Política

Condonación de 1 millón de marchamos atrasados se esfumó por error de diputados

Una propuesta para condonar casi un millón de marchamos atrasados, impulsada por el diputado Erwen Masís y aprobada con 29 votos en el plenario de la Asamblea Legislativa, se esfumó por un error de los congresistas.

El planteamiento fue avalado el lunes 27 de abril durante la discusión del proyecto para rebajar el marchamo del 2022. Sin embargo, el mismo día, los diputados aprobaron una moción de consenso con un texto sustitutivo que le cayó encima a la propuesta de Masís y la anuló.

La idea del socialcristiano era perdonar todas las deudas que dueños de autos arrastran de períodos anteriores, siempre que la persona pagara el impuesto correspondiente al 2022 antes del próximo 1.° de enero. Así lo estipulaba la cuarta moción de fondo del proyecto 22.519.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Seguros (INS), los costarricenses le deben al Estado ¢570.000 millones en deudas por dos o más periodos del impuesto a la propiedad de los vehículos y sus recargos.

Los vehículos que más adeudan marchamos son los particulares, con ¢256.778 millones, mientras que las motocicletas acumulan ¢193.465 millones.

De acuerdo con el INS, el dinero adeudado corresponde a 992.600 vehículos.

La moción que anuló la condonación fue aprobada por Liberación Nacional (PLN), la Unidad Social Cristiana (PUSC), el bloque de independientes Nueva República y Restauración Nacional (PRN).

“Los sujetos pasivos de tributos, timbres, seguros y cánones administrados por el Ministerio de Hacienda, el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM), la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), el Consejo de Transporte Público (CTP) y el Instituto Nacional de Seguros (INS) correspondientes al impuesto sobre la propiedad de los vehículos automotores (...) y sus demás rubros, que tengan periodos pendientes anteriores al año 2021 inclusive, tendrán condonación total del principal, ajustes, intereses, multas y sanciones”, decía la moción anulada.

El socialcristiano Erwen Castro alegó que, en su criterio, la interpretación que mató su moción estaba errónea, pues dijo que la moción de revisión presentada dejaba en firme la propuesta y debía incluirse dentro de la redacción final.

No obstante, el criterio del departamento de Servicios Técnicos del Congreso es que no había posibilidades de incluirla dentro de la redacción final la moción de consenso claramente delimitaba la redacción final.

“Como hubo presión del PLN, que no estaba de acuerdo con mi moción, el criterio técnico que imperó es que la moción 11 (de consenso) le caía encima a la 4 (de Masís)”, dijo el socialcristiano.

El rojiazul insistió en que, a su juicio, hay un vicio de procedimiento por dejar fuera su moción, pero dijo que el criterio imperante es que la moción suya dejó de existir.

“Lo único que queda es volverla a presentar y ver si puede volver a tener mayoría, pero ahora va a costa más”, indicó.

En cuanto a su intención, Masís dijo que hay muchos vehículos con marchamos atrasados, algunos que incluso están varados o no han circulado y tienen dos, tres, cuatro o más marchamos pendientes.

“Sí creo que hay vehículos que no estarían pagando el 2022, salvo que se haga esa condonación”, indicó. El diputado añadió que su idea le daba una ventaja a Hacienda, en lugar de una desventaja, porque los deudores pagarían un año y se recogerían esos recursos.

Por tratarse de un proyecto dispensado de los trámites parlamentarios, los cambios de fondo únicamente se pueden plantear en el plenario legislativa; no obstante, la iniciativa fue enviada a consultas tras las mociones que se le aprobaron esta semana.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.