Política

Banco Promérica anuncia cobro judicial por ¢183 millones a partido de Rolando Araya

Partido le comunicó a Promérica que no tiene dinero para pagarle financiamiento de campaña; el fundador Dragos Dolanescu renunció al grupo político y dice que lo importante es que la deuda no recaerá sobre impuestos

El Banco Promérica anunció el inicio de un proceso de cobro judicial contra el Partido Costa Rica Justa (PCRJ), del excandidato presidencial Rolando Araya, por una deuda de ¢183 millones originada en un préstamo para financiar los gastos de la campaña electoral.

La agrupación, fundada por el exdiputado Dragos Dolanescu, tiene más de un mes de atraso en el pago del crédito y le comunicó a Promérica que no tiene dinero para honrar la deuda.

En respuesta, el pasado 20 de mayo, el banco le notificó al partido que reclamará la suma en los juzgados y le notificó la decisión al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), el 2 de junio.

Cuando suscribió el préstamo, por un monto inicial de ¢1.000 millones, el PCRJ puso como garantía una emisión de bonos de deuda política por el mismo monto, con la expectativa de pagar con la contribución estatal que le correspondiera por su participación en los comicios del 6 de febrero.

No obstante, la agrupación obtuvo menos de un 1% de los votos para presidente y no ganó un solo diputado, lo cual la dejó sin posibilidad de acceder a la deuda política. Como resultado, los bonos que emitió quedaron con un valor de ¢0, y la garantía dada a Promérica se esfumó.

“Debido a la reincidencia en la morosidad presentada en sus créditos y a su comunicado por escrito, en el cual nos informan que el partido no contará con ningún contenido económico para cubrir la deuda, nos veremos en la obligación de dar por terminada nuestra gestión administrativa, lo cual implica la afectación de su récord crediticio ante Sugef, así como también el traslado de su expediente al departamento Legal del banco para que den inicio al trámite de cobro judicial”, dice una nota suscrita por Michael Arguedas Muñoz, jefe de Cobro Empresarial del Banco Promérica.

El 7 de febrero, el día después de las elecciones, el excandidato Rolando Araya mencionó a La Nación que tuvo que hacer su campaña sin dinero y que, aunque Promérica inicialmente les aprobó un financiamiento de ¢1.000 millones, solo les giró una quinta parte al inicio.

Hasta enero de este año, Costa Rica Justa mantenía deudas por ¢234 millones, según el último estado financiero presentado al TSE.

Cuando se suscribió el préstamo, el representante legal de Costa Rica Justa era el entonces diputado, Dragos Dolanescu, del periodo anterior. Él llegó al Congreso con el Partido Republicano Social Cristiano (PRSC), del cual era presidente. No obstante, abandonó dichas tiendas en julio del 2020, cuando fundó el PCRJ (ambos partidos quedaron fuera del nuevo Congreso).

No obstante, Dolanescu ahora también renunció a la dirigencia de Costa Rica Justa. Según los registros del Tribunal, presentó su dimisión al puesto de presidente el 11 de mayo, cuando el crédito con Promérica ya estaba en mora.

¿Qué pasará con el proceso judicial? “Pues el Partido queda con esa deuda”, respondió Dolanescu, al ser consultado por este medio.

“Importante es que ninguno de esos dineros que se deben va a recaer sobre el TSE y no se debe de cancelar de nuestros impuestos. Quedará en el ámbito privado”, añadió, en un mensaje de texto.

Días antes, también renunció Anabelle Soto de Alba, quien fungía como tesorera partidaria. Ella también había llegado a esa agrupación desde las filas del Republicano.

Ante el TSE, figura como presidenta suplente Diana Priscila Guevara Agüero. Al ser contactada por este medio, ella afirmó que también se separó de CRJ, días antes que el exdiputado. Indicó que quien puede responder por el préstamo ante Promérica es el secretario del partido, Jorge Vargas Corrales, a quien no fue posible contactar.

Las cartas de renuncia de Dolanescu y Soto de Alba, suministradas por el exdiputado, contienen frases idénticas, incluyendo una que dice que un “enfrentamiento” entre el exdiputado y Vargas Corrales “interfirió sensiblemente en la posibilidad de conseguir financiamiento para realizar una campaña política efectiva y lograr mejores resultados en los comicios de febrero de este año”.

En su misiva, el exlegislador también dijo: “De ahora en adelante, le corresponderá a la nueva dirigencia de CRJ hacerles frente a los compromisos adquiridos por el partido durante la campaña política”, dice el documento.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.