Política

Alberto Trejos: ‘Hay que hacer un camino a trabajadores informales para que vuelvan a la normalidad’

El economista Alberto Trejos no solo recomienda la condonación de deudas, sino también la eliminación de requisitos ilógicos en ciertos casos

Alberto Trejos, economista y exministro de Comercio Exterior (Comex), recomienda a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) abrir un camino que facilite la regularización de trabajadores informales, los cuales representan el 47% de la población laboral, según indicó.

El académico sugiere condonar deudas de trabajadores independientes y patronos, así como reducir requisitos y trámites.

“Como país, debemos de hacer algo con la informalidad, que se ha vuelto uno de los problemas económicos y sociales más graves que tenemos. Hay que hacerles un camino para que vuelvan a la normalidad”, urgió el exministro.

En el caso de los trabajadores morosos con la CCSS, Trejos dijo que muchos permanecen fuera del sistema “porque no les queda de otra”, no pagan nada y la Caja tampoco puede recaudar más, machacó.

A marzo de este año, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) reportó 117.000 trabajadores independientes morosos con cuotas de la seguridad social y 15.500 patronos en la misma condición.

En situaciones como estas, según dijo el economista, se les debe abrir una ruta para que se normalicen, la cual comparó como una rampa para subir la cuesta.

Esa rampa, añadió, debe permitir condonar las deudas del pasado, con tal de que se pongan en orden una vez hagan el trato con la Caja, insistió Trejos.

“Ahí pueda que una persona diga: ‘ok, por fin me puedo poner en orden, ¡qué dicha!’. Tal vez no es justo para quienes pagamos todos los años, pero sí lo más práctico. Acuérdese, además, que muchos de esos están en esa situación porque no les queda de otra”, afirmó el economista.

De no abrir esa facilidad, insistió, difícilmente ese grupo empezará a cotizar a la seguridad social.

“Si vos le dices a alguien que los demás pagamos 50% de nuestros ingresos en distintas cargas al Estado y que él paga cero, pero que para formalizarse debe pagar ese 50% de ahora en adelante, más 10 años de deudas en la seguridad social, lo primero que dirá es que no puede hacerlo”, consideró.

En la actualidad, la Caja cobra deudas e intereses a independientes informales, para poder regularizarse.

Trejos añadió que, cualquier propuesta de la institución para atraer a los informales, deberá contar con una reducción de trámites.

“La podemos mejorar. Hoy, si uno va a realizar un trámite, va con miedo y va con pereza. Podemos arreglar eso. Le haces un caminito. Afortunadamente, tenemos muchos ejemplos internacionales para poder realizarlo”, sugirió.

Entre los ejemplos, citó el caso de Alemania, donde los patronos, al darle el primer empleo a un joven, pagan una carga social más baja que lo regular. Luego, aseguró, el costo se va normalizando.

“Incluso, si el patrono lo contrata durante la capacitación, durante el entrenamiento, en ese periodo las cargas también son más bajas y la persona poco a poco va llegando a la contribución plena”, ilustró.

El resultado de esa política en el país europeo, aseguró, es que el desempleo de los jóvenes es prácticamente “nulo”, pues ahí la gente va incursionando a la formalidad gradualmente.

“En otros países, claro, no le perdonamos ni un cinco. Entonces hay desempleo juvenil. Ahí hay una lección que podemos aprender”, aconsejó.

En tanto, si una vez regularizado la CCSS pide requisitos por igual a un empleador grande o pequeño, cree que el pequeño se va a desincentivar.

“Le pides los mismos trámites que son eternos, cosas ilógicas como que para cualquier cosita, aunque sea un taller con dos empleados, debes tener abogado y contador, el ciudadano dirá que, aunque tributariamente hay un camino a la formalidad, en lo demás no verá el camino”, finalizó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.