Educación

MEP disimula malos promedios de escolares en pruebas FARO

Ministerio describió resultados como bajos, intermedios o altos, pero promedio de notas no llegó ni al 70 en ninguna de las tres asignaturas evaluadas

Aplicación pruebas FARO 2021. Prensa Mep.

Los miles de escolares de quinto grado que se sometieron en noviembre a las primeras pruebas FARO en Español, Matemáticas y Ciencias obtuvieron notas promedio por debajo de 66. Ese mal resultado se conoce hasta hoy porque el MEP lo disimuló dando a conocer solo que la mayoría de los alumnos tuvo un desempeño “intermedio”, según una nueva escala de evaluación.

Ante las dudas sobre los resultados, compartidas incluso por los miembros del Consejo Superior de Educación (CSE), La Nación solicitó al MEP los datos específicos de las calificaciones promedio de cada uno de los siete tipos de exámenes aplicados a los niños.

Según esa información que el MEP no había hecho pública, las notas promedio de los escolares de escuelas diurnas no llegó ni a 70 en ninguna de las tres asignaturas. En Ciencias, el promedio de calificación fue 61,2; en Español, 61,4 y, en Matemáticas, 65,8.

A pesar de los malos resultados que el MEP conocía, la institución solo anunció, el 23 de febrero, día en que entregó a la prensa los resultados de FARO, que la mayoría de los escolares tuvo un desempeño “intermedio” en las pruebas.

Esos resultados solo por “nivel de logro” también fueron presentados ante el Consejo Superior de Educación (CSE), máximo órgano rector de la educación en el país. Sin embargo, generaron dudas.

Gilda Montero Sánchez, delegada de los gremios ante el CSE, incluso dijo: “No dice si son malos o buenos, solo dice que estamos más o menos, no se sabe si más o menos buenos, o más o menos malos. Hizo falta tener otro parámetro de medición para poder ubicar a los alumnos y eso no lo arroja la forma en que evaluaron los resultados. Con tres niveles es muy difícil decir en qué nivel están los alumnos; todos están en un más o menos gigante, ¿qué hay que decir? ¿Hay que mejorar el sistema o no hay que mejorarlo?”.

De acuerdo con Liliam Mora, directora de Gestión y Evaluación de Calidad del MEP, las pruebas FARO tienen un modelo de evaluación diferente y, por eso en la conferencia de prensa no dieron a conocer los promedios de las notas.

“Estamos frente a pruebas con un modelo de evaluación criterial y no normativo, porque la validez de los resultados y el sentido verdadero de estas evaluaciones, van en función del nivel de logro y no de la calificación o nota. Si no, caeríamos en lo mismo, es decir, en afirmar cuántos se quedan y cuántos pasan, lo que es incorrecto. Lo correcto es que la persona estudiante pueda decir en qué nivel de logro me ubico, cuánto sé y cuánto me falta por llegar a un nivel de logro o desempeño óptimo, qué me falta”, enfatizó.

Siete tipos de pruebas

Por cada asignatura, se aplicaron siete tipos de pruebas de acuerdo con las distintas poblaciones de quinto grado, entre estas, alumnos de escuelas diurnas, de nocturnas, o estudiantes con adecuación curricular. Se sacó el promedio nacional que cada población obtuvo, por materia, en cada uno de los siete cuadernillos aplicados.

Al sumar todas las poblaciones, fueron 66.000 escolares los que realizaron las tres pruebas Fortalecimiento de Aprendizajes para la Renovación de Oportunidades (FARO), pero el grueso de la población, cerca de 62.000 (la cifra varía de acuerdo con la materia), integrada por alumnos de escuelas diurnas, aplicaron una única prueba en cada materia, la código 81.

Así, por ejemplo, de los 62.028 estudiantes de primaria diurna que realizaron la prueba FARO de Español, el promedio nacional de nota que obtuvieron fue de 61,4.

De los 63.039 que realizaron la evaluación de Ciencias en primaria diurna el promedio nacional de calificación fue 61,27. En Matemáticas (M81), los 62.755 examinados tuvieron un promedio de nota de 65,86.

Esos bajos resultados se obtuvieron a pesar de que las pruebas no siquiera evaluaron el total de los conocimientos que en ese nivel debían alcanzar. Solamente se tomaron en cuenta las habilidades y aprendizajes que los estudiantes alcanzaron al primer semestre del 2021, las que representan cerca del 50% de los contenidos que los alumnos hubieran abarcado en condiciones normales.

Nivel de logro

Luego de que el MEP anunció en conferencia de prensa los resultados de las pruebas FARO, sin dar a conocer los promedios nacionales, La Nación hizo consultas sobre esa información. Según las autoridades, no se podían promediar los resultados nacionales porque se le hizo una prueba distinta a cada tipo de población y cada una tenía un promedio nacional distinto.

Un promedio de promedios, estadísticamente no tiene sentido, porque estas pruebas fueron aplicadas a diferentes poblaciones. Tiene que tomar cada una de las poblaciones, por aparte, y estudiar términos cualitativos.

“En este caso, a partir del promedio se hizo un parámetro, que es el que se va a estar utilizando, se pueden agarrar todos los cuadernillos y sacar un promedio de eso; estadísticamente, es un error calcularlo, puede calcularlo, pero está haciendo una inferencia espuria porque en realidad no tiene sentido”, explicó Yessenia Oviedo, del Departamento de Evaluación Académica y Certificación del MEP y quien formó parte del equipo de pruebas FARO.

Con esa justificación, el Ministerio solo dio a conocer, en febrero anterior, los resultados por “nivel de logro” en el que se ubicaron los alumnos que realizaron cada una de las tres pruebas. Se distribuyó en nivel 1 (el más bajo), nivel 2 (intermedio), y nivel 3 (el más alto). Por ejemplo, según lo dicho en conferencia de prensa, en Español, el 93% de los evaluados se ubicaron en el nivel 2; en el nivel 1 el 4% de los alumnos y en el nivel 3, el 3%.

En Matemáticas, en el nivel 2, quedaron el 89% de los estudiantes mientras que en el más bajo, el 8%; en el mejor, o nivel 3, de nuevo un 3%.

En el caso de Ciencias, en el nivel intermedio o 2 se ubicaron el 77% de los escolares evaluados; en el 1, el 17%, mientras que en el 3, el 6%. También se dieron a conocer el porcentaje de nivel de logro por Dirección Regional.

Para Manuel Antonio Bolaños, exministro de Educación (2003-2006) y otro integrante del Consejo, lo que el MEP les presentó fue un resultado preliminar del desempeño de los alumnos, el cual no permite conocer los resultados de las primeras pruebas FARO.

“Hoy FARO no se puede comparar con nada. En mi criterio y según mi experiencia al frente del MEP, quedo a la espera de una mayor profundidad de los resultados, de un conocimiento más amplio de números finales. Sin embargo, lo presentado, ya nos comienza a indicar problemas en materia de educación, hay un gran rezago educativo y un gran trabajo que hacer”, manifestó Bolaños.

Alexandra Ulate, viceministra administrativa del MEP, dijo que la presentación de los resultados por “nivel de logro” es una transición en la evaluación; transición cultural, del docente, de la familia, del estudiante y del país.

“Estamos migrando de una calificación a un nivel de logro. Las autoridades tendrán que ir tomando esas decisiones de que (los resultados) se pueden presentar en una escala de 400; este año se harán otras aplicaciones de FARO, tendremos resultados, podemos tener análisis psicométricos que nos van dando fortalezas en las pruebas, nos van dando información de cómo mejorar y las cosas que hay que mejorar”, dijo Ulate.

Según ella, los promedios nacionales por materia le sirven al alumno para ubicarse, ya que cuando se les entrega el cuaderno de la nota en cada materia, se les entrega el promedio de calificación de su centro educativo, el nacional y su nota.

Oviedo, por su parte, insistió en que se deben ver los promedios de notas a la luz de la población, porque si se ve el promedio solo, advirtió, se estaría volviendo a caer en el sistema anterior, de bachillerato.

Para la funcionaria, el promedio de notas de cada población es un insumo más, pero, para el MEP, el insumo más importante son los niveles de logro por su “caracterización cualitativa”.

Otras poblaciones

Según los datos brindados por el MEP, se aplicaron las pruebas FARO a diferentes poblaciones.

En el caso de la población de Escuelas Diurnas con adecuación curricular, en promedio, se le aplicaron las pruebas a 3.800 alumnos (varía levemente de acuerdo con la materia). En Español, el promedio de nota para esa población fue de 54,2; en Ciencias, 56,9 y en Matemáticas, 64,7.

En el caso de las Escuelas Nocturnas se aplicaron las pruebas a 33 alumnos. El promedio de calificación en Español fue de 62,5; en Ciencias, 67,3 y en Matemáticas 63,4.

En los Institutos Profesionales de Educación Comunitaria (IPEC) y Centros Integrados de Educación para Adultos (Cindea), se aplicó FARO a 140 alumnos (varía por materia) que realizaron tres tipos de pruebas. Los promedios de Español en esos tres tipos de exámenes fueron 62,37; 65,47 y 67,93. En Ciencias, 69,94; 76,67 y 64,06; finalmente, en Matemáticas en 61,76; 70 y 72,37.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.