Seis candidatos protagonizan tres empates en intención de voto, todavía con porcentajes bajos

Por: Sofía Chinchilla C. 23 enero

La más reciente encuesta de la UCR sobre intención de voto lo que muestra son tres empates técnicos que involucran a seis candidatos presidenciales, todos con porcentajes de apoyo todavía bajos.

Se considera que hay un empate técnico cuando se traslapan los rangos de apoyo de cada candidato, comprendidos entre el porcentaje máximo y el porcentaje mínimo de respaldo que les asigna la encuesta.

Ese rango depende del margen de error del estudio de opinión, que en este caso fue de 3,1 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

Encuesta UCR enero 2018
Encuesta UCR enero 2018

Así, Fabricio Alvarado y Juan Diego Castro protagonizan el primer empate, pues los separa apenas un punto porcentual: el candidato de Restauración Nacional registró un 17% del apoyo entre las personas decididas a votar, mientras que el aspirante de Integración Nacional (PIN) obtuvo un 16%.

Castro también entra en un empate con Antonio Álvarez, de Liberación Nacional, en la disputa por el segundo puesto.

La intención de voto en favor del aspirante del PIN oscila entre un 12,9% y un 19,1%, mientras que la del candidato del PLN entre un 7,9% y un 14,1%.

Antonio Álvarez, a su vez, también entra en la pelea por el tercer puesto junto a Rodolfo Piza, de la Unidad Social Cristiana (PUSC), Carlos Alvarado, de Acción Ciudadana (PAC) y Rodolfo Hernández, del Partido Republicano Social Cristiano.

Los rangos de todos ellos se traslapan.

“La volatilidad es la principal característica de esta campaña, y el salto de Fabricio Alvarado solo nos refuerza esa característica. Alguien que tenía 3 puntos en diciembre ahora tiene 17. Por lo tanto, alguien que tenga 6, 9, 11 o 16 puntos podría pegar un salto”, Felipe Alpízar, CIEP.

La encuesta tomó la opinión de 1.013 personas del 15 al 17 de enero, una semana después de que una opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenara al país abrir la puerta al matrimonio igualitario, algo a lo que Fabricio Alvarado se opone al grado de decir que sacaría a Costa Rica de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Candidato Porcentaje de apoyo, encuesta del 23 de enero
Indecisos 27%    
Fabricio Alvarado 17%
Juan Diego Castro 16%
Antonio Álvarez 11%
Rodolfo Piza 9%
Carlos Alvarado 6%
Rodolfo Hernández 6% 

Fuente: CIEP.

"Están todos tan juntitos que los intervalos de confianza están cerca y por eso hablamos casi que de un triple empate: hay empate en la punta, hay empate por el segundo lugar entre Antonio Álvarez Desanti y Juan Diego Castro, pero también hay un empate por el tercer lugar entre Álvarez, Piza, Alvarado y Hernández", explicó Felipe Alpízar, director del Centro de Investigación y Estudios en Política (CIEP), encargado de elaborar la encuesta.

Ante ese escenario y con todavía dos semanas de campaña por delante, Alpízar llama a la "prudencia".

"La volatilidad es la principal característica de esta campaña, y el salto de Fabricio Alvarado solo nos refuerza esa característica. Alguien que tenía tres puntos en diciembre ahora tiene 17. Por lo tanto, alguien que tenga seis, nueve, 11 o 16 puntos podría pegar un salto", señaló Alpízar.

Avance inédito de Fabricio Alvarado

El despunte de Alvarado en solo un mes es una situación sin precedentes, afirmó el director del CIEP.

Lo más parecido que se había registrado hasta este momento fue el 31% que obtuvo Luis Guillermo Solís en la primera ronda electoral del 2014, cuando una semana antes las encuestas le atribuían apenas un 9% de la intención de voto.

En opinión de Alpízar, por el momento no es posible presumir si el empuje que le dio a Alvarado la coyuntura de la opinión de la Corte Interamericana se mantendrá.

Indecisos definirán la elección

Al representar un 27% del total de electores decididos a participar en los comicios, quienes hoy están indecisos tendrán un peso preponderante el 4 de febrero.

"Hay tres escenarios posibles. Uno es que esos indecisos se conviertan en abstencionistas. Hay otro escenario donde la mayor parte de los indecisos se le van a un solo candidato y ese candidato crece, pero también puede ser que esos indecisos se distribuyan más o menos equitativamente entre los candidatos y todos crezcan un poquito pero ninguno de manera determinante", manifestó Alpízar.

Para el investigador, aún hay un margen amplio para que la distribución del apoyo popular cambie.

Así lo refleja otro estudio que realizan en conjunto el CIEP y el Estado de La Nación, en el cual se miden los cambios de opinión que un mismo grupo de electores tiene durante toda la campaña.

Para el proyecto se entrevistaron 1.800 personas en tres ocasiones, entre octubre y diciembre. Al cabo de este tiempo, los investigadores determinaron que el 40% de las personas que en octubre ya habían elegido su candidato, para diciembre se habían volcado hacia otro.

Además, sólo uno de cada cuatro personas que estaban indecisas en octubre se decidió por un candidato en diciembre.

Para Ronald Alfaro, investigador del CIEP y del Estado de La Nación, tales situaciones están más relacionadas con procesos de cambio social que con asuntos coyunturales, como el fallo de la Corte IDH.

En opinión del funcionario, los partidos están debilitados y, poco a poco, se quedan sin las fidelidades políticas que antes les bastaban para ganar las elecciones.

"Ya ahora los votantes más jóvenes, cuando entran a la política, entran a un escenario en el que no hay identidades, la participación electoral ha venido bajando, la efervescencia política no es igual y además no vienen con la herencia, entonces los electores quedan desorientados, pierden como la brújula política", explicó Alfaro.