Silvia Artavia. 5 diciembre, 2019
La ley número 9.796, firmada este jueves por el mandatario Carlos Alvarado, permitirá conbrar contribución especial solidaria a jubilados de lujo del Gobierno, Magisterio Nacional y Poder Judicial. Foto: Presidencia, Julieth Méndez.
La ley número 9.796, firmada este jueves por el mandatario Carlos Alvarado, permitirá conbrar contribución especial solidaria a jubilados de lujo del Gobierno, Magisterio Nacional y Poder Judicial. Foto: Presidencia, Julieth Méndez.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, firmó este jueves la ley número 9.796, de recorte a las pensiones de lujo, con lo que el país logrará un ahorro anual de ¢12.000 millones.

La nueva normativa, aprobada de forma unánime por los diputados el pasado 21 de noviembre, cobrará contribuciones especiales solidarias a las pensiones de Gobierno y del Magisterio Nacional Nacional mayores de ¢2,2 millones, y a las superiores a los ¢2,6 millones en el Poder Judicial.

Según el mandatario, la entrada en vigencia de la ley permitirá cobrar el aporte solidario a un total de 4.118 pensiones de lujo, 3.198 adicionales a las 920 que ya hoy son gravadas por ese concepto.

Esa contribución se aplica a las jubilaciones muy altas como un gesto de solidaridad con el resto de la población.

Hasta hoy, con el cobro de la contribución especial solidaria a estas pensiones, el Estado se ahorraba ¢5.341 millones anuales. Con los nuevos ¢12.000 millones, el monto total que se economizará el Estado será de ¢17.538 millones.

La firma la hicieron el presidente Alvarado y los ministros de Hacienda, Rodrigo Chaves, y de Trabajo y Seguridad Social, Geannina Dinarte.

También asistieron el ministro de la Presidencia, Víctor Morales Mora, y la diputada Xiomara Rodríguez, de Restauración Nacional, proponente de la iniciativa de recorte a las pensiones de lujo, que fue tramitada en la Asamblea Legislativa bajo el expediente 21.035.

En el acto de la firma de la ley, que tuvo lugar en Casa Presidencial, Alvarado destacó que el trabajo de los diputados, al aprobar la normativa, “fortalece el objetivo que se ha trazado el Gobierno, de eliminar los privilegios de las pensiones de lujo y consolidar regímenes equitativos, sostenibles y solidarios”.

“Se da un paso importantísimo de una lucha que lleva ya más de dos décadas en el camino para que las pensiones sean justas. Hemos dicho que las pensiones deben proteger a las personas y no deben constituirse en un movilizador de una inequidad social”, aseveró el mandatario.