Patricia Recio. 2 febrero
El Conavi colocó un sello asfáltico mientras se completa el proyecto definitivo. Foto: Rafael Pacheco
El Conavi colocó un sello asfáltico mientras se completa el proyecto definitivo. Foto: Rafael Pacheco

Además de construir la nueva carretera entre Guacimal y Santa Elena, la empresa que gane la licitación para ese proyecto deberá mantener la ruta libre de baches, huecos y cualquier imperfección durante los siguientes cinco años tras la entrega de la obra.

Esto, debido a que los 17 km de la carretera que lleva al bosque nuboso de Monteverde en Puntarenas, se construirán bajo una modalidad de diseño, construcción y mantenimiento, con la particularidad además de que esa conservación debe hacerse bajo un sistema de estándares de servicio, es decir procurando que la carretera mantenga niveles de calidad previamente establecidos.

La semana pasada el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) publicó un borrador del cartel de licitación para este proyecto, con la finalidad de que las empresas interesadas realicen observaciones y evitar así a futuro atrasos por objeciones o apelaciones una vez adjudicada la obra.

En ese documento, se menciona como parte de los estándares para el pavimento que los huecos que se detecten en la superficie de ruedo deben ser reparados en un plazo de un día, en tanto los baches mal ejecutados o huecos tapados provisionalmente deben repararse en un plazo no mayor a 10 días hábiles.

También indica que en el caso de hundimientos severos, grietas, desprendimientos o desniveles la empresa deberá repararlos entre 10 y 14 días luego de ser reportados.

El borrador además señala las multas económicas que debe cancelar la constructora por los días de atraso en resolver esos daños.

El proyecto de Monteverde fue calificado por el Conavi como un plan piloto, para responder a un informe de la Contraloría General de la República en el que se criticaba el modelo de contratación utilizado por el Conavi para las labores de mantenimiento de la red vial nacional.

Actualmente las empresas que ejecutan dichos contratos de conservación reciben el pago mediante un sistema llamado “precios unitarios”, el cual no establece incentivos para que los contratistas sean eficientes al ejecutar las obras, pues se paga por cada actividad que se ejecute y no por el resultado.

La indicación de la Contraloría es que el Conavi debe migrar hacia el modelo de estándares de servicio, en el cual se le exige a los contratistas que dan mantenimiento a las carreteras, que lo conserven dentro de los parámetros que de previo se fijen en el contrato y por el tiempo que ahí se acuerde.

Es por eso que en el borrador del cartel para la vía a Monteverde se incluyeron las especificaciones en las que se deberá mantener la carretera una vez que se entregue.

Nuevo intento, nuevo plan

FUENTE: CONAVI    || W.S. / LA NACIÓN.

Larga espera

Tras la publicación del borrador, el siguiente paso será publicar oficialmente el cartel en el Sistema de Compras Públicas (Sicop) para que las empresas hagan sus ofertas.

De transcurrir con normalidad, el proyecto podría quedar adjudicado a mitad de año.

Según los plazos que establece dicho texto, la empresa que resulte adjudicada tendrá 210 días para la etapa de diseño (siete meses) para la etapa de diseño y 610 días para la construcción (20 meses) para completar la obra.

Además del asfaltado, el proyecto incluye el diseño de al menos nueve obras de estabilización de taludes a lo largo de la ruta.

Los vecinos de Monteverde, así como los turistas que visitan la zona llevan más de 10 años esperando por el pavimento.

En diciembre pasado, el Conavi colocó un sello asfáltico que mejoró el tránsito por la zona, sin embargo el director de ese consejo, fue enfático en señalar que se trataba de una solución temporal y superficial, mientras se realiza el proyecto definitivo.

Anteriormente el proyecto había sido encargado a la empresa Grupo Orosi. Sin embargo, la administración rompió el contrato a finales del 2018 debido a que en año y medio al frente, la obra solo avanzó un 22% y tras múltiples advertencias la empresa no demostró mejoras en su capacidad de ejecución.

Con el nuevo plan, el Conavi busca “blindar” los trabajos, pues la empresa que resulte contratada deberá garantizar el resultado de la obra ya que será esta misma la que deba darle mantenimiento y mantenerla según lo acordado.

.