Política

Rodrigo Chaves sobre aumentos de precios: ‘Es un fenómeno importado al que no le podemos hacer mucho’

El presidente de la República, Rodrigo Chaves, se refirió este miércoles, en conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno, a los constantes aumentos de precios que encaran los consumidores. “Todos sabemos que la inflación es un fenómeno que está afectando el bolsillo de los costarricenses, es un fenómeno mayoritariamente importado, al que no le podemos hacer mucho”, dijo el mandatario.

“Sin embargo, hace 15 días hablamos de la preocupación que tiene el Gobierno de lo que está pasando en el mercado de mayoreo de Cenada, la falta de competitividad ahí. Y le pedí al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) decir cómo vamos a corregir los abusos que se reportan en ese mercado”, agregó Chaves.

El Centro Nacional de Abastecimiento y Distribución de Alimentos (Cenada) es un mercado mayorista, ubicado en Barreal de Heredia, en donde diversos productores y comerciantes venden productos hortofrutícolas, alimentos frescos, secos y conservados, flores, carnes blancas y rojas, huevos y productos lácteos.

El mandatario anunció una serie de acciones de mediano plazo que, según dijo, incidirán en la reducción del precio de los productos que ahí se venden. Mencionó, por ejemplo, que se reducirá de 83 a 60 horas el funcionamiento de ese mercado para “aumentar la competencia”. Además, prometió que el Gobierno presentará una “hoja de ruta” para implementar dispositivos electrónicos que permitan “transparentar el precio” de los productos.

En la etapa de preguntas de la conferencia de prensa, el gobernante fue consultado sobre cuándo cumpliría su promesa electoral de reducir el costo de vida.

En ese momento, el mandatario reiteró que “la inflación que nos está afectando mayoritariamente es importada producto de la guerra en Ucrania, del ataque de Rusia a Ucrania”.

Seguidamente, mencionó las acciones del Gobierno para reducir los aranceles de importación del arroz, aumentar la competencia en el mercado de las medicinas y eliminar las tarifas mínimas a ciertos servicios profesionales.

El Gobierno firmó un decreto ejecutivo para reducir de un 36% a 5% el arancel para el arroz pilado, con el propósito de incentivar la importación del grano a un menor precio.

No obstante, la ministra de Agricultura y Ganadería, Laura Bonilla, dijo la semana pasada, durante un foro realizado en el Congreso, que el precio del arroz se va a mantener alto durante un año.

Del mismo modo, Chaves reiteró que el Gobierno tiene la intención de establecer un techo de ¢900 al litro de gasolinas y de ¢800 al litro de diésel. Incluso, en la conferencia de prensa, el gobernante pidió a los diputados aprobar un proyecto de ley en ese sentido, a pesar de que el expediente aún no ha sido presentado a la Asamblea Legislativa.

La propuesta del Poder Ejecutivo tendría un costo mensual de ¢41.700 millones mensuales para los contribuyentes, con base en las tarifas vigentes de los hidrocarburos. El Gobierno aún no dice de dónde saldrían los recursos.

Antes, Chaves había tachado de “irresponsables” alternativas de diputados para reducir los combustibles mediante una rebaja temporal al impuesto único a los combustibles.

Costa Rica atraviesa, en estos momentos, la mayor inflación desde el año 2009, cuando se presentó la última recesión económica mundial.

La variación interanual del índice de precios al consumidor (IPC) alcanzó en julio, un porcentaje de 11,48%, según la medición que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Con este resultado, la inflación continúa con el camino de la aceleración que se inició desde finales del año 2021.

El precio del tomate aumentó más de un 100% en los últimos 12 meses; el de la papa aumentó un 74% y el del aceite, un 65%, por ejemplo.

Solo en el mes de julio, el índice de precios de los alimentos aumentó 4,46%, fue la división que más subió y, en los últimos 12 meses, la subida en esa división fue de 21% muy por encima de la inflación general (de 11,48%).

Esto significa que, si una familia hace un año gastaba ¢100.000 en la compra de comida, ahora se debe desembolsar ¢121.000 para comprar lo mismo.

Asimismo, las cuotas de créditos subieron en los últimos dos meses por un fuerte incremento en la tasa básica pasiva, después del cambio en la metodología para calcularlo.

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) modificó, a partir del pasado 18 de mayo, la manera de calcular la TBP y, desde ese momento, se generó un cambio en la tendencia. El nivel de la tasa, antes del cambio, era de 2,95% y, actualmente, está en 4,32%, es decir, hubo un aumento de 1,37 puntos porcentuales.

Una persona con un préstamo de vivienda de ¢50 millones, a 30 años plazo, atado a la evolución de la tasa básica pasiva (TBP), pagaba hace dos meses ¢330.000 por mes. Con el ascenso del indicador en poco más de un punto porcentual, en mayo y junio, la cuota subió en ¢34.000 ; y si se da una subida de un punto adicional, el deudor deberá desembolsar otros ¢34.000, es decir, en total, casi ¢70.000 más.

El BCCR, además, subió la tasa de política monetaria al nivel más alto en 12 años para tratar de contrarrestar la inflación.

Sobre las medidas del Gobierno para contrarrestar las presiones que enfrentan los consumidores costarricenses, el presidente Chaves también manifestó: “Estamos jugando la defensa que podemos jugar y al mismo tiempo cambiando las estructuras de la economía para bajar los precios en las áreas que sí controlamos como los servicios profesionales, la comida o los productos que transan en Cenada”.

El Colegio de Ciencias Económicas de Costa Rica pronosticó, este miércoles, que el país cerrará este año con un nivel de pobreza entre el 27% y 33% de los hogares nacionales. Esta cifra representaría un incremento al 23% reportado por el INEC en 2021.

Consultado al respecto, Rodrigo Chaves reconoció que, en este momento, la estrategia es aplicar medidas para contener el aumento de la pobreza. No obstante, el mandatario se mostró sorprendido y expresó dudas sobre la estimación.

“Me sorprende ese número, porque sería un incremento enorme cuando vemos que las cifras de desempleo del INEC son más bien que se han reducido. Permítame expresar mi duda sobre ese número, una duda razonable y constructiva. Eso significa un incremento de la pobreza, no veo cuáles serían las causas, en vista de que el desempleo esté cayendo”, dijo.

No obstante, seguidamente el mandatario rectificó: “A menos de que ellos digan que la inflación es tan alta y que los salarios… Entonces, es un tema técnico que yo tengo que evaluar, nosotros estamos tomando medidas que corresponden bajando el costo de vida”.

El Colegio de Ciencias Económicas proyecta que, pese a que Costa Rica recuperaría el nivel de desempleo previo a la pandemia, con una cifra de 11,1% para el segundo semestre del año, la alta inflación que atraviesa el país reduciría la capacidad adquisitiva de los hogares hasta el punto de elevar los índices de pobreza.

“Para el segundo semestre del 2022 los reflectores deben centrarse en el alza en el costo de la vida y en especial en sus consecuencias para los hogares en condición de vulnerabilidad. Adicionalmente, debe apoyarse la reactivación económica para lograr un crecimiento del PIB superior al 3% e implementar políticas de empleo para disminuir la brecha de género y promover el empleo juvenil”, comentó Ennio Rodríguez, presidente del Colegio de Ciencias Económicas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.