Diego Bosque. 18 mayo
El ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, participó, el 21 de febrero, en una inspección de obra junto a Alejandro Rossi, representante de UNOPS en Costa Rica. Fotografía: Alonso Tenorio
El ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, participó, el 21 de febrero, en una inspección de obra junto a Alejandro Rossi, representante de UNOPS en Costa Rica. Fotografía: Alonso Tenorio

Contratar a UNOPS, la agencia de la ONU a cargo de los viaductos en Circunvalación, resultó mucho más caro de lo previsto.

En 2015, cuando el entonces ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Segnini, firmó con UNOPS el memorando de acuerdo para que se encargaran de la gestión de diseños y construcción de los pasos a desnivel en Garantías Sociales, Guadalupe y la Bandera, el costo previsto era de $4 millones.

No obstante, cinco años después esos servicios subieron a $7,5 millones, lo cual equivale a un incremento del 86%, aproximadamente.

Entre los gastos asociados a UNOPS hay tres grandes componentes:

  • Costos directos: Especialistas internacionales y personal local
  • Gastos administrativos: Salarios de gerente país, asesores legales, financieros, auditor, material de oficia y pago de servicios públicos, entre otros.
  • Costos indirectos: Porcentaje de 2,56% del valor de la obra

La Nación solicitó una entrevista con Alejandro Rossi, representante de UNOPS en el país, pero no respondió a los correos electrónicos enviados.

De hecho, el presupuesto del Estado para la construcción de los tres viaductos en Circunvalación pasaron de $65,8 millones a $88 millones debido a los atrasos y la falta de planificación.

Parte de los atrasos se deben a que entre 2016 y 2017 UNOPS se enfrascó en una pugna legal, pues sostenía que los expedientes de contratación debían ser confidenciales. En ese periodo, por ejemplo, la Contraloría General de la República anuló la adjudicación de ese proyecto, una de ellas por la negativa de esa organización de que los oferentes tuvieran acceso a los archivos.

Además de los viaductos, a agencia de la ONU tiene a cargo la ejecución del puente sobre el río Virilla en la ruta 32, el puente Binacional, en Sixaola, Limón, la supervisión de la construcción del tramo norte de Circunvalación y ya concluyó la ampliación del puente sobre el río Virilla, en Lindora. Por todos esos proyectos cobra otras sumas por la administración.

A pesar de que el Gobierno vendió a UNOPS como una opción para agilizar la construcción de carreteras, un estudio de la Contraloría General de la República, de 2019, reveló que los plazos iniciales estimados de dichos proyectos aumentaron entre un 75% y un 186%. Los costos también se incrementaron en porcentajes que oscilan entre un 13% y un 76%.

UNOPS empezó trabajos con el Estado desde 2014, pero a la fecha solo ha finalizado por completo uno de los proyectos asignados (ampliación del puente sobre el río Virilla en Lindora).

En mayo de 2018, a pocos días de ser nombrado como ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata calificó, en una entrevista con este diario, la labor de UNOPS como nefasta.

Investigación en la CCSS

En febrero anterior, la Caja Costarricense de Seguro Social abrió un proceso fiscalización contra UNOPS para determinar su condición patronal. La investigación fue solicitada por la Contraloría General de la República.

Como parte de la investigación, el 25 de febrero, el Área de Aseguramiento y Fiscalización de Servicios de la CCSS envió una nota a UNOPS en la que requiere copias de los contratos firmados con los trabajadores, contratos de servicios profesionales, acciones y movimientos de personal, planillas internas de sus empleados, comprobantes de pago de salarios y los contratos de servicios firmados con el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

Luego, el 9 de marzo la Caja reiteró esa petición por medio del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Hasta ahora, ni UNOPS, ni la CCSS han confirmado si el primero ya cumplió el requerimiento de información.