericano.

“Lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas".

“Más allá de los esfuerzos realizados hemos confirmado que estos criminales parecería que nunca tuvieron la voluntad de entregarlos sanos y salvos... lo único que han querido es ganar tiempo” , precisó Moreno.

En tanto, el jefe de Estado colombiano, Juan Manuel Santos, dijo en Lima: “Ya comenzamos las operaciones (militares) del lado colombiano, como comenzaron las del lado ecuatoriano”.

“Cuando hay colaboración entre sus autoridades, sus inteligencias, los criminales siempre caen, como caerá este individuo responsable de este vil asesinato”, añadió Santos.

El gobierno ecuatoriano ofreció una recompensa de $100.000 por información que conduzca a la captura de alias “Guacho”, líder del grupo que habría tomado cautivos a los comunicadores.

Mientras tanto, las autoridades hacen gestiones con la Cruz Roja Internacional y la Iglesia católica para recuperar y repatriar los cuerpos, según informó el coronel de la policía de Ecuador, Polivio Vinueza.