Juan Fernando Lara Salas. 23 febrero
Usuarios de buses de Desamparados serán los primeros en viajar en los buses eléctricos que participan en el plan piloto. FotografÍa: Cortesía.
Usuarios de buses de Desamparados serán los primeros en viajar en los buses eléctricos que participan en el plan piloto. FotografÍa: Cortesía.

Las concesiones que se otorgan a los autobuseros para operar una ruta pasarán de siete a 15 años de aprobarse un proyecto de ley que impulsará el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), como incentivo para que los empresarios adquieran unidades eléctricas.

El anuncio lo hizo este martes el jerarca del sector, Rodolfo Méndez Mata, en la inauguración de un plan piloto de un año con tres autobuses eléctricos donados por el Gobierno de Alemania, los cuales prestarán servicio en el mismo número de rutas de la Gran Área Metropolitana (GAM).

El plan asignará los vehículos a recorridos entre San José y Desamparados, así como a Tres Ríos y a Alajuela por periodos de cuatro meses en cada caso. Concluido el año, las unidades se retirarán para iniciar el análisis de rendimiento y consumo, para guiar a empresarios y autoridades en la toma de decisiones.

La primera ruta en la cual se estrenarán los buses donados será entre San José y Desamparados, confirmó el presidente Carlos Alvarado Quesada en la actividad realizada en la parada de autobuses frente al Palacio Municipal de ese cantón.

De acuerdo con el ministro de Transporte, si las concesiones se amplían a 15 años, se darían mejores condiciones a los transportistas para generar ingresos y contraer préstamos que paguen este tipo de autobuses de operación silenciosa, cero emisiones y más cómodos para los usuarios por su menor vibración a falta de un motor de combustión.

Además, podrán encontrar enchufes tipo USB para recargar sus celulares y utilizar Internet inalámbrico gratis durante los viajes.

“Es una reforma que plantearíamos desde el Ministerio, es la única manera de modernizar el equipo. Esto ha sido recomendado por estudios que se han hecho a nivel mundial. En Costa Rica hay recomendaciones similares, a partir de las cuales pretendemos que esta tecnología se vuelva la base del servicio en la zona metropolitana”, indicó Méndez.

Los autobuses donados por la cooperación alemana recorren 250 kilómetros con una sola carga; una quinta parte más que el recorrido diario de las rutas seleccionadas, confirmó Claus Kruse, director del proyecto MiTransporte, de la Cooperación Alemana GIZ.

Cada unidad trae una estación de recarga y se adquirieron dos adicionales de repuesto.

Inicio de servicio autobuses eléctricos este martes en el centro de Desamparados. Esta es una de las nuevas unidades. FotografÍa: Cortesía.
Inicio de servicio autobuses eléctricos este martes en el centro de Desamparados. Esta es una de las nuevas unidades. FotografÍa: Cortesía.

Aun y cuando hoy los autobuses eléctricos cuestan más respecto a los de motor de diésel, los primeros son más ahorrativos en mantenimiento y consumo energético. Incluso lo serían más al considerar que sus baterías se abaratarán en unos años.

Sin embargo, los autobuseros requieren más información sobre su desempeño en Costa Rica. Voceros de la Cámara Nacional de Transporte (Canatrans) y la Cámara Nacional de Autobuseros (Canabus) han manifestado al Gobierno que también requieren apoyo para costear los vehículos.

Un autobús eléctrico cuesta actualmente hasta $400.000 lo cual limita la compra, según los transportistas, quienes sí reconocen que su operación es mucho más barata por menos gasto en combustible y mantenimiento.

La clave del costo, no obstante, son las baterías y, justamente en ese rubro, se producen los principales avances. Las baterías avanzan en precio y densidad energética (cantidad de energía almacenada por unidad), con lo cual se abaratan los vehículos y aumenta su autonomía.

“Para mí es una gran alegría ver los autobuses en acción, ahora trabajaremos como socios estratégicos en temas de ambiente. Ambos países tenemos el gran reto de mitigar el cambio climático y, si logramos hacerlo aquí iniciando con estos autobuses, lo haremos en Alemania y podremos hacerlo en el mundo”, declaró Martina Nibbeling-Wriessnig, embajadora de Alemania en Costa Rica.

Por su parte, Andrea Meza, ministra de Ambiente y Energía, aseguró que estos primeros buses eléctricos demostrarán que Costa Rica está lista para un futuro sin muflas, con ciudades más limpias y más silenciosas.

“La transformación de nuestra flota de transporte público beneficiará a cada costarricense y hará el sistema más eficiente en términos de dinero y energía. La ruta que nos plantea el Plan Nacional de Descarbonización es esta: una Costa Rica moderna, eficiente, justa y sostenible”, afirmó.