Infraestructura

Pantallas podrían causar distracción de choferes

Las pantallas publicitarias luminosas en carreteras podrían distraer a los choferes que las observan y contribuir a que se produzcan accidentes de tránsito.

Aunque no hay suficiente evidencia para cuantificar ese peligro, los expertos del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), de la Universidad de Costa Rica, aseguran que cualquier distracción en carretera es perjudicial.

Lo anterior quedó plasmado en un estudio titulado Recomendaciones para la regulación de pantallas digitales , divulgado en junio anterior.

En el documento detallan que la ubicación de estas estructuras puede incrementar el riesgo en las vías, seguido de la intensidad de la luz y el movimiento.

Para Lanamme, existen dos tipos de dispositivos: los estáticos y los no estáticos. Los segundos son considerados más peligrosos.

“Las pantallas digitales no estáticas son peligrosas debido a que no cumplen los requerimientos técnicos y la práctica y normativa internacional para que no representen un peligro para los usuarios. Se considera que deben ser prohibidas por completo”, resaltó ese informe.

Vinicio Barboza, jefe del Departamento de Inspección Vial y Demoliciones del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), dijo que respalda ese criterio.

“Lanamme es claro en señalar que las pantallas con figuras en movimiento se deben eliminar porque distraen”, aseguró Barboza.

Conductores. Róger Corrales, conductor de Heredia, pidió a las autoridades del MOPT usar “mano dura” contra este tipo de publicidad.

“Es increíble cómo afectan estas pantallas. Se ve más bonito, pero en las noches a uno se le pierden hasta los semáforos. Creo que a esta gente de la publicidad se le ha ido la mano ”, expresó el chofer.

Para la también automovilista Silvia Castro, quien reside en Tres Ríos, los anuncios con luces sí distraen al manejar. Ella aseveró que, en al menos un par de ocasiones ha atestiguado discusiones entre dos personas debido a los dispositivos.

“Una vez estaba en un semáforo en Escazú, justo en el cruce donde había un anuncio de estos. Cuando el semáforo se puso en verde, el señor que estaba de primero se quedó viendo la pantalla. De inmediato, el chofer que estaba atrás empezó a increparlo por no seguir”, recordó Castro.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.