Josué Bravo, Lucía Astorga. 15 julio
"No les veo, particularmente, razón de ser", consideró Carlos Alvarado, presidente de la República, sobre las protestas de hoy. Fotografía José Cordero

Para Carlos Alvarado, presidente de la República, los movimientos de protesta de hoy por parte de sindicatos y estudiantes de secundaria no tienen razón de ser.

Más bien, ve en ellos un ánimo de entorpecer el desarrollo económico del país en momentos en que necesita crecer.

Así lo aseguró el presidente esta mañana, al recordar que el gobierno tiene un canal de diálogo abierto.

También reiteró que, en su criterio, cada vez más costarricenses distinguen con claridad qué son demandas válidas de los sectores, sobre las cuales el gobierno trabaja en busca de resoluciones, y cuáles tiene otro tipo de interés.

“Ese tipo de movimientos sin justificación parece que no tienen algo concreto que plantear, sino más bien obstaculizar el desarrollo del país, pues cada vez más los costarricense lo ven.

“Porque así es, me parece que es más un ánimo de entorpecer el avance del país que tener una reivindicación legítima. Pero, por eso, nuestro trabajo es distinguir entre aquello que es legítimo y trabajamos de la mano con centros educativos, y con aquello que no lo es”, dijo esta mañana el presidente en el ministerio de Cultura, en San José.

El Ministerio de Educación Pública (MEP) informó de que la protesta anunciada para este lunes, por cuatro estudiantes del grupo autodenominado Movimiento Estudiantil de Secundaria (MEDSE), dejó como resultado 45 centros educativos cerrados y 41 más con algún grado de afectación.

Se trata de alumnos apoyados por la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP).

La protesta impactó de alguna manera a 86 de 1.003 secundarias del país. Ese dato es inferior a los 232 centros que se mantuvieron cerrados por alumnos antes de salir a vacaciones.

Los alumnos dicen que se manifiestan en contra de la educación dual, las pruebas FARO y los baños individuales.

Alvarado recordó que la ministra de Educación, Guiselle Cruz, mantiene abierto un canal de diálogo con los estudiantes, con la finalidad de conocer y trabajar por resolver sus necesidades como mejorar la infraestructura, la conectividad, la calidad educativa y la condición del docente.

“Hay cosas que resolver en distintas partes del país, pero hay que ir a cada centro a ver qué se debe hacer y hacerlo. Tenemos el compromiso y es una de nuestras prioridades”, mencionó el mandatario.

Esta mañana, también se manifestaron trabajadores de distintas municipalidades de San José, Alajuela y Heredia.

Ellos protestaron al frente del Ministerio de Hacienda y obstaculizaron el paso por avenida segunda, en el centro de San José.

El mandatario señaló que ellos protestan por una proyecto de ley que se tramita en el Congreso.

Se trata del texto propuesto por la diputada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Aracelly Salas, que faculta a las municipalidades a finalizar contratos laborales con responsabilidad patronal cuando haya cierre de programas o reducción de servicios por falta de fondos o reorganización de las dependencias.

Alvarado, también mencionó su compromiso de fortalecer el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y de resolver sus problemas financieros.

“Nosotros seguiremos trabajando en materia de hacer que el país salga adelante”, mencionó el mandatario. La noche del viernes, Alvarado se comprometió con ocho sindicatos del ICE a no descentralizar el Centro Nacional de Control de Energías (CENCE).

También, se comprometió a no respaldar ningún proyecto legislativo que procure lo mismo con la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL).

Sin embargo, dos de ellos, la Asociación Sindical de Empleados Industriales de las Comunicaciones y la Energía (Asdeice) y el Sindicato de Ingenieros y Profesionales del ICE (Siice), no desistieron del llamado a huelga mientras consultaban en acuerdo con sus bases.