Juan Diego Córdoba González. 18 febrero
El jerarca de la Presidencia, Víctor Morales, afirmó que el sistema de escáneres es urgente, sin embargo no precisa la fecha en que se podrá contar con la tecnología en todos las fronteras, puertos y aeropuertos. Fotografía: Rafael Pacheco
El jerarca de la Presidencia, Víctor Morales, afirmó que el sistema de escáneres es urgente, sin embargo no precisa la fecha en que se podrá contar con la tecnología en todos las fronteras, puertos y aeropuertos. Fotografía: Rafael Pacheco

El Gobiernoa rechaza la instalación de un escáner en puerto Caldera para detectar eventuales cargamentos ilícitos, porque su plan es instalar un sistema integrado de monitoreo en fronteras, puertos y aeropuertos.

Esta fue la explicación que dio el ministro de la Presidencia, Víctor Morales, durante un confencia de prensa, luego del Consejo de Gobierno, este martes.

Con estas manifestaciones, Morales respondió al reclamo planteado por Ricardo Ospina, gerente de Sociedad Portuaria de Caldera (SPC), en una entrevista con La Nación.

El representante de la concesionaria de la terminal del Pacífico, señaló que su empresa ha ofrecido “a una tarifa aceptable” la instalación de dicha tecnología a Costa Rica desde 2008, sin embargo afirmó que recibió respuestas negativas de todos los gobiernos incluido el de Carlos Alvarado.

Morales afirmó que rechazaron ese ofrecimiento porque su proyecto es distinto.

“Este es un proceso que se está llevando adelante con el esfuerzo interinstitucional de los ministerios de Comercio Exterior, Hacienda, Seguridad y Agricultura para instalar un sistema integrado de inspección no intrusiva y que opera con un centro de monitoreo. El trabajo que se realizó el fin de semana (decomiso de cocaína en Moín) parte de la puesta en marcha de ese sistema”, afirmó Morales.

Actualmente, solo la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) cuenta con los escáneres, pues en el contrato de concesión quedó establecido que APM Terminals compraría ese equipo.

El gerente de Caldera hizo las afirmaciones luego de que, justamente, en el megapuerto de Moín, las autoridades se incautaran de un contenedor con casi seis toneladas de cocaína, el pasado viernes.

Uno de los temores de Ospina es que el narco utilice puerto Caldera para importar contenedores con droga desde Suramérica, y que de ahí, salgan los camiones rumbo a Limón para su posterior exportación a Europa.

“Es bastante lógico pensar que Caldera puede ser utilizado como un puente para trasegar contenedores hacia el Caribe”, señaló Ospina.

Ante la falta de escáneres, menos del 5% de los cargamentos que llegan a Caldera son revisados manualmente por las autoridades nacionales.

En el Gobierno aseguran que el centro de monitoreo es urgente, sin embargo reconocen que el proceso de compra del equipo se ha atrasado y todavía no saben cuándo se podrá disponer del sistema integrado.

“Esperamos que muy pronto pueda disponerse de estos escáneres, de acuerdo con el cronograma de este equipo interinstitucional. El plazo específico no se lo podría precisar ahora”, reconoció Morales.

Durante el año anterior, las autoridades antinarcóticos decomisaron más de cinco toneladas de droga en la Terminal de Contenedores de Moín (TCM). Esa cifra fue superada con solo el cargamente descubierto el viernes.