Educación

Sutel incumplió conexión prometida en 90% de centros educativos

La Superintendencia debía conectar, al finalizar el 2021, 516 centros como parte de la Red Educativa del Bicentenario, pero solo fue capaz de dar conexión a 52. Afirman que es por la crisis de contenedores

De los 516 centros educativos que la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) se comprometió a conectar este año, como parte de la Red Educativa del Bicentenario, la institución incumplió en el 90% de los casos.

Fue en febrero del 2021, cuando el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) dio la orden a la Sutel de iniciar la conexión de los 2.375 centros educativos (53%) que le correspondían de acuerdo a los compromisos de la Red Educativa del Bicentenario.

El resto, 47% (2.139), le correspondía conectarlos a la Fundación Omar Dengo (FOD) pero, recientemente, la Contraloría General de la República dejó por fuera del proyecto a esta fundación. y ahora el MEP debe buscar otra forma de ejecutar este grupo.

Se suponía que, en el caso de la Sutel, debían conectar un grupo de 516 escuelas para este año, sin embargo, solo fue capaz de cumplir con el 10% (52) escuelas de las prometidas.

La Red Educativa del Bicentenario es un programa creado con el objetivo de conectar todas las escuelas y colegios públicos del país a una red de banda ancha de alta velocidad. Se pretende enlazar a los 4.514 centros educativos públicos y a las oficinas del Ministerio de Educación Pública (MEP) en una única red de un banda ancha, mediante fibra óptica, a una velocidad superior a 10 Mbps.

La Red fue anunciada por el mandatario Carlos Alvarado el 3 de agosto del 2018. En el caso de la Sutel, los recursos para desarrollarla provienen del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel).

Crisis de contenedores La Nación consultó a la Sutel las causas del atraso. Por medio de su oficina de prensa, se indicó que el Consejo de la Sutel, en coordinación con los operadores contratados, realiza “un esfuerzo adicional” para avanzar al máximo con la meta asignada y lograr el mayor avance antes del inicio del ciclo lectivo el 17 de febrero del 2022; con prioridad en los 458 centros educativos donde se ha avanzado en las fases de ejecución de manera simultánea.

“Los operadores que participan en la Red Educativa del Bicentenario han reportado que la crisis mundial de contenedores y la escasez mundial de microchips está impactado negativamente en la llegada de equipos y fibra óptica al país, materiales fundamentales para el despliegue de red externa e interna y conexión de cada centro educativo. Actualmente, tenemos 147 escuelas en lista de espera de materiales y se conectarán en cuanto lleguen estos insumos”, dijo Sutel como parte de sus justificaciones del atraso.

Agregaron que la Red Educativa ejecutada por Sutel cuenta a la fecha con 66 escuelas y colegios conectadas a Internet de banda ancha, entre 15 y 500 Mbps, 52 de esos han completado el 100% de las 10 fases requeridas y 14 están a la espera de aceptación por parte del MEP, pero ya están en funcionamiento y recibiendo el servicio.

Paula Villalta, viceministra de Planificación Institucional del MEP, dijo que, la conexión de Internet veloz en los centros educativos es vital ya que, actualmente, el 87% de centros educativos están conectados con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y otro programa de la Sutel, pero solo se alcanza una conexión de 5 megas que apenas sirve para conectar la computadora del director.

En el caso de los centros educativos que estaban a cargo de la FOD, alcanzaban al 70% del millón de estudiantes del país ya que se caracterizaban por ser los de mayor población. Otra característica era que ya tenían infraestructura en telecomunicaciones por lo que nada más era de conectar la tecnología.

Los centros a cargo de la Sutel se caracterizan por ser los más alejados, de menor población (entre todos se cubre el 30% de los alumnos del país) y, en su mayoría, no tienen infraestructura en telecomunicaciones por lo cual la Sutel debe hacer la inversión en la colocación de postes y otra infraestructura para poder dar el servicio.

“En esos 516 (que tenía que conectar este año la Sutel) la mayoría tiene infraestructura de telecomunicaciones, parte de criterio es que hubiese infraestructura para conectar; el resto (a cargo de la Superintendencia) no está en los planes y son centros que no tienen infraestructura”, dijo Villalta.

Reiterados incumplimientos

Este medio cuestionó a Villata sobre qué garantía había de que la Sutel cumpliera con la Red Educativa del Bicentenario teniendo en cuenta que ya la Superintendencia incumplió con la promesa, hecha en setiembre del 2020, de conectar a Internet a 100.000 familias en donde habitan estudiantes pobres de escuelas y colegios que necesitaban estudiar durante la pandemia.

La intención de Sutel era conectar 7.500 hogares por mes, pero eso nunca ocurrió; a noviembre del 2021, la Superintendencia solo había conectado al 9,4% (9. 523) de total de 100.000 familias propuestas.

La Sutel también incumplió su promesa, hecha también en setiembre de 2020, de adquirir 86.000 computadoras para que el MEP las repartiera entre estudiantes necesitados para continuar su educación en la pandemia. Sin embargo, al finalizar el 2021, no se ha entregado ni una sola de esas computadoras.

Villata dijo que eso es “parte del riesgo”.

“Con el eje Sutel, somos beneficiarios de lo que pueda instalar Fonatel, ellos llevan su ritmo, tiene una unidad gestora y nosotros vamos apoyado con los centros educativos, la documentación necesaria, entre otros. Esa es la velocidad que llevan ahora no puedo decirle por qué van lento. Con el eje FOD de la Red Educativa, debían brindar calidad, atención, velocidad en el servicio, debía cumplirse en tiempo los compromisos, tenían que dar informes de avance y otra serie de medidas para nosotros llevarle el pulso al proyecto; con la Sutel, no, porque ellos tienen sus procesos de contratación, ellos son los que van diciendo la velocidad de trabajo”, manifestó Villalta.

Daniela Cerdas E.

Daniela Cerdas E.

Bachiller en periodismo, estudiante de Derecho. Cobertura de la temática educativa del país desde 2015. Redactora del año La Nación, 2018.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.