Política

Betania Seas, candidata del PAC, dirige regional que elaboró prueba con contenido ideológico en MEP

Betania Seas Molina, la candidata a diputada por la que Welmer Ramos se enfrentó a la Asamblea Nacional del PAC, dirige la Regional del MEP que elaboró un simulacro de bachillerato en Estudios Sociales con un fuerte contenido ideológico para los estudiantes, en el 2018.

La aspirante, de 61 años, es la directora de la Regional del Ministerio de Educación Pública (MEP) de San José Oeste, la cual elaboró ejercicios con una visión ideologizada de la discusión sobre el tratado de libre comercio con Estados Unidos (TLC) y que, además, se apoyaban en una caricatura de la prensa cubana.

Aquellos ejercicios, que despertaron fuertes críticas en los partidos de oposición sobre adoctrinamiento político, fueron elaborados por un asesor de Estudios Sociales y seis profesores de colegios de la Dirección San José Oeste y, adicionalmente, llevaban el nombre de Betania Seas en la parte superior del membrete.

En el 2018, en declaraciones a La Nación, la actual candidata a diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC) le restó oficialidad al simulacro de examen e insistió en que el documento no fue presentado ante el MEP y que, por lo tanto, no pudo haber sido aprobado. Según ella, nunca llegó a manos de estudiantes.

“Ese simulacro de bachillerato no es avalado por nosotros porque no se ha revisado”, dijo en aquel entonces. Agregó que el MEP enviaría una circular a los supervisores y directores de los colegios indicándoles que no debían utilizar el simulacro de prueba. “Estamos en la regional, pero no podemos estar pendientes de todo lo que un asesor escribe o dice”, adujo en el 2019.

En conversación con La Nación, Seas aseguró que ella nunca estuvo relacionada ni con la redacción ni con la revisión de los ítems con contenido ideológico. Agregó que ella recién llegaba a la Dirección Regional de San José Oeste.

“En ningún momento he redactado un ítem para los estudiantes. Un asesor en aquel momento de Estudios Sociales redactó los ítems y simplemente puso los nombres porque lo hizo en consulta, para ver si el grupo de profesores estaba de acuerdo. Cuando se hizo el análisis, se dio cuenta que no era prudente publicar ni aplicar a los estudiantes.

“Y yo no soy la jefa de ese departamento, sino que hay una persona que es la jefa de ese grupo de asesores de la dirección regional”.

Sobre si comparte o no el contenido, Seas señaló: “Se retiró el material y simplemente no se utilizó. Yo no los redacté, entonces ni los comparto ni… o sea, no, porque no son mis funciones”.

Seas señaló que no tomaron mayores acciones en la regional, más allá de retirar el contenido, porque “los asesores tienen mucha independencia; cada asesor trabaja su material. Se apegan a lo que el Ministerio da. Algunos se apegan a algunas cosas, entonces ya uno los llama… pero yo no, porque no me corresponde a mí. Ellos tienen un jefe inmediato”.

En el polémico ejercicio para bachillerato, por ejemplo, se le presentaba al estudiante una caricatura elaborada por Douglas Nelson Pérez Portal, caricaturista cubano que publicaba sus trabajos en la prensa de Cuba.

Luego, se le pedía al estudiante identificar qué simboliza la imagen y se le ofrecían las siguientes opciones: comercio interno, empresa transnacional, liberalismo social o empresa nacional.

En otro ejercicio, se inducía a una visión ideologizada de la discusión costarricense por el TLC con Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, el cual fue el 2007 en un referendo.

Al alumno se le presentaban características de los movimientos a favor y en contra del TLC. A los grupos del Sí, se les atribuía “tuvieron muchos recursos” o “tuvo el apoyo de empresarios”. En cambio, a la campaña del No se le atribuía “se organizaron bajo los comités patrióticos” y “sus recursos fueron de los propios activistas”.

Acto, seguido entre las opciones que debía escoger el estudiante, estaban, por ejemplo, “el Gobierno tomaba las decisiones sin tener consideración al pueblo” o “la población se empoderó para manifestarse en contra de acciones del Gobierno que no estén a favor de la clase trabajadora, con lo cual transformó la institucionalidad del país”.

El sábado pasado, el candidato del PAC, Welmer Ramos postuló a Betania Seas para el primer lugar de la papeleta de diputados de su partido por Puntarenas, como parte de sus potestades como aspirante presidencial. Sin embargo, la postulación generó una crisis en la agrupación.

La Asamblea Nacional del PAC se levantó en contra del candidato y rechazó ratificar su postulación.

Ramos reconoció que Seas fue una “articuladora” muy importante de su victoria en la convención interna frente a la candidata Carolina Hidalgo. El aspirante presidencial obtuvo el 10% de sus votos en el cantón central de Puntarenas y él reconoció que su nominada incidió en ello.

En una primera votación, Seas logró 35 votos a favor, mientras que 37 se pronunciaron en contra. Otros dos se abstuvieron y uno fue en blanco.

La delegados puntarenenses afirmaron que la candidata no representaba el proyecto del PAC para la provincia y, además, la vinculaban con otras banderas políticas.

No obstante, el domingo, los delegados puntarenenses abandonaron la Asamblea Nacional, alegando que Ramos incumplió un acuerdo sobre quién encabezaría la papeleta para diputados por esa provincia.

Eso permitió que el resto de la Asamblea Nacional eligiera a Betania Seas Molina con 47 votos a favor y 16 en contra en el primer lugar de la papeleta de congresistas por Puntarenas.

La directora regional del MEP también fue candidata a vicealcaldesa de Puntarenas con Acción Ciudadana para las elecciones municipales de 2016.

Tiene un doctorado en Ciencias de la Educación, una maestría en Psicopedagogía y licenciaturas en Derecho y Ciencias de la Educación. Labora en el MEP desde el año 1992.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.