Política

Chaves se compromete a no impulsar nuevos impuestos en acuerdo con FMI

El presidente electo, Rodrigo Chaves, se comprometió a no impulsar nuevos impuestos en la renegociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el equilibrio de las finanzas públicas.

Así lo afirmó Eliécer Feinzaig, jefe de la fracción electa del Partido Liberal Progresista, luego de reunirse con Chaves la tarde de este martes en la sede central del Instituto Nacional de Seguros (INS), en donde el mandatario dispone de una oficina para el proceso de transición de Gobierno.

“Fue bastante claro en que no va a proponer nuevos impuestos”, dijo Feinzaig a la prensa.

El 4 de abril, un día después de ganar la elección presidencial de segunda ronda, el futuro gobernante anunció que el acuerdo firmado por la administración de Carlos Alvarado con el FMI fue “poco ambicioso”, por lo que él le va a “añadir aderezos”.

Chaves calificó el convenio como “indispensable”, no por la cantidad de crédito que aportará el FMI ($1.778 millones en tres años), sino por la confianza que dará a quienes invierten en bonos de deuda del Gobierno Central.

“Con el Fondo vamos a mantener los objetivos. Queremos revisar el paquete y negociar para arriba”, dijo ese día, aunque no precisó las medidas que propondrá.

El 30 de diciembre del 2021, siendo candidato, el presidente electo delineó, en una entrevista con El Financiero, algunos de los cambios que le haría al acuerdo: “Yo voy a seguir en la conversación con el FMI, pero bajo un programa absolutamente nuevo, que se enfocaría en quitar exenciones fiscales; quitar los destinos específicos; quitar las parafiscales, que son un regalito del Estado costarricense al Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop) todos los años; reducir la evasión de manera agresiva; y revisar una serie de precios en las concesiones públicas y en la estructura del gasto en Costa Rica”.

El acuerdo actual con el FMI implica un conjunto de medidas tendientes a equilibrar las finanzas públicas. El principal componente para ello, del lado del gasto público, es la Ley de Empleo Público, que ya fue firmada.

Además, el convenio implicaba la creación del plan de renta global, un tributo a los premios de la lotería y una reforma al impuesto sobre casas de lujo, pero ninguno de esos textos fue aprobado en la Asamblea Legislativa.

Este martes, Feinzaig dijo que, en la reunión, no hubo espacio para conversar sobre la reducción de impuestos que son caros de recaudar, pero que dejan poco a la Hacienda Pública, una de las propuestas de su campaña cuando fue aspirante presidencial.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.